El  Manso en Rio Negro

El  Manso

Por Romina Romero especial para Revista Latitud

Así como lo dice su nombre es todo eso que muchos de nosotros necesitamos experimentar. El Manso es un pequeño pueblo ubicado a 104 km desde la Ciudad de San Carlos de Bariloche, en la Provincia de Río Negro, Argentina.

Es un paraje rural, rodeados de bosques y valles, de rica vegetación, y animales autóctonos; con confluencia de varios pequeños ríos y arroyos, quienes en su mayoría descienden del Cerro Tronador. Es el principal afluente del Río Puelo, que desemboca en el océano Pacífico, en Chile.  

Este paisaje ofrece a todos sus visitantes la oportunidad de experimentar en primera persona un contacto con  la naturaleza en su estado más puro y real que pueda existir.

Destinado para quienes deseen hacer camping de montaña, realizar prácticas deportivas como rafting, paseos en kayaks, pesca, trekking, cabalgatas por el sendero hasta el Paso Fronterizo con Chile o simplemente para quienes deseen desconectar con lo rutinario para conectarse con uno mismo.

el manso en rio negro

 Con sus árboles gigantes quienes son los protagonistas

Sus bosques y senderos invitan a admirar lo grandiosa y hermosa que es nuestra naturaleza. Un lugar que a cada persona lo sensibiliza desde el primer contacto visual que toma; con un balneario de aguas cristalinas combinando colores en verdes y turquesas, rodeados de montañas que en cada estación ofrece un paisaje diferente: durante el verano en sus extremos más altos el calor de sol  crea las cascadas del deshielo; la  majestuosidad de ver sus picos cubiertos por nieve en el invierno y durante el otoño su vegetación en tonos sepias.

A orillas del balneario se encuentra un modesto y cálido restaurant que ofrece comidas típicas del lugar con una amplia carta de opciones para veganos y personas celiacas, cervezas artesanales y acompañamientos para una merienda de montaña. Allí nos recibió Tony, su dueño que junto a su familia son los mejores consejeros a la hora de elegir qué productos degustar. También es un gran conocedor del lugar y un excelente guía; nadie mejor que él para una caminata rodeada de líquenes y salvia en el bosque, con sus árboles gigantes quienes son los protagonistas.

el manso en rio negro

Como imaginar por unos instantes que estamos en un bosque encantado

Miles de atracciones, un lugar y un sólo sentir personal que pude experimentar en mi recorrida, con sus senderos, su vegetación, su tranquilidad, sus aguas cristalinas y sus leyendas logran que cada kilómetro recorrido hasta este lugar valga la pena y sea digno de conocer y de volver siempre a encontrarse con este paraíso.

Sin duda es un paraje rural tan cautivador como mágico. Esa sensación de caminar en el bosque y mirar hacia arriba nos hace sentir que somos miniaturas ante tanta inmensidad; es como imaginar por unos instantes que estamos en un bosque encantado, realmente fue una de las experiencias más hermosa de mi vida, y créanme que de verdad deseo que todos algunas vez puedan experimentarlo.

el manso en rio negro

La Naturaleza volvió a respirar

Estamos atravesando un momento histórico a nivel mundial, donde todos jugamos un rol valiosísimo en la vida del otro, en donde cuidarse es cuidar al otro literal. La Historia nos está dando otra chance donde cada uno desde el lugar que esté, puede ser ese Héroe que alguna vez soñó ser.

La Naturaleza volvió a respirar, el planeta nos está mostrando que de a poco vamos haciendo las cosas bien…ver a los animales disfrutar de esos espacios que son de ellos, ver el agua cristalina, sentir el aire más puro indudablemente se lo debíamos a nuestra tierra. Pongámonos del lado indicado de la Historia y mostremos que podemos ser los verdaderos Héroes contra cualquier mal.

 

Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here