Suecia, la golosa tierra del Fika

 

gastronomia-suecia2
Dalarna, Suecia: Korsa Herrgård, el lugar donde comí las mejores tortas de mi vida

Si hablamos de Suecia, seguramente lo primero que se te viene a la mente son vikingos, frío, auroras boreales, lagos y bosques. A mi también me pasaba lo mismo. Pero después de haber vivido tres meses en ese país, me siento en la obligación de contar lo más característico y delicioso del lugar: el fika.

El fika, en realidad, no es un sabor, sino un momento. Un tiempo de pausa que las personas se toman para hacer un stop en su vida cotidiana, y se sientan a comer algo dulce. 

De hecho, los trabajadores suecos, tienen un descanso especial para el fika. No importa si trabajan de mañana, tarde, o noche, siempre hay lugar para el fika.

gastronomia-suecia4
El 6 de Junio se celebra el Día Nacional en Suecia. Infaltable celebrarlo con fika

Como buena argentina fanática del mate con facturas, me lo imaginaba como una especie de merienda, un tea time que se dá en horas de la tardecita. Pero no, va mucho más allá. Se puede dar a las 11, a las 13, a las 15, a las 17. A la hora que sea. No hay hora para el fika, pero siempre hay un momento del día que se destina a eso.

Y lo más importante, es que no es cualquier comida. Es algo dulce. Si te comés un sandwich, un pancito, una fruta, no es fika. Por lo general en el fika se suele comer torta con café. Un café bastante diferente a como se toma en otras partes del mundo. Es un café de máquina, que no tiene el mejor sabor del mundo, pero aún así es el sabor que encontrás en cualquier cafetería sueca. 

gastronomia-suecia5
Trabajando en un café de Suecia. Cada fin de semana, hacía varias tortas de distintos sabores y colores, para el fika

Las tortas pueden ser de todo tipo, desde lemon pie, cheese cake, hasta tortas de chocolate con arándanos (los berries que juntábamos en el bosque a mitad de verano), y tortas llenas de crema y frutillas. Aunque también se pueden comer galletas, cupcakes y rolls de canela, lo más común, son las tortas.

Dato de color: en Suecia aprendí a ponerle flores a las tortas. Porque tan importante como el sabor, es una buena estética.

gastronomia-suecia3

Jordgubbstårta – Torta de frutillas

Una de las cosas que más me costó de la pastelería sueca, es el tema de las medidas. En Argentina, solemos usar gramos, decímetros cúbicos, tazas. 

En Suecia tienen una cuchara mágica, con todas las medidas, la cual llenás hasta el tope, y equivale a la medida exacta. Aunque se usa no sólo en Suecia, sino en varios países.

Ingredientes

Para el bizcochuelo

4 huevos

2 dl de azúcar

1 dl harina de trigo

0,75 dl de harina de papa

1,5 cucharadita de polvo de hornear

Relleno 1:

2 dl de crema de vainilla (en Suecia se compra el envase ya listo, y sólo se bate; pero sería el equivalente de mezclar la crema con esencia de vainilla, tipo chantilly)

Mermelada de frutilla

Frutillas en rodajas

Relleno 2:

2 dl de crema batida

Mermelada de frutilla

Frutillas en rodajas

Cubierta

3 dl de crema batida

250 gramos de frutillas

Preparación

Enmantecar y enharinar un molde de 26 cm de diámetro

Batir en un bowl los huevos y el azúcar hasta que se forme una mezcla esponjosa. En otro recipiente, mezclar las harinas y el polvo de hornear. 

Luego incorporar la mezcla líquida con la sólida y mezclar, hasta que queden todos los ingredientes unidos, y sin grumos.

Llevar a horno suave, 175°C por 40 minutos. 

Armado 

Una vez frío el bizcochuelo, dividir en tres partes.

Apoyar la base del bizcochuelo, sobre una bandeja mayor al diámetro de la torta. Primero la rellenamos con una capa de mermelada de frutillas, por encima las frutillas en rodajas, y sobre esto distribuimos la crema de vainilla.

Colocamos la parte de encima de la torta, y la segunda capa la rellenamos de la misma forma, sólo que en lugar de usar la crema de vainilla, usamos la crema batida común.

Luego colocamos la parte superior de la torta.

Cobertura

Esta es la parte que más me gustaba cuando hacía las tortas en Suecia. Se cubre toda la torta con crema batida de manera que no se vea nada del bizcochuelo. Se puede cubrir con una capa importante de crema, aunque lo que yo solía hacer, era  poner la crema batida con una manga por los costados (de manera vertical).

Al final, se le pone una abundante capa de frutillas en el medio, cortadas por la mitad.

gastronomia-suecia

 

Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here