Inicio Blog

La Cumbrecita y su belleza de cuento.

0
La Cumbrecita

La Cumbrecita y su belleza de cuento.

Por Marcela Canducci especial para Revista Latitud

Lo primero que nos pasa por la mente al entrar en este pueblo es que estamos en una villa tirolesa perdida en el tiempo. Y a decir verdad no estamos tan equivocados, ya que todo el lugar posee reminiscencias germánicas del siglo XV. Así de especial se presenta esta pequeña villa de montaña en un reducido valle surcado por un serpenteante río cristalino.

La Cumbrecita tiene sus propios tiempos, negocios de artesanías, recuerdos y pastelería europea durante el día, y cuando cae la tarde sólo quedan unos pocos negocios abiertos, en su mayoría para comer o tomar algo. Contrariamente a otros lugares turísticos, cerca de las 22 ya casi no hay lugares abiertos para cenar. Así que si sos de los que cenan tarde, te aconsejo que cambies tu rutina mientras estés allí y vayas temprano, digamos entre las 20 y las 21. En este pueblo de duendes, las noches están hechas para descansar amigos, y es que tanto verde y magia necesita tiempo para renovarse y resurgir cada mañana muy temprano, cuando llegan los primeros turistas.

La Cumbrecita

Un Poco de historia

La historia de este lugar encantador comenzó allá por 1932 cuando llegó desde su Alemania natal el Dr. Cabjolsky acompañado por su esposa , sus hijos de 13 y 11 años, su ama de llaves y el esposo de ésta.

Buscaban un lugar para vacacionar y dos años más tarde compraron un campo de 500 hectáreas en las sierras cordobesas cuyo punto de referencia era el Cerro Cumbrecita.

En ese entonces no existían caminos y todo debía hacerse a lomo de burro, imagínense… El pueblo más cercano era Los Reartes, que por aquel entonces era sólo una posta para cambio de caballos del camino real. La distancia entre su campo y Los Reartes era de 27 km. El próximo asentamiento estaba a otros 11 km y era la entonces denominada estancia El Sauce, que años más tarde se transformó en la actual Villa General Belgrano. Para aprovisionarse de materiales y comestibles era necesario viajar a la ciudad de Alta Gracia. ¡Todo un viaje el de aquellos pioneros!

Tiempo después, los hermanos Enrique y Federico Behrend, cuñados del Dr. Cabjolsky, llegaron de Europa e iniciaron su tarea de forestación. Se dedicaron a desarrollar un vivero local plantando los primeros pinos y el trazado de un camino desde Los Reartes.

La Cumbrecita

Los cimientos de La Cumbrecita

La primera edificación, se hizo en adobe y fue iniciada en el año 1935. La idea original era que sirviera de casa de veraneo, pero muy pronto se transformó en albergue para poder alojar a los amigos de la familia. Años más tarde, y debido al interés turístico, esa casona comenzó a funcionar como una pequeña hostería familiar.

Mientras tanto, el ama de llaves y su esposo continuaron al lado de la familia Cabjolsky, para luego dedicarse a la fabricación de masas y tortas. Tiempo después lanzaron su propio negocio.

Y así comenzó a gestarse la vida de este pueblo, el loteo original, el trazado de las calles y las primeras edificaciones fueron realizadas por el hijo mayor de la familia Cabjolsky, que era ingeniero. En los años 40’s se construyeron las primeras casas particulares y el pueblo lentamente fue adquiriendo ese aire particular que lo caracteriza.

Poblada por inmigrantes de Europa central, la villa es una joya ecoturística, completamente peatonal.

Las autoridades comunales la declararon zona de protección ambiental y desde 1996 es «Pueblo Peatonal», debido a que rige una restricción vehicular permanente para el acceso en automóviles, principalmente durante el día.

La Cumbrecita

Pero vayamos  a recorrer los principales puntos de interés, esos que ningún turista tiene que dejar de visitar:

La Capilla Ecuménica

Por el camino del bosque, en una de las zonas más elevadas, se encuentra esta bellísima construcción. Fue diseñada por el hijo del Dr.Cabjolsky, uno de los pioneros de La Cumbrecita.

Se construyó en el año 1967 con el fin de que permanezca abierta a todos los credos.

La Olla

Es uno de los rincones más visitados del arroyo Almbach. Se encuentra en uno de los extremos del pueblo y es uno de los balnearios predilectos durante los días de verano. Este salto de agua cae en una cristalina pileta natural de más de 6 metros de profundidad.

El bosque de Abedules

Es uno de los tantos bosques del pueblo. Para llegar a él, es necesario cruzar el arroyo Almbach por un pequeño puente de madera y bordear la tradicional Confitería Liesbeth. Desde allí se asciende unos pocos metros y se llega a este hermoso bosque de abedules, uno de los más importantes de toda la región.

Durante la primavera y el verano, el abedul se distingue del resto las especies por el color plateado de sus ramas y el verde intenso de sus hojas. Pero es en otoño cuando más deslumbra, por la increíble variedad de colores que va adquiriendo el follaje.

Cascada Grande

Es uno de los puntos más hermosos del arroyo Almbach. Después de pasar por el pueblo, se abre paso en medio de una gran quebrada y produce este espectacular salto de agua de 14 metros de altura, que se precipita sobre una olla de unos 5 metros de profundidad.

 

marcela canducci

La Pampita

Podríamos decir que así se veía La Cumbrecita antes de que los pioneros la construyeran. La Pampita es una inmensidad casi sin vegetación. Se encuentra saliendo del pueblo hacia la ruta, a unos 900 metros.

La Fuente

La Fuente fue diseñada por el Ing. Helmut Cabjolsky y construida en madera de lapacho en el año 1942, como obsequio para el cumpleaños de su padre, el fundador de La Cumbrecita. Posee un cuenco que almacena el agua y está coronada por una campana que se hacía sonar como alarma en caso de incendio o emergencia, alertando a todos los habitantes del pueblo.

El Castillo

Esta original construcción fue ideada por Erwing Müller, a principios de la década del 40 y se caracteriza por los símbolos y escudos grabados en la madera de su amoblamiento y en la piedra de sus paredes.

La Plaza de los Pioneros

Esta fantástica plaza, poblada de árboles y cercada con madera, fue construida en homenaje a los primeros pobladores de La Cumbrecita.

Cerro Wank

Pasando el bosque de Abedules, y trepando por la montaña nos encontramos con este cerro, de 1715 metros, y desde el cual se pueden apreciar las vistas más espectaculares del valle.

La oferta de La Cumbrecita no termina en sus lugares típicos, ya que el turismo de aventura tiene un lugar predominante en toda esta zona.  

Se puede hacer senderismo, trekking, arborismo, pesca deportiva, tirolesa y excursiones a distintos puntos. Siempre bajo las instrucciones de guías habilitados, las excursiones que se pueden realizar son muy variadas y se dividen según la distancia de los puntos a unir y el grado de dificultad, por ejemplo:

Los senderos Intermedios, incluyen los recorridos hacia Cascada Escondida, Lago Esmeralda, Cerro Wank, Casas Viejas y Río Subterráneo. Los senderos Largos nos llevan al Cerro Corona, Cerro Águila y Cerro Blanco.

Y los senderos Muy Largos, nos conducen a Quebrada del Yatan, La Lagunita y Puesto de Garay entre otros parajes.

Y  esto es sólo el principio…La Cumbrecita tiene mucho más, sólo hay que tomarse unos días, meterse de lleno en este pueblo encantado y dejarse llevar por la aventura de conocerlo.

América en Bicicleta

0
Fotografía de Juan Cruz Hurtado bicicleta
Fotografía de Juan Cruz Hurtado

 

Entrevista a Un Viajero Frecuente

Entrevista a Juan Cruz Hurtado exclusiva para Revista Latitud

Entrevistamos a Juan Cruz Hurtado, un aventurero ciclista que desde mayo del año pasado lleva pedaleados más de 9200 kilómetros de América del Sur. Lo hicimos a través de la web ya que, por causa de la pandemia mundial, se encuentra hace 2 meses en Quito, en una extensa pausa de su recorrido.

Juan Cruz es Bonaerense de nacimiento, aunque vivió gran parte de su vida en Gualeguay, Entre Ríos, donde se crió y desde desde donde inició su viaje. Antes de partir con su bicicleta, vivió también 6 años en Río Grande, Tierra del Fuego. 

Su meta es llegar hasta México pedaleando, así que seguramente ni bien se normalice el tránsito seguirá rumbo a su destino final.

Fotografía de Juan Cruz Hurtado bicicleta
Fotografía de Juan Cruz Hurtado

– ¿Cómo nace este proyecto viajero y por qué en bicicleta?

Un día me cansé de la rutina, del trabajo, de pagar impuestos por todo, me sentía un completo esclavo del sistema (mientras la vida me pasaba por el costado). En principio, iba a viajar de mochilero (haciendo dedo, digamos), pero unos meses antes de comenzar la travesía, decidí hacerlo en bicicleta, ya que te da mucha independencia, libertad, acampás, interactúas más con las personas, conocés mejor la cultura de cada país, la manera en que viven, y vas tan despacio, que podés disfrutar cada detalle del camino.

-¿Cómo es que decides dejar lo que hacías anteriormente y arrancar a comerte las rutas?

Me apasiona viajar y estar en la naturaleza, lo llevo en la sangre, pero el miedo a perder la estabilidad económica (renuncié al trabajo), el confort, las cosas materiales (vendí TODO), los amigos, la familia, me tenían atado. Pero un día decidí dejarlo todo y salir de viaje. 

Fotografía de Juan Cruz Hurtado bicicleta
Fotografía de Juan Cruz Hurtado

-¿Te preparaste mucho físicamente antes de emprender la aventura?

Antes de comenzar la aventura, vivía en Río Grande, Tierra del Fuego y no había tocado una bicicleta durante 6 años, jugaba mucho al fútbol, entrenaba, iba al gimnasio y los fines de semana hacía trekking en las montañas. Pero me di cuenta, que este tipo de viaje, es más mental que físico.

– Los medios de comunicación nos han creado la idea de que el mundo es un lugar peligroso y hostil ¿Qué te ha enseñado tu experiencia?

Para mi, la prensa es el principal enemigo de los soñadores ya que, en los últimos años, vende más lo malo y trágico que lo bueno, les crea imágenes a las personas de que todo es un caos y no es así. En estos 14 meses de viaje, no he tenido ningún inconveniente, en todos los países me trataron muy bien, conocí personas con una bondad infinita y muy hospitalarias, tengo los mejores recuerdos… el que menos tiene, es el que más te ayuda, ya que sabe lo que es la necesidad, lo poco que tienen, lo comparten, y es algo de lo más valioso que me dio este viaje.    

Fotografía de Juan Cruz Hurtado bicicleta
Fotografía de Juan Cruz Hurtado

-¿En qué pensás mientras pedaleas?

Pienso en lo simple que se puede vivir, todo lo que tengo cabe en unas alforjas…

-¿Qué es lo que no puede faltar en tus alforjas al salir a la ruta? ¿Algo indispensable?

Agua, comida, mate y música, el resto se puede pilotear ¡jajaja!    

-¿Cuántos kilómetros pedaleas por día? ¿Cuál es la distancia más larga que hiciste en bicicleta en un mismo día?

Los primeros días entre 70 y 90 km diarios, luego empecé a disfrutar más del camino, entendí que no hay apuro, no tengo horarios y nadie a quien responder, es decir, si a los 10 km de pedaleo, veo un lugar bonito para acampar, ahí me quedo a pasar la noche. No tengo alarmas, todas las mañanas me despierto cuando el cuerpo me lo pide, desayuno tranquilo y salgo cuando siento deseos de hacerlo… en fin, hago lo que siento. 

A veces quieres llegar a determinado lugar el mismo día, como cuando hice el trayecto más largo desde Guayaquil a la costa de Ecuador, de 107 km de un tirón.

-¿Cómo llevabas el tema de la mecánica? ¿Saliste sabiendo algo o aprendiste en el camino?

No se nada de mecánica aunque aprendí algo en el camino, lo justo e indispensable para no quedarte varado en la ruta. Arreglar un pinchazo, limpiar la transmisión, revisar las pastillas de frenos, los rayos, los cables (regular la tensión de los mismos)  y no mucho más. 

Fotografía de Juan Cruz Hurtado
Fotografía de Juan Cruz Hurtado

-Una pregunta que creo que es un poco difícil: ¿Cuál es tu top 3 de momentos en el viaje?

Jaja hay varios sí, pero ahí van 3 momentos que me gustan… 

  •       acampar (preparar fuego, la carpa, cocinar), creo que ya me pasé… 
  •       tomar caminos alternativos, esos de tierra y descubrir increíbles lugares.
  •       preparar el mate a la tarde, luego de un duro día de pedaleo me resulta muy gratificante.

-¿Qué le aconsejarías a una persona que quiere hacer su primer viaje en bici?

Viajar en bici es la mayor expresión de libertad que puede sentir uno como para perdérsela.

Fotografía de Juan Cruz Hurtado
Fotografía de Juan Cruz Hurtado

Llegué a Quito un día antes de que comience la cuarentena obligatoria (17 de marzo), los primeros 2 meses los pasé en la casa de una persona que conocí en la playa, y luego me mudé a una casa de familia, que es donde estoy ahora hace más de 2 meses y donde pasé mi cumpleaños N° 34 el 17 de mayo pasado (viajando solo en bici, en plena pandemia, en otro país, con personas que desconocía por completo y que festejaron mi cumpleaños como si fuese uno más de la familia).

Me encuentro varado en Quito, Ecuador… Cuando pueda continuar, pasaré a Colombia y luego pedalear todo Centroamérica hasta llegar a México.

Estas son sus redes sociales, para que sepas mas de él y sus viajes frecuentes

Facebook

Instagram

Youtube

Todo sobre Nueva York

0
skyline de new york

Nueva York

Por Federico Petrocco especial para Revista Latitud

Ciudad de artistas y emprendedores, multicultural hasta la médula, la meca de los soñadores, donde a cada momento suceden cosas a escala cinematográfica.
Fue conquistada por King Kong y más adelante por Don Corleone. Con su música Frank Sinatra la nombró como «New York New York», la estatua de la libertad protege su ideología y Wall Street sus inversiones.
Fue la cuna de íconos del arte y el deporte como Woody Allen, Michael Jordan o Al Pacino, como también de Batman y Spiderman, del mundo de la ficción.
No existe en occidente una ciudad más afamada que Nueva York. Ya sea por su importancia en el mundo de las finanzas, la popularidad promovida por Hollywood durante décadas o la infinidad de eventos artísticos que tuvieron su origen allí, que no debe existir persona en el mundo que no la conozca.
La gran manzana es el destino por excelencia para aquellos viajeros que disfrutan de gastar sus suelas por las icónicas capitales del mundo, ya que cuenta con cientos de actividades a la carta para todos los presupuestos, incluso para los más ajustados.

Skyline desde el Puente de Brooklyn
Skyline desde el Puente de Brooklyn

¿Cuál es la mejor época para ir?

La mejor respuesta a esta pregunta es ¿Qué escenario buscas? ¿nevado o luminoso? Nueva York puede visitarse en cualquier estación del año, la elección de una u otra quedará en exclusividad para el gusto personal.

El  verano es caluroso, en ocasiones sofocante. La acumulación del smog eleva la temperatura en la ciudad a veces con picos muy altos. Sin embargo es la época ideal para combinarla con las playas de Coney Island o Brighton Beach.

El invierno es todo lo contrario, temperaturas bajo cero y nevadas, ideal para hacer angelitos en el Central Park o ver nevar desde el interior de un café. Por lo general con un buen abrigo se esta bien. A principios de febrero existe el riesgo de tormentas de nieve, que suelen dificultar el tránsito y hasta hacen cerrar los aeropuertos.

Por último el otoño y la primavera, dos épocas moderadas, sin tanto calor ni frío, justas para caminar sin parar durante todo el día. Los colores de los parques en otoño y primavera son inigualables.

Eligiendo dónde quedarse

La odisea de elegir un alojamiento en Nueva York es inevitable con tantos hoteles y cosas para ver, tan distantes entre sí y dentro de un territorio demasiado amplio.

Lo primero que debemos saber al respecto es que, ya sea una cama en un hostal, una casa de familia o una habitación de hotel, todo es caro en Nueva York. La única época del año con verdaderos descuento, por lo menos hasta donde sé, es durante la temporada de invierno, desde que comienza enero hasta principios de marzo. Por el contrario la más cara será durante los días festivos (Navidad, Año Nuevo, Halloween, etc).

Designed by Freepik
Designed by Freepik

Por Zonas

La variable que define el precio en Nueva York, pero también la calidad. Los alojamientos más baratos se encuentra en el Barrio Chino y la pequeña Italia. Es una zona con cientos de opciones gastronómicas súper baratas y acceso al Metro, aunque bastante sucia y con fama de algo peligrosa.

La segunda más barata es Bronx, en la parte más alta de Manhattan. Solía ser igual de económica que la anterior hasta que el estreno de la película JOKER, que la hizo convertirse en una estrella en ascenso. Sí es cierto que la mayor parte de los atractivos turísticos se encuentran lejos desde aquí.

El West Side del Central Park y las cercanías a Columbus Circle son para mí la medida justa. Menos caras que Time Square o el distrito financiero pero igual de cómodas, con muchos servicios de transporte hacia todos lados, a poca distancia a pie y variedad de ofertas gastronómicas.

Time Square, Soho, East Village y el Distrito financiero son el TOP de las zonas para dormir en Nueva York, ya que es donde todo sucede. Casi la totalidad de la oferta de entretenimiento y actividades turísticas de la gran manzana se encuentran aquí, eso sí, también es la mas cara hasta con precios casi inaccesibles para el turista promedio.

Otra buena opción para economizar en el alojamiento es elegir una habitación en las afueras de la isla de Manhattan. Dentro de estas la mejores ubicadas son Brooklyn y Queens, ya que tienen conexión directa con el metro y tantos servicios o más que en la isla.

Un poco más lejos pero mucho más barato también es Jersey, el estado vecino. La gran desventaja que tiene esta zona para alojarse es la falta de conexión con el metro. Para acceder a Nueva York desde allí hay que tomarse un tren o bus interurbano con precios de hasta el triple de un viaje simple en metro.

Central Station en el corazón de Manhattan
Central Station en el corazón de Manhattan

Apps, descuentos, tips y otras cosas útiles para tu viaje a Nueva York

Preparar un viaje a Nueva York no exige una organización diferente a cualquier otra gran ciudad del mundo, sin embargo, si queremos reducir al mínimo el presupuesto y aprovechar el tiempo al máximo debemos tener una serie de consideraciones:

Comprar una SIM CARD para tu móvil

En Nueva York hay cientos de señales WIFI por metro cuadrado, pero casi todas cifradas. Para no volverse loco consiguiendo contraseñas ni perder tiempo es recomendable comprar una SIM CARD. Los proveedores que suelo utilizar yo cuando viajo son T-Mobile y Lyca Mobil, ambas rondan en los 30 usd x  15 días de 4G.

Descargar Apps

Grandes herramientas digitales que nos sacarán del apuro todo el tiempo.

Maps Google: mapa offline de la ciudad

MTA subway Time: Horarios y recorridos del Metro, el transporte predilecto de NY.

Uber o Lyft: Son dos app de transporte (tipo taxi). Dentro de Manhattan no se utilizan pero si para visitar New Jersey o ir al aeropuerto.

All Events in City: En Nueva York abundan los eventos y espectáculos, esta app nos los muestra por día y horario.

YELP: App para localizar bares, Restaurantes y hasta pedir comida, muy popular en NY.

Today Tix: cartelera de teatro con descuentos para Broadway.

Comprar Tickets en Broadway con descuento

Además de la aplicación Today Tix y otras similares existe una oficina física para compra de boletos de espectáculos en Broadway con descuento. Se llama TKTS y queda en la Times Square, debajo de la famosa escalera panorámica. Lamentablemente los descuentos importantes (de hasta 50%) sólo se consiguen para musicales clásicos, como Chicago o El fantasma de la ópera, así que, si vamos con la idea de ver El rey león o Aladdin tendremos que hacernos la idea de pagar casi el valor total.

Usar una MetroCard con Viajes Ilimitados

Créanme, será de gran utilidad. El conjunto de Manhattan, Brooklyn y Queens es demasiado extenso como para recorrerlo caminando.

Se adquiere en cualquier máquina en las estaciones del Subway. La tarjeta cuesta 1 dólar y luego se puede cargar saldo para usos individuales por 2,75 USD por viaje (Pay-per-ride) o pagar un abono de viajes ilimitados por 7 días a 33 USD o 30 días a 127 USD (Unlimited Ride).

Metro Card - Subway NY
Metro Card – Subway NY

Si quieres sabes más sobre el transporte en Nueva York te invito a leer el siguiente articulo de ¿Cómo moverse en Nueva York?

como moverse en nueva york

itinerario para 7 días por nueva york

 

Turquía: La costa del Egeo en 14 días

0
Foto de Cemal Taskiran en Pexels

Dos semanas por la costa del Egeo, en TURQUÍA

Por Federico Petrocco especial para Revista Latitud

Dos Semanas en Turquía es el tiempo justo para visitar el país y volver a casa con una idea fuerte de la cultura y la historia del lugar. Por supuesto el territorio Turco con su rico y extenso contenido da para mucho más, meses si se quiere.

Este itinerario por Turquía para dos semanas no es el típico de agencia de viajes, donde se visita en muy poco tiempo y de manera muy estructurada las ciudades más típicas del país. Nuestra idea es plantear un recorrido lineal por toda la costa del mar Egeo donde encontraremos la mayor parte del contenido histórico de la región, combinado a la perfección con los maravillosos paisajes naturales costeros.

La organización de los días y el contenido de cada uno, son solo sugerencias basadas en mi experiencia personal, sin embargo pueden ser alteradas o reemplazadas por otras actividades a gusto personal.

Los precios de cada actividad están expresados en Liras Turcas y pueden estar desactualizados. Por las dudas les dejo en cada uno el vínculo de las respectivas páginas oficiales.

Ciudades que visitaremos: Estambul, Çanakkale, Izmir, Çeşme, Bodrum, Kos (Grecia)

 

Mapa de Turquia - Costa del Mar Egeo

ITINERARIO

 

Día 1: Sultanahmet, Estambul

El viaje comienza en Estambul, la puerta principal de Turquía al viajero. En realidad probablemente este no sea el primer día, ya que la mayoría de los vuelos internacionales a Estambul llegan por la noche. Si es el caso, este será nuestro primer día entero. 

Como digo siempre en mis itinerarios, el primer día es para aclimatarse al lugar, aguantar el JetLag y romper con la ansiedad. Eso es lo que haremos, un recorrido a paso tranquilo por el casco histórico de la ciudad, la zona de Sultanahmet. 

Casi todo lo que hay que ver en Estambul está en el casco histórico, y será imposible abarcarlo todo, así que lo que recomiendo es elegir 2 actividades y aprovechar el resto del día a perderse por sus aromáticas calles. 

Visitaremos entonces los dos hitos más importantes, Ayasofya (Santa Sofía, 100 LT), la catedral de Constantinopla del siglo VI y La Mezquita Azul, una de las principales del Imperio Otomano.

Este es el día perfecto también para sentarse en Hafiz Mustafa, la mejor tienda de dulces, a disfrutar de un verdadero Café Turco y un Baklava.

Transporte: este día será completo a pie.

Día 2: Sultanahmet, Estambul

El segundo día en Estambul será mucho más agitado. Ya con la energía renovada y nuestro reloj calibrado podemos salir temprano para conocer el Palacio de Topkapi, la antigua residencia de los Sultanes en épocas del Imperio Otomano, antes de ser Turquía. Esta es una visita larga que seguramente lleve toda una mañana. Recomiendo comprar la entrada completa, vale la pena (con el Harem incluido 104 LT).

Muy cerca de la salida del palacio se encuentra también el Museo Arqueológico de Estambul (50 LT), que entre otros históricos objetos, exhibe el sarcófago de Alejandro Magno.

Para el resto de la tarde y hasta el anochecer podremos visitar uno de los Bazares más grandes del mundo, El Gran Bazar. Completamos entonces el paseo del día perdiéndonos por sus más de 58 calles.

Transporte: En este día tampoco usaremos transportes.

Vista de Estambul desde el Cuerno de Oro
Vista de Estambul desde el Cuerno de Oro

Día 3: Eminönü, Sirkeci, Estambul

Este será el primer día que nos alejaremos del casco histórico. Bajando la colina de la ciudad con destino al Cuerno de Oro lo primero que vamos a encontrar es la estación del famoso tren Orient Express. Hacemos una breve parada y continuamos hasta la rambla para recorrer el Bazar de las Especias. Este mercado es similar al Gran Bazar pero más pequeño y abocado exclusivamente a los sabores y aromas.

Camino ahora cuesta arriba nos dirigimos a la tercer parada del recorrido, la Mezquita de Suleiman el magnifico. A mi criterio esta es la mejor mezquita de Turquía, no solo por el templo en si, sino que desde su mirador se puede tener la mejor vista de la ciudad, coronada con la Torre de Gálata.

Seguimos bajando hasta llegar nuevamente al Cuerno de Oro y, si terminamos este recorrido y todavía tenemos ganas de seguir por más, podremos contratar una de las decenas de excursiones de crucero que salen del puerto de Sirkeci (aproximadamente duran 2hs). Sino también tomar un ferry común y por el mismo precio de un viaje en tranvía podemos cruzar al lado Asiático de Estambul.

Transporte: Usaremos el tranvía ida y vuelta desde la estación Sultanahmet hasta Sirkeci.

Día 4: Karaköy y Taksim, Estambul

Éste es el último día en Estambul y el que más caminaremos también. Comenzaremos combinando el Tranvía con un funicular para terminar en la plaza central de Taksim, la zona más céntrica de la parte moderna de Estambul. Desde allí caminaremos por la avenida Istiklal siempre cuesta abajo, recorriendo sus comercios y degustando alguna delicia turca de camino. Por este recorrido pasa un pequeño tranvía histórico, que podremos tomar, como para hacer el camino diferente.

Seguimos bajando, ahora por el barrio de Karaköy para poder apreciar de cerca la Torre de Gálata, la postal de Estambul. Se puede subir a su mirador aunque no lo recomiendo mucho, ya que las vistas no son mucho mejores que las de otros miradores y además la fila para entrar suele ser muy larga.

Regresaremos al Cuerno de Oro para tomar el tranvía y cruzar el río. Volvemos ahora de nuevo cuesta arriba por las calles comerciales al barrio de Sultanahmet, pero antes de terminar el recorrido haremos una breve visita a un pequeño pero curioso museo más, La Cisterna Basílica (30 LT). Se trata de una Cisterna Romana que ocupa una parte importante del subsuelo del casco histórico y a la que se ingresa por una pequeña casita cerca de la plaza central.

Transporte: vamos a usar el Tranvía desde Sultanahmet hasta Kabatas y desde ahí un funicular hasta plaza Taksim. Para la vuelta solo el tranvía desde Karaköy hasta Sultanahmet.

La Mezquita Azul desde la plaza Sultanahmet
La Mezquita Azul desde la plaza Sultanahmet

Día 5: Çanakkale

Dejamos atrás Estambul temprano por la mañana rumbo a nuestro próximo destino por Turquía. Estaremos llegando a Çanakkale a la tarde temprano, después  de un viaje de 6 horas en bus. Luego de acomodarnos en el hotel y comer algo ocuparemos el resto del día para conocer esta pequeña ciudad portuaria. De entre las atracciones de la ciudad podremos elegir visitar la torre del reloj en el casco histórico, el bazar de los espejos, el castillo de Çimenlik o dar una vuelta por la playa. El caballo de Troya, de la película protagonizada por Brad Pitt, se encuentra en Çanakkale por la cercanía a las ruinas de la antigua ciudad.

Çanakkale es una ciudad no tan grande, con poco turismo relativo, la mayoría de las personas la visitan generalmente en una excursión de día entero desde Estambul. Esta será entonces una buena ocasión para conocer Turquía desde un punto de vista un poco más tradicional.

Transporte: Bus desde Estambul a Çanakkale – 105 TL

Día 6: Península de Galípoli, Çanakkale

En el segundo día de Çanakkale tendremos que elegir entre tres momentos diferentes de la historia de la región. El primero un referente de la historia antigua de occidente, las ruinas de la ciudad de Troya (35 LT). Se puede llegar en un bus que sale desde el mercado de la ciudad y cuesta 35 LT. La segunda opción es el Castillo de Kilitbahir que data de los tiempos del Sultán Mehmet por mediados del siglo XV. Se puede llegar cruzando el estrecho de los Dardanelos en ferry por solo 2,5 TL. La última de estas opciones corresponde al final de la historia bélica de los Otomanos, la primer guerra mundial. Queda en Eceabat, el pueblo vecino del anterior, y lo que podemos encontrar allí son las trincheras que uso el ejército Otomano (una recreación en realidad) durante la primer guerra mundial.

Transporte: Bus de Çanakkale a Troya – 35 LT

Ruinas de Troya- Canakkale
Ruinas de Troya- Canakkale

Día 7: Izmir

Muy temprano en la madrugada iremos en búsqueda del próximo bus, esta vez hacia Izmir, la tercer parada de Turquía a donde estaremos llegando al mediodía (el viaje dura unas 5 horas).

Izmir es una de las ciudades grandes de Turquía, con mucha historia ya que existe desde los tiempos de la Grecia antigua.

Tal vez lo más adecuado sería empezar el recorrido en la plaza Konak, que es el centro cívico de la ciudad. Ahí se encuentra el ayuntamiento y la torre del reloj, el emblema de la ciudad. Seguiremos adelante por el Kordon (la rambla de Izmir) para recorrer la ciudad si se quiere sin rumbo definido, descubriendo así una ciudad capital bien turca. La Ágora romana es el sitio arqueológico destacado, visitarlo no lleva demasiado tiempo ya que no se conserva mucho de él.

Las vistas de la ciudad desde el castillo de Kadifekale justifica también un paseo hasta la cima de la colina.

Transporte: Bus desde Çanakkale a Izmir – 990 LT

Día 8: Izmir – Selcuk

Continuamos parando en Izmir pero este segundo día lo pasaremos completo fuera de la ciudad. Nos dirigimos hacia el sur, con destino a Selcuk. Este es un pequeño pueblo que vive casi exclusivamente del turismo, por que en él se encuentran las ruinas de la antigua localidad de Asia menor de Éfeso. El punto más destacado de este lugar es la Biblioteca de Celso por ser la mejor conservada de su tipo, de la era de los Romanos. Desde Selcuk se puede ir en casi cualquier medio de transporte, bicicleta, auto, minibus o bus, son sólo 3.5 kilómetros. El predio es inmenso y desbordado de contenido interesante.

Desde ahí, a sólo 9 km sobre una camino ascendente encontraremos una pequeña casa de piedra que se cree fue el hogar de la Virgen María al exiliarse luego de la crucificción de Jesús. El sitio es reconocido por el vaticano como sagrado y lugar de peregrinación. Dentro de la casa sólo hay mensajes de creyentes y reliquias de algunos papas.

Luego de este largo recorrido volvemos a Izmir para descansar hasta el día siguiente.

Transporte: Bus de Izmir a Selcuk / Bus ida y vuelta a Éfeso / Auto hacia la casa de la Virgen María

La Biblioteca de Celso en las Ruinas de Éfeso, Selcuk, Turquía
La Biblioteca de Celso en las Ruinas de Éfeso, Selcuk, Turquía

Día 9: Çeşme

El próximo destino, Çeşme, queda a sólo 1 hora y media en auto hacia la costa oeste. Llegaremos hasta allí en bus por la mañana temprano para poder aprovechar el día completo. Çeşme es una pequeña ciudad balneario de Turquía. Se destaca por sus playas de agua cristalina y, como parece ser corriente en las ciudades costeras turcas, también hay un castillo.

Recomiendo para este día equiparse de ropa cómoda, malla y toalla, alquilar una bicicleta o una moto eléctrica y salir a recorrer las playas circundantes. Las más atractivas para conocer son Llica, Altinkum y Delikli.

Desde esta ciudad en adelante comienza un tipo de viaje diferente al que veníamos haciendo, no tan histórico pero con mucho contacto con la naturaleza.

Transporte: Bus de Izmir a Çeşme / alquiler de Bicicleta o moto

Día 10 y 11: Bodrum y Kos

Seguimos viaje hacia el sur para llegar al último destino costero del mar Egeo, Bodrum. Es el puerto principal de la provincia de Muğla y el balneario más popular de Turquía. Hasta donde sé no hay forma directa de llegar desde Çeşme a Bodrum, sin pasar por Izmir, por lo cual tendremos que hacer doble tramo de bus.

Esta parada de dos días será la parte más relajante del viaje, ya que en Bodrum la actividad principal es el descanso, principalmente en la playa. 

El primer día podremos dividirlo en dos parte. Durante la mañana visitaremos el Castillo de Bodrum, construido con los resto del Mausoleo de Halicarnaso (una de las maravillas del mundo antiguo). Otro atractivo diferente que tiene la ciudad es el trazado de calles peatonales pintorescas, al estilo de las islas Griegas, llenas de comercios sobre todo de artesanos y productos locales. 

Durante la noche las playas se convierten en restaurantes con un ambiente ideal para degustar las delicias marinas a la luz de las velas y la brisa del mar. 

Para el segundo día podremos tomarnos un ferry para cruzar la frontera turca y pasar el día en la isla griega de Kos, a 60 minutos de navegación solamente. Es importante recordar llevar el pasaporte ya que tendremos que pasar por migraciones. Esta isla no es muy grande, pero sí para recorrerla a pie. En el puerto de arribo veremos decenas de compañías rentadoras de bicicletas, motos y carros eléctricos. La isla tiene un recorrido circular sobre toda su costa, así que será fácil recorrerla sin temor a equivocarnos de camino.

Transporte: Bus de Çeşme a Izmir y de Izmir a Bodrum / Ferry ida y vuelta de Bodrum a Kos

Vista de las costas de Bodrüm, Turquía
Vista de las costas de Bodrüm, Turquía

Día 12 y 13: Antalya

Aprovechamos la madrugada para salir en bus desde Bodrum a Antalya. El trayecto dura unas 8 horas, resulta relativamente largo en comparación a los del resto del viaje, lo que nos permitirá dormir durante todo el recorrido.

Llegamos entonces a la costa turquesa, conocida así por el color del agua. Antalya es una de las más exclusivas ciudades balneario de Turquía. Dan cuenta de esto la magnitud de sus hoteles y los yates anclados en su costa. Cabe destacar que ya en Antalya no estaremos más a orillas del Egeo sino del Mar Mediterráneo.

Como en los últimos destinos alquilamos una moto eléctrica para poder recorrer la zona con más libertad. Playas, cuevas, cascadas, ruinas y castillos son solo algunas de las cosas que ofrece la ciudad. Estando ahí verán que Antalya tiene una abanico de paisajes mucho más amplio que en los anteriores balnearios.

Lo primero y que mas destaco para conocer son la Cascadas Düden y las cuevas de Karain, no muy lejos de la ciudad. Si tenemos ganas de manejar bastante para ver un paisaje majestuoso podremos dirigirnos casi 100 km al este para ver el cañón Köprülü.

Transporte: Bus de Bodrum a Antalya / Alquiler de moto

vista de las Playas de Antalya - Imagen de sulox32 en Pixabay
vista de las Playas de Antalya – Imagen de sulox32 en Pixabay

Dia 14: Beşiktaş, Estambul

Llegó el último día del itinerario donde nos prepararemos para el viaje de vuelta a casa. Comenzamos el día bien temprano en la madrugada para dirigirnos al aeropuerto de Antalya a tomar un vuelo de regreso a Estambul. 

Este último día veremos algunas cosas que nos quedaron pendientes al principio del viaje. Sí, es cierto, parece que a Estambul no se le terminan los atractivos.

Visitaremos esta vez el barrio de Beşiktaş a orillas del Bósforo para conocer lo último, pero no menos importante, de Estambul. Caminando en paralelo al estrecho sobre la costa lo primero que veremos será El Palacio de Dolmabahçe (120 LT). Este palacio fue la residencia de los Sultanes Otomanos y posteriormente presidentes de Turcos, después de dejar en desuso el palacio de Topkapi. Seguimos camino en la misma dirección hasta encontrar La mezquita de Ortaköy que junto con el puente del Bósforo forman una de las escenas más fotográficas de Estambul. 

Lo que reste del día podremos aprovecharlo para hacer las compras que nos hayan quedado pendientes. Si queremos incluir algo más al itinerario podremos visitar el bohemio barrio de Balat, lleno de bares, puestos de antigüedades y casitas de colores.

Transporte: vuelo de Antalya a Estambul.

La Mezquita de Ortaköy- Estambul
La Mezquita de Ortaköy- Estambul

 

 

¿Cómo moverse por la Gran Manzana?

0
Photo by Alex Simpson on Unsplash

Transportes en Nueva York

Por Federico Petrocco especial para Revista Latitud

Moverse por la Gran Manzana y sus alrededores requiere de un capítulo aparte. Metro, trenes, buses, taxis, ferries y hasta helicópteros son algunas de las opciones que Nueva York ofrece para el transporte de viajeros y locales.

En este post voy a tratar de abarcar todo lo que respecta a este tema, desde la llegada al aeropuerto hasta la vuelta a casa.

https://www.instagram.com/trotadordemundos/
https://www.instagram.com/trotadordemundos/

Llegando a Nueva York

Casi todos los viajeros que visitamos Nueva York llegamos en avión. Esta ciudad es la principal puerta de entrada de los ciudadanos de occidente hacia los Estados Unidos de América.

JFK y La Guardia

Nueva York cuenta con dos aeropuertos principales JFK, que es el más grande, y La Guardia, con arribos regionales y de cabotaje. Los dos se encuentran en Queens y lamentablemente ninguno tiene una estación de metro propia.

Si nuestro vuelo arriba a JFK podremos llegar a la ciudad en tren, metro, bus o taxi.

Tren + tren

El Tren es el Long Island Railroad Train, que por 10 USD nos lleva hasta Penn Station (debajo de Madison Square Garden) en un viaje de aproximadamente 25 minutos. Pero el viaje no es sólo ese, para llegar hasta el tren desde las terminales del aeropuerto debemos tomar un AirTrain (tipo monorriel) que cuesta 5 USD y suma entre 15 y 25 minutos al viaje total.

Tren + metro

La opción más barata para llegar a Nueva York desde JFK es la combinación de este último (El AirTrain) con el metro en la estación Jamaica. El precio del viaje en metro es de 2,5 USD hasta manhattan, que sumado a los 5 USD del tren da un total de 7,5 USD para el viaje total. El tramo en Metro desde Jamaica hasta Penn Station dura aproximadamente 20 minutos.

Bus o auto

Por último, pero menos recomendable, podremos usar un servicio de shuttle de bus o auto hasta la ciudad. El tránsito no suele ayudar para llegar rápido a la ciudad y además es mucho más caro. Por dar un ejemplo, un viaje en UBER puede costar entre 65 y 100 USD hasta el centro de Manhattan.

Mapa de AirTrain de JFK, Nueva York
Mapa de AirTrain de JFK, Nueva York

Newark

Si bien este aeropuerto no pertenece al estado de Nueva York es el más cercano a la isla de Manhattan. Recibe tantos vuelos internaciones como el de JFK, sobre todo transpolares desde Asia.

Al igual que JFK también tiene un AirTrain que conecta con el Tren North Jersey Coast Line o con el Northeast Corridor, ambos con trayectos paralelos a Penn Station. El viaje completo combinado cuesta unos 13 USD.

Por otro lado, si quisiéramos hacer el viaje en auto llegaríamos a la ciudad en sólo 30 minutos. Un UBER cuesta aproximadamente 50 USD

IN/OUT desde y hacia la Gran Manzana

Metro

El metro es el transporte público por excelencia en Nueva York. Lo usaremos casi con exclusividad salvo contadas excepciones.

Para poder hacer uso de esta mega red de transporte se necesita una tarjeta METRO CARD. Se adquiere en cualquier máquina en las estaciones del Subway. La tarjeta cuesta 1 dólar y luego se puede cargar saldo para usos individuales por 2,75 USD por viaje (Pay-per-ride) o pagar un abono de viajes ilimitados por 7 días a 33 USD o 30 días a 127 USD (Unlimited Ride).

El Subway en Nueva York llega a casi cualquier lugar, no sólo dentro de la isla de Manhattan sino también hacia Bronx, Queens y Brooklyn. Cada vez que tengamos que usarlo tendremos que prestar especial atención, además de al color de la línea, al número de tren ya que algunos recorridos tienen trenes que paran en todas las estaciones y otros rápidos que sólo hacen algunas paradas. Esto sucede en especial en las líneas roja (1,2,3), verde (4,5,6), naranja (B,D,F), azul (A,C,E) amarillo (N,W,R).

Mapa del metro de Nueva YorkBuses

Cuándo Hablamos de Buses en Nueva York nos referimos a dos servicios diferentes. Por un lado los turísticos de la modalidad HOP OFF/HOP ON, que son los que se ven frecuentemente por las calles de Manhattan, y por otro los interurbano, que juegan un rol fundamental, sobre todo para el transporte hacia y desde Jersey.

Para los primeros existen dos empresas que operan el servicio, BIG BUS NEW YORK y CITY SIGHTSEEING. Los precio de ambas empresas es similar y ronda en los 40/50 USD por un servicio común de 24 hs. Los boletos se pueden adquirir a través de la web y se activan al marcar el primer viaje.

Para utilizar los otros, los interurbanos, debemos dirigirnos al Port Authority en 625 8th Ave, en el centro de la Isla. Desde allí salen y llegan constantemente servicios de buses que conectan Nueva York con Jersey durante el día entero por 7 USD por tramo.

Ferry

Propio de su condición de isla los ferries de Manhattan tienen mucha relevancia en el transporte cotidiano. La empresa estatal se llama NYC FERRY y permite hacer al mismo precio que el metro (2.75 USD) recorridos largos con la vista inigualable del skyline de New York y hasta la Estatua de la Libertad. Esta empresa cuenta con 6 rutas: East River, Astoria, South Brooklyn, Rockaway, Lower East Side y Soundview que salen de los 5 muelles distribuidos por Manhattan.

Por otro lado, si lo que queremos visitar es Liberty Island (Estatua de la Libertad) y Ellis Island (isla de los inmigrantes) debemos contratar uno de los servicios de STATUE CRUSES o cualquier otra empresa de ferry turístico que parten desde Battery Park en Lower Manhattan. Los precios arrancan en 18 USD y suelen ofrecer recorridos de 1 o 2 horas parando en las dos islas.

Trenes

El tren de Estados Unidos se llama AMTRAK. Este medio de transporte no se utiliza como transporte local sino como interestatal, en el caso de nueva york es la puerta de entrada principal para los estados vecinos. Los destinos mas frecuentes del tren son Jersey, Boston, Filadelfia y, un poco mas lejos Washington. Los boletos se pueden adquirir en la misma estación o el la web oficial.

Los principales puntos de partida del AMTRAK son Grand Central Station en la 89 E 42nd St y Pennsylvania Station, justo debajo del Madison Square Garden.

Taxis en la estación central de Nueva York
Taxis en la estación central de Nueva York

¿Una Vuelta en Helicóptero?

Los paseos en helicóptero por Nueva York salen del Downtown Manhattan Heliport y sobrevuelan Manhattan por arriba del río Hudson.

Cualquiera sea la empresa que se elija para este tour se hará el mismo recorrido, los puentes de Brooklyn y Manhattan, el Empire State Building, el World Trade Center, la Estatua de la Libertad y el Central Park. La diferencia será entonces la duración del vuelo. No es un paseo para nada barato. Para tener una idea por un paseo de unos 15 minutos se pagan mas de 200 USD, pero bueno, es lo que cuesta ver una de las ciudades mas importantes del mundo desde a vista de águila.

5 claves para ser un turista más responsable

0
¿No son divinas las callecitas sin basura de Lagos, Portugal? ¿Qué nos impide que en nuestra ciudad también sea así?
¿No son divinas las callecitas sin basura de Lagos, Portugal? ¿Qué nos impide que en nuestra ciudad también sea así?

5 claves para ser un turista más responsable

Por Geraldine Maggi especial para Revista Latitud

Nos encanta viajar, conocer nuevos destinos, andar por esas callecitas que siempre soñamos, ver ese atardecer increíble que sólo se ve allí de esa manera y probar las comidas típicas que nos recomendaron. Ser turista hace que experimentemos cosas únicas que son propias de ese lugar aunque estemos de paso. Pero en la vorágine de estar a las corridas y de aprovechar el tiempo lo más que podamos, solemos realizar prácticas poco responsables, muchas de las cuales las hacemos sin pensar que estamos haciéndole un daño al medio ambiente.

Por eso, te dejamos 5 claves para que puedas ser un turista más responsable, sin importar a dónde vayas.

¿No son divinas las callecitas sin basura de Lagos, Portugal? ¿Qué nos impide que en nuestra ciudad también sea así?
¿No son divinas las callecitas sin basura de Lagos, Portugal? ¿Qué nos impide que en nuestra ciudad también sea así?

1 – Informate antes de viajar

Así como planificás el día que viajarás, el medio de transporte que usarás, el alojamiento en donde te quedarás, también podés averiguar acerca de prácticas responsables en ese destino. Muchas veces accionamos por ignorancia acerca de lo que hay detrás: actividades poco sostenibles, que dañan al medio ambiente, que tengan maltrato animal, que modifiquen el ecosistema, son algunas de las prácticas que tenés que evitar.

2 – Tirá tu basura donde corresponda

En varios países la basura no se tira de la misma manera que lo solemos hacer en nuestros países. Cada lugar tiene su manera de organizar la basura y ser turistas responsables significa adecuarnos lo más que podamos a ello. No importa que en tu país sea diferente, o que no sea algo a lo que estás acostumbrado, actuá acorde al lugar que estás visitando y no de dónde venís. Preguntá a la gente local cómo se organizan y colaborá haciendo lo mismo que hacen ellos. 

 Postales de Noorbeek al sur de Holanda existen como 10 contenedores diferentes para reciclar.
Postales de Noorbeek al sur de Holanda existen como 10 contenedores diferentes para reciclar.

Cuando estuve en Mheer, un pueblito al sur de Holanda, me enteré que tienen muchísimos tachos diferentes para reciclar: organico/compost, cartón, latas, y tetrabrik, papel, vidrio, plástico, ropa, pilas, bombillas, y todo lo que no va en esos cestos anteriores sería la basura. Esa basura se la lleva el camión recolector, la pesa y acorde a eso te cobran a fin de mes; aunque no era algo habitual para mí, entedí que lo era allí y debía accionar de esa manera.

3 – Cuidá el medio ambiente

Siempre, pero siempre hay que respetar el lugar a donde vamos. No sabemos cómo funciona ese ecosistema, y nuestra mínima acción puede romper todo el equilibrio. 

Cuando viví en un pueblito sueco en medio del bosque, me llamó mucho la atención que había sitios con muchos árboles talados, pegado a lugares llenos de árboles. No parecía ser una tala pareja…de a ratos aparecían kilómetros de árboles y luego nuevamente todo talado. Al preguntar a la gente local el porqué me dijeron que si bien todo el terreno se podía talar, estaba prohibido talar si había orquídeas, ya que estas flores estaban protegidas. En ese momento entendí cómo puede repercutir una acción tan enormemente, ya que si cortaba la única orquídea ese bosque desaparecía literal.

4 – Cuidá la naturaleza: no rompas el equilibrio

Si estás al aire libre y no encontrás cestos, llévate la basura con vos para poder tirarla luego en el lugar que corresponde, pero nunca la dejes allí. 

No te lleves objetos de los lugares: piedras, plantas, semillas,caracoles. Cada cosa tiene su razón de ser, y te aseguro que su existencia no está relacionada con souvenirs para humanos.

5- No consumas sufrimiento animal

Los animales no vinieron al mundo para satisfacer nuestras necesidades de entretenimiento. Un delfín en un estanque, un oso en un zoológico…los animales privados de su libertad no deberían ser motivo de disfrute en nuestras vacaciones, aunque sabemos que aún estas prácticas son muy comunes en varios lugares del mundo.

Y si te gustan los animales, te recomiendo ir a las Islas Galápagos, en Ecuador...ahí sí podrás disfrutar realmente de admirar cada especie
Y si te gustan los animales, te recomiendo ir a las Islas Galápagos, en Ecuador…ahí sí podrás disfrutar realmente de admirar cada especie

Amo los animales, y debo confesar que cada vez que viajaba siempre buscaba alguna actividad que estuviera relacionada con los animales, incluso si eran zoológicos. En ese momento no podía ni siquiera ver la crueldad que existía en ello…ya de chiquita me enseñaron que los animales estaban encerrados, en el colegio me llevaban de excursión al aberrante Zoológico de Buenos Aires ¿por qué estaría mal?. Afortunadamente, con el correr de los años entendí que no porque algo esté socialmente aceptado significa que es lo correcto, y muchas veces hay prácticas habituales en la cultura en la que crecimos quedaron obsoletas, y es necesario frenar, pensar y actuar conscientemente.

Si sos amante de los animales, andá a lugares en donde estén libres, en su hábitat natural, pero no seas partícipe del sufrimiento de un otro, sin importar de qué especie sea

Borough Market, Londres cosmopolita

0
Variedad de panes artesanales

Borough Market, Londres cosmopolita

Por Melina Noel Mansilla especial para Revista Latitud

Un murmullo en idiomas indescifrables, aromas a curries, mostradores repletos de platos tentadores y gente que mastica con deleite son escenas que se repiten en Borough Market, un rincón de la ciudad de Londres que nos recuerda que su gastronomía es mucho más que fish and chips. 

Era un sábado soleado del mes de junio, aunque corre una brisa fresca junto al Támesis. Había destinado ese día a visitar la Torre de Londres. Por algún motivo que aún desconozco, sentía cierta fascinación por historias de reyes, guerras medievales y cotilleo de la corte, y este sitio era ideal para adentrarse en ese mundo tan lejano a nuestros días.

La torre de Londres
La torre de Londres

Después de cruzar el famosísimo Puente de la Torre (con las consecuentes fotos), me dispuse a sacar el ticket de ingreso. Algo me dijo que debía fijarme en la billetera antes de alinearme en la cola de la boletería. Efectivamente, no llevaba dinero suficiente para pagar la entrada y algo para almorzar cuando saliera de allí. Había dejado también mi tarjeta de crédito en el departamento. Mi mentalidad argentina me había llevado a cargar solo el dinero mínimo e indispensable cada vez que salía a la calle, por miedo a un eventual pickpocket, aunque el tiempo después me demostró que las posibilidades aquí eran remotas.

Decidí sin más pegar la vuelta y caminar por la ribera del río, con rumbo a ningún lado. El panorama era entretenido. Los runners se mezclaban con los contingentes de turistas chinos y los edificios espejados con la rusticidad de edificaciones medievales, mientras que las aguas del Támesis fluían impávidas hacia el Mar del Norte.

Lo antiguo y moderno en los paisajes urbanos londinenses
Lo antiguo y moderno en los paisajes urbanos londinenses

Cambio de planes

Después de 30 minutos de caminata lenta, encontré sin querer bajo una pesada estructura de hierro, el popular Borough Market. Había escuchado sobre este mercado, uno de los más antiguos y grandes de la ciudad; no obstante, un recorrido por alrededor de sus 100 tiendas me hizo pensar que mi frustrada visita a la Torre de Londres había valido la pena.

Me había dado la oportunidad de conocer una muestra de la esencia cosmopolita de la ciudad, no la Londres histórica, monárquica y conservadora, sino el Londres de la vida real, con su casi 40% de población de otras naciones. Este flujo de inmigrantes de diferentes partes del planeta hace de la capital británica un sitio único para disfrutar de la diversidad cultural, que se manifiesta, sobre todo, en su gastronomía actual.

No hay mejor sitio para apreciar este fenómeno que el Borough Market

El  Mercado

Está ubicado en 8 Southwark Street y permanece abierto de lunes a viernes de 10 a 17 hs y los sábados de 8 a 17 hs, la entrada es gratuita. Se calcula que el tiempo de permanencia promedio es alrededor de 3 horas, aunque los foodies podrán decir que es un lugar para pasar el día entero (y con toda razón). 

Muestrario de bocadillos de pastelería clásica
Muestrario de bocadillos de pastelería clásica

El mercado cuenta con diferentes áreas de interés: Three Crown Square, es la zona comercial de productos frescos, como frutas, carnes, pescados y quesos; el Market Hall, donde se ofrecen degustaciones y talleres de comida; y los puestos de comida callejera al sur de Southwark Cathedral, los cuales ofrecen un muestrario de lo más variado de comidas étnicas. 

¿Qué se puede comprar en Borough Market?

La respuesta es simple: ¡de todo! Salchichas alemanas, quesos franceses, hongos exóticos, pastelería centroeuropea, vinos espumantes británicos, chacinados de ciervo y jabalí, chocolates artesanales, hogazas de todo tipo de panes, guisos etíopes, jugos détox, hamburguesas gourmet, wraps de cordero al estilo asiático, frutas y verduras orgánicas, carnes al curry verde, tacos mexicanos, y la lista es interminable. En síntesis, quienes visitan Borough Market pueden disfrutar de una experiencia culinaria inolvidable y, lo más importante, que está al alcance incluso de los presupuestos más modestos. 

Después de unas cuantas horas de dar vueltas por allí y degustar todo lo que mi estómago y bolsillo me permitieron, decidí emprender el regreso, satisfecha de haber pasado un día de mi vida en este rincón multicolor de Londres.

Tortas y pasteles tradicionales de Europa
Tortas y pasteles tradicionales de Europa

Me había convencido que los mejores momentos de un viaje jamás se planifican, simplemente se dan naturalmente.  Que la comida siempre nos une, estemos donde estemos. Que, como dice un refrán, el gusto está en la variedad. Qué, en palabras de Henry Miller, “un destino nunca es un lugar, sino una nueva forma de ver las cosas”. Que nada mejor que conocer un destino a través de la comida de quienes lo caminan todos los días.   

Nueva York a la carta: para 7 días

0
Times Square, Nueva York- foto de Roberto Cortes en Pixabay
Times Square, Nueva York- foto de Roberto Cortes en Pixabay

7 días en Nueva York

Por Federico Petrocco especial para Revista Latitud

¿Estás planeando conocer Nueva York? Si ya empezaste con la planificación del viaje, o por lo menos a buscar información, habrás notado que esta ciudad, como buena capital multicultural del mundo, tiene mil y una cosas para hacer.

Esta guía para 7 días en Nueva York no pretende abarcar la totalidad de todas esas actividades, sino las más icónicas, lo que no te podes perder.

Se llama Nueva York a la carta por que cada día de esta plan es un menú diferente, dinámico, que puede ser degustado en el orden y a gusto del viajero.

La mayoría de estos recorridos pueden hacerse tranquilamente a pie, sin embargo recomiendo contar con una MetroCard de 7 días por si las suelas fallan. Si querés saber más sobre el transporte en Nueva York te invito a que leas nuestro artículo ¿Cómo moverte por la Gran Manzana?

Si querés saber cómo armar tu viaje, la previa, dónde quedarme, qué hacer y muchos consejos prácticos más  podes leer nuestro completísimo post TODO SOBRE NUEVA YORK

Dia 1: Midtown

El primer día que llegamos a un nuevo destino solemos estar cansados, por el viaje largo y el jetlag, pero a la vez ansiosos por conocer todo junto. Por esto propongo tomárselo con calma y dar «la vuelta corta», para quitarse la ansiedad.

Comenzamos por Union Square que es una de las plazas más típicas de la ciudad y uno de los mejores meeting point también. Desde allí comienza la famosa calle de los teatros, Broadway, que llega hasta Times Square, el verdadero corazón de la manzana. En el medio del recorrido podemos hacer un pequeño desvió en la calle 31th o 32th para conocer el Madison Square Garden y, por debajo, la laberíntica Penn Station.

«El corazón de Manhattan»
Times Square, Nueva York- foto de Roberto Cortes en Pixabay
Times Square, Nueva York- foto de Roberto Cortes en Pixabay

Volvemos a Times Square para, después de seguramente más de cien fotos, continuar recorrido hacia el segundo parque de este recorrido por Midtown, Bryant Park. La mitad de esta manzana la ocupa la Biblioteca Pública de Nueva York, la de mayor contenido de América y una de las más grandes del mundo. Donde también se rodaron algunas clásicos del cine como Cazafantasmas o El día después de mañana.

Por ultimo seguiremos camino al norte con destino a Hell’s Kitchen. Este barrio puesto en valor fue varios años atrás el más marginal de Manhattan, de ahí su nombre. En la ficción fue el primer hogar en Norte América de Vito Corleone en «El Padrino» y el primer territorio de lucha del superhéroe de Marvel Comics «Dare Devil».

Como visita opcional podemos visitar el Intrepid Sea, Air and Space Museum, anclado en un dique de este último barrio.

Gastos del día: Intrepid Sea, Air and Space Museum opcional – 33 USD

Transporte: comienzo del Recorrido en la estación 14th st- Union Square de la línea 4,5,6 del metro verde.

Dia 2: Midtown (segunda parte)

La zona centro de Manhattan es la que más contenido turístico tiene, por eso, y para tener tiempo para perderse, recomiendo dedicar dos días completos a recorrerla.

El recorrido de este segundo día lo iniciamos conociendo el edificio Empire State, la maravilla art deco de los años 30.

Continuamos camino recorriendo la 5th avenida hasta la calle 42 donde hacemos un pequeño desvío para visitar la Estación Central de Nueva York, donde podremos hacer una visita optativa al museo del tránsito de nueva york.

Salimos de la estación para recorrer los alrededores y retomar nuestra ruta por la quinta avenida, Pero antes de volver podemos hacer una parada fotográfica más para contemplar la torre desde donde alguna vez King Kong conquistó Nueva York, el Chrysler Building, que para mí es el más lindo de Nueva York.

«Seguimos en el corazón de Manhattan»
Interior de la Estación Central de Nueva york
Interior de la Estación Central de Nueva york

Ahora si llegamos Rockefeller Center, la mitad de nuestro recorrido y uno de los punto de reunión mas importantes del midtown de Manhattan. Sí tenemos la suerte de visitarlo en invierno podremos ver la pista de patinaje en su plenitud coronada con un enorme árbol de navidad, recordarán seguramente la escena final de la película «Mi pobre angelito 2». Recomiendo visitar también el mirador de este rascacielos, conocido como «Top of the Rock» donde, para mí, se aprecian las vistas más lindas de Manhattan.

La última parte del camino es hacia Radio City Music Hall pasando de camino por la catedral de St. Patrick. Radio City Music Hall es considerado el teatro más importante del país. Si revisamos su web seguramente encontremos algo interesante para ver en cartelera.

Si todavía queda energía después de este largo recorrido, podemos conocer el Museo de arte moderno (MOMA), aunque no lo recomiendo mucho por ser demasiado multitudinario.

Gastos del día: Top of the rock – 38 USD / Museo del Transito – 10 USD /

Transporte: comienzo del recorrido en la estación 34 st. – Herald Square del metro B,D,F,M de la lineal naranja y N,Q,R,W de la amarilla.

Dia 3: Central Park

Este día es exclusivo para el Central Park y sus Alrededores. Parece mucho un día entero para solo un parque, pero déjenme decirles que un día es poco para todo el contenido de este pulmón de 341 hectáreas.

comenzamos el recorrido en Columbus Circle, donde se encuentran tres hoteles muy importante para la ciudad, la torre Trump, el Mandarín Oriental y el famoso Hotel Plaza.

Cruzando la calle comienza el Central Park que, como ya dijimos, es el pulmón principal de la isla. Justo en el centro de la primer entrada podremos ver los monumentos a los libertadores de América, José de San Martín y Simón de Bolívar.

«Central Park»
Central Park, Nueva York- foto de rubns28 en Pixabay
Central Park, Nueva York- foto de rubns28 en Pixabay

La actividad del día se centrará en perderse por los caminos internos de este tremendo parque para ir descubriendo sus pequeños secretos, donde destaco como infaltables la estatua en honor a la novela de Lewis Carroll «Alicia en el país de las maravillas» y también el ícono de Strawberry Fields que conmemora a John Lennon, quien fue asesinado en las inmediaciones.

Los dos museos mas importantes de Nueva York se encuentran a los lados de este parque, y son parte de este recorrido.

El mas lejano es el Museo de arte metropolitano de Nueva York (MET). Es uno de los museos de arte más importantes del mundo, con más de 2 millones de obras de artes de todo el mundo y de casi todas las etapas de la historia de la humanidad.

El otro, sobre el lado Oeste del parque, es el Museo Americano de Historia Natural (el de la película Una noche en el museo), también uno de los más famosos del mundo en su rubro, con más de 32 millones de especímenes en su contenido, no todos en exhibición. recomiendo comprar la entrada con una general + la presentación del cine esférico.

 

Gastos del día: MET – 25 USD / American Museum of National History – 28 USD

Transporte: comienza el recorrido en la estación 59 st. – Columbus Circle del metro A y C de la línea azul y B y D de la naranja.

Dia 4: Barrios de Moda de Nueva York

Este es para visitar los barrios de moda de Nueva York, lugares que alguna vez fueron industriales y con el paso del tiempo quedaron en desuso. Pero después de una reciente puesta en valor pasó a ser una de las zonas de recreación más modernas de la ciudad.

Empezaremos el recorrido en la zona Hudson Yard par visitar dos de las más recientes obras arquitectónicas de la ciudad, The Vessel y the Shed, inauguradas el año pasado en la nueva zona de cristal de la ciudad.

Un poco más adelante hacia el sur podremos encontrar el High Line. Es un paseo elevado de 1,5 kilómetros está construido sobre las vías abandonadas de la East Side Line. Al finalizar este recorrido podremos parar a comer, o comprar algún souvenir en Chelsea Market, la antigua fábrica de las galletitas Oreo transformada de un gran mercado estilo industrial.

«Chelsea»
Vista desde High Line- New York
Vista desde High Line- New York

hacia el sur, mas allá de Greenwich Village se encuentra el barrio del Soho, la parte más sofisticada de la moda neoyorquina a orillas del Hudson. Si el clima favorece podemos  pasar varias horas recorriendo todo este corredor y hasta detenernos en un café para apreciar la arquitectura y entender la movida local.

Por último, y si todavía tenemos ganas de seguir en camino, podemos cruzar hacia el otro lado de la isla por la calle Houston, hasta llegar a East Village. Este último barrio es el más activo del día, lleno de bares, restaurantes y a menudo espectáculos callejeros. Es ideal para cerrar con unos tragos y broche de oro el día.

Gastos del día: 0 USD

Transporte: comienza el recorrido en la estación 34 st – Hudson Yards del metro 7 de la línea Violeta.

Dia 5: Distrito Financiero

Llegó el momento de conocer la parte clásica de la isla, el distrito financiero. Comenzamos con el parque City Hall, el centro administrativo del estado, para apreciar de cerca la arquitectura del antiguo palacio de justicia y el ayuntamiento de Nueva York.

Dos o tres cuadras hacia el Hudson desde ahí veremos el complejo World Trade Center. Este espacio que hasta el 2001 sostenía las famosas torres gemelos hoy son no sólo el memorial del atentado de aquel año, sino también el lugar desde donde se eleva la relativamente nueva Torre One y la nueva mega estación de metro World Trade Center. Lo más interesante del complejo es visitar el museo tributo 9/11, donde se exhiben los restos de las antiguas torres y narra al detalle los sucesos del atentado que las destruyó.

«La estatua de la libertad»
La estatua de la libertad, Liberty Island
La estatua de la libertad, Liberty Island

Seguimos a continuación por la Wall st. hasta localizar 3 hitos del lugar, la Bolsa de Nueva York, la reserva federal y el Toro de Wall Street.

Para finalizar el recorrido caminaremos hasta el último extremo de isla, sitio del Battery Park, desde donde salen las excursiones en Ferry con destino a Liberty Island (la de la estatua de la libertad) y Ellis Island (la de los inmigrantes).

Gastos del día: Excursión Liberty Island y Ellis Island – Desde 19 USD / 9/11 Museum – 15 USD

Transporte: Comienza el recorrido en la estación City Hall del Metro R y W de la línea amarilla.

Dia 6: Diversidad

Nombramos a este día como Diversidad, ya que lo dedicaremos  por completo a conocer los barrios que hacen referencia a las etnias que con el tiempo fueron poblando la isla.

Partimos desde Midtown , desde K-Town, el barrio coreano muy cerca del Edificio Empire State. El eje de este se ubica sobre la Calle 32 entre la Quinta Avenida y Broadway con comercios principalmente coreanos.

Aprovechamos el largo recorrido hasta la siguiente parada para descubrir las típicas residencias verticales de Manhattan hasta llegar a Little Italy, en Lower Manhattan. Este barrio fue un gran centro de la inmigración italiana del siglo pasado, aunque hoy sólo quedan un par de cuadras, el resto fue consumido por su vecino, China Town.

«Así es la vista de Manhattan desde Jersey» 
Vista del Skyline de NY desde Hoboken
Vista del Skyline de NY desde Hoboken

Casi todas las ciudades importantes del mundo tienen su barrio chino, y NY no es la excepción. Se trata de un barrio animado, casi en su totalidad de población de descendencia china y con mucha oferta gastronómica a excelente precio. Los amantes de la degustación callejera sabrán apreciar especialmente esta parte del itinerario.

Para finalizar el recorrido caminaremos con destino al parque Rockefeller, a orillas del río Hudson, donde podremos tomar un ferry o un tren para cruzar el río y conocer Hoboken en el estado vecino, Jersey. Si llegamos para el atardecer disfrutaremos una de las mejores vistas del Skyline de Manhattan.

Gastos del día: transporte ida y vuelta a New York/ Jersey – 6 USD

Transporte: a pie

Dia 7: Brookyn

El último día será por completo fuera de Manhattan, en el distrito de Brooklyn. Comenzamos cruzando el famoso puente de Brooklyn desde su inicio en el distrito financiero hasta Dumbo, en la costa del otro lado.

El restaurado barrio de Dumbo hoy es la moda del otro lado del East River. Sus calles adoquinadas, las tiendas gastronómicas y las impresionantes vistas del puente y Manhattan justifican la inversión de algunas horas allí.

«Un día de playa para escapar de la ciudad»
Coney Island, Brooklyn - Imagen de Bruce Emmerling en Pixabay
Coney Island, Brooklyn – Imagen de Bruce Emmerling en Pixabay

 

Siguiendo la costa del río hacia el norte nos toparemos con Williamsburg, un barrio de arte, con música callejera, murales, fábricas restauradas, cafés y bares en cantidad. Es también el barrio que concentra la mayor comunidad judía ortodoxa de NY.

Por ultimo podremos tomarnos el metro Q con destino a la última para de la línea amarilla, Coney Island y,  si el clima lo permite podremos disfrutar de un poco de playa, algo de gastronomía chatarra y unos juegos de kermesse.

Gastos del día: 0 EUR.

Transporte: Metro Q de la línea amarilla.

Chile de latitud sur, pero con un norte accesible

0
foto de Jeni Cáceres Quiróz
foto de Jeni Cáceres Quiróz

Chile de latitud sur, pero con un norte accesible

Por Maricel Santa Cruz especial para Revista Latitud

El otro día hablando con alguien que estimo mucho, me leí diciéndole que en esta etapa estábamos en construcción, en construcción de un nuevo paradigma. 

Seguramente todos estamos replanteando nuestras  prácticas, cuestionándonos si nuestras acciones aportan a una sociedad más equitativa, si contribuyen al medioambiente. Confío en que podemos ser mejores como sociedad, y el mundo de los viajes no es la excepción.

Así que me aventuré a surfear las redes, en busca de un proyecto turístico con impacto social positivo, sostenible, con valores que avalen esta teoría para que dejase de ser una utopía que tenía en mi mente. 

Gracias a la bendita web, todavía podemos seguir viajando. Así llegue a Chile, a la región del Maule (les dejo el instagram de esta región   para que se den una vuelta por este paraíso chileno) donde me encontré vía whatsapp con Jeni,  fundadora de Vaikava turismo aventura. Ellos se dedican a experimentar la naturaleza con compromiso social.

Jeni, es una persona cálida, con una gran sonrisa y muy apasionada que se abrió a compartir con nuestros lectores su recorrido personal. Su aporte es valioso porque tiene una empresa cuyo eje es que todas las personas puedan acceder al turismo. A continuación conoceremos más de este proyecto con  la accesibilidad como bandera. 

foto de Jeni Cáceres Quiróz
foto de Jeni Cáceres Quiróz

Jeni cuéntanos sobre tu proyecto, ¿cómo surgió?

Vaikava turismo aventura  surge desde una experiencia personal. En el año 2013 tuve un accidente en Santiago de Chile y por el nivel de lesiones permanecí en silla de ruedas por casi un año, lo que me llevó a vivir en carne propia la realidad de un porcentaje importante de personas y ver la accesibilidad como un derecho que otorga dignidad a las personas. Posterior al accidente y a mi rehabilitación estudié guía de turismo en la naturaleza, y pregunté a un profesor ¿cuál hubiera sido la posibilidad real de estudiar guía de turismo si fuera usuaria de una silla de ruedas? Y me comenta que ninguna. Desde ahí nace la idea de crear una empresa de turismo que desde el comienzo se pensó para que fuera para todas las personas, de lo contrario no sería.

¿Cuál es el paradigma que has elegido como norte?

Cuando comencé a estudiar sobre los derechos de las personas con discapacidad, leí mucho sobre el paradigma médico, social y biopsicosocial, sin embargo, siempre me faltaba algo. Por lo que decidí moverme desde el paradigma del humanismo que finalmente es el cristal con el que se ve el mundo, y yo quise ver a mis clientes como personas, por sobre el concepto de cliente que es más bien economicista. Nunca quise que mi empresa se enfocara en números de clientes sino en el impacto que la experiencia podría tener en ellas o ellos.

foto de Jeni Cáceres Quiróz
foto de Jeni Cáceres Quiróz

¿Cuáles son tus aportes con la comunidad? Y ¿cuáles son los logros ya cumplidos? 

Los aportes a la comunidad son variados, en una primera etapa nos dedicamos a que personas con discapacidad que les fuera imposible pagar alguno de nuestros servicios pudieran acceder a realizar experiencias de cicloturismo en montañas y en ciudad. La primera localidad piloto de esta experiencia fue Constitución, la ciudad en la cual nací.

Realizamos la Ruta de las rocas milenarias con un usuario parapléjico de Santiago, la capital de Chile. Posterior a esa experiencia nos llegó la solicitud de un colegio para que un niño pudiera realizar una experiencia de turismo, la cual accedimos y posterior a esa experiencia el colegio le regala una Handcycle, bicicleta que le permitiría desplazarse de manera autónoma e independiente. 

Fuera de la región del Maule en Chile, realizamos una experiencia en el Parque Nacional Nahuelbuta, coordinada con la oficina de la discapacidad de Curanilahue y la Fundación Acerca redes, donde dos adultos mayores en situación de discapacidad física realizaron experiencias de cicloturismo en el Parque, al término de la experiencia ellos refieren que nunca habían llegado a ese sector de la cordillera y que nunca pensaron en llegar.

Cuando hablo de impactos, más arriba a este tipo de experiencias me refiero, a mostrar que no hay límites cuando creamos experiencias para todas las personas

foto de Jeni Cáceres Quiróz
foto de Jeni Cáceres Quiróz

Cuáles son los próximos desafíos? 

Actualmente estamos en conversaciones con la Corporación Nacional Forestal, para capacitar a los guardaparques de la Región del Maule, y posiblemente a nivel país en temáticas de atención de calidad al visitante con discapacidad y por otro lado entregar estrategias de autocuidado emocional para la reactivación económica post covid-19.

En esta misma línea nuestras intenciones para la temporada alta del 2021 es contar con un guía oyente que maneje lengua de señas, ya que es una desventaja de nuestro servicio que actualmente no contamos con una persona que conozca la cultura sorda y maneje lengua de señas.

Para próximos pilotos en la Región del Maule estamos como empresa considerando realizar una experiencia de enoturismo en el Valle de Curicó y dejar capacitado al personal para que puedan entregar un servicio de calidad a todas las personas, sin importar el concepto de “discapacidad”.

Siempre he confiado lúcidamente en que mientras más acceso haya a la información y educación en la temática mejores experiencias en seguridad y calidad podemos brindar a nuestras y nuestros clientes o beneficiarios.

¿Has tenido reconocimiento al trabajo realizado?

En el año 2016 la Fundación Trekking Chile nos entrega el reconocimiento por el compromiso con los programas de turismo emocional en la región del Maule, específicamente “turismo para todos” que fue el primer escalón en motivación y al año siguiente en el 2017 la Federación de turismo de Chile (Fedetur) nos entrega el premio a la empresa más innovadora del país, y era primera vez que ese premio llegaba a la región del Maule.

¿Te gustaría abrir otros destinos?

En Chile sí, siempre pienso en cuáles, pero aún no lo tengo claro. En Ecuador estábamos en conversaciones para abrir un área de la empresa allá, pero se vino el despertar social en Chile y ahora la pandemia; tenemos cualquier proyección detenida por el momento, lo que no quiere decir que la retomemos después del 2022.

foto de Jeni Cáceres Quiróz
foto de Jeni Cáceres Quiróz

¿Dónde podemos encontrarte en redes sociales?

Nos pueden encontrar en Facebook  , Instagram desde agosto espero ya tener una plataforma web donde podrán encontrar las experiencias que comercializamos y los impactos positivos que generamos a través del turismo, en especial del turismo de aventura.

www.vaikavaturismoaventura.cl

En esta charla que mantuvimos con Jeni, me conmovió su visión clara de la actualidad. Ella sostiene que el presente del turismo debe ser para todos, está con su brújula muy bien calibrada, con un claro norte. 

Marie

En la Foto: Maricel Santa Cruz
En la Foto: Maricel Santa Cruz (entrevistadora)

 

 

Vivan los cerros pintarrajeados

0
hornocal

Vivan los cerros pintarrajeados

Especial de Enzo D’angelo para Revista Latitud

La Quebrada de Humahuaca es un paraíso de montañas con colores deslumbrantes.  Como si Picasso hubiera dado pinceladas por toda la Quebrada, ahí están  los tres hitos imperdibles de la región: el cerro de los Siete Colores en Purmamarca, la Paleta del Pintor en Maimará y las Serranías del Hornocal en Humahuaca. 

Es una región donde se vive de festejo en festejo (Enero tilcareño, Carnavales, encuentros de copleros, fiesta de la Pachamama) , se come rico, se le canta a los cerros y los pueblos abren paso a paisajes de ensueño que vale la pena recorrer.  Jujuy es la tierra de los colores. 

hornical---jujuy

Cerro de los Siete Colores

En Purmamarca asoma el célebre Cerro de los Siete Colores, sin dudas el cerro más fotografiado de la Argentina. Seguramente no habrá dos fotos iguales, ya que el cerro muestra diferentes facetas según desde donde se lo observe y el momento del día, porque las distintas intensidades de luz ambiente harán variar sus tonalidades.

Para tener una vista completa del cerro lo ideal es subir a alguno de los miradores. Uno de ellos se encuentra dentro del pueblo, es privado, por lo que hay que abonar una tarifa de acceso. Pero el más atractivo está sin dudas cruzando la ruta 52 y el surco que dejó un río seco, para luego recorrer un camino que trepa  entre unos cerros, con varios miradores a diferentes alturas. Desde allí se obtiene una increíble panorámica con las casas bajas de la ciudad y los tonos rojizos del cerro como cortina de fondo.

La vida aquí gira en torno a la plaza, la feria de artesanías y la iglesia. El Paseo de los Colorados es un circuito muy recomendable para realizar a pie, sentirás que estás en el planeta Marte.

hornocal-enzo-5

 

La Paleta del Pintor

Menos explotado turísticamente  que los pueblos vecinos, Maimará tiene una belleza única y merece ser visitado durante un viaje por la Quebrada.

La atracción principal de este pueblo es la Paleta del Pintor que se asemeja a una pintura al óleo con trazos rojizos, verdosos y ocres. Los habitantes de Maimará tienen el privilegio de contemplar esta obra de arte natural, cada mañana al abrir sus ventanas. Esta forma de relieve tiene millones de años. 

Para conocer el lugar con profundidad hay que recorrer las calles a pie, visitar la iglesia, el cementerio con el típico colorido norteño, pasearse por los campos de flores y las huertas al margen del río Grande, y cruzar el puente para conocer los viñedos de la bodega  Dupont. Viniendo por la ruta 9 desde de Tilcara o Purmamarca ya pueden divisarse los colores de la Paleta del Pintor, pero hay dos miradores con vistas increíbles: Molino y Paseo a La Cruz .

Los accesos están en el camino, muy fáciles de identificar. Los senderos son muy cortos y sin dificultad.

hornocal

Serranías del Hornocal

Ubicada a 25 kilómetros de Humahuaca , a poco menos de una hora de viaje. Visitar las Serranías del Hornocal es una de las formas más cercanas a tocar el cielo con las manos. La cadena montañosa de colores se encuentra a 4761 metros sobre el nivel del mar.

Sólo tendrás que sentarte y contemplar por horas este espectáculo inconmensurable. 

En el mirador se aprecian las vetas de colores, las formas triangulares en este particular arco iris que algunos aseguran, llega a las 33 tonalidades. Es un ejemplo de sedimentación por estratos, colores que se forman por una piedra caliza que va del ocre, al verde, amarillo, y hasta el blanco. Estos estratos estaban bajo tierra hace miles de años, cuando la formación de la cordillera hizo con su largo proceso, el efecto para dejar expuesto el colorido. Hoy vemos las rocas fracturadas haciendo de marco de las vistas panorámicas.

hornocal-enzo-2

Los entendidos recomiendan programar la excursión para llegar por la tarde, cuando el sol se encargará de destacar los colores sobre la ladera montañosa. El lugar no cuenta con demasiada infraestructura además de 2 miradores. Debido a la altitud del lugar, es aconsejable movilizarse con cautela, para evitar el apunamiento de vehículos y personas causado por la falta de oxígeno.

Las palabras no son suficientes para describir lo maravilloso de este lugar, pero el trayecto que se recorre hasta llegar al Hornocal, no es menos espectacular. Vale la pena hacerse un alto en las cuestas para apreciar el camino de ripio serpenteante con sus cientos de curvas y la ciudad de Humahuaca que se va perdiendo a lo lejos. Tal vez tengan la fortuna de cruzar alguna manada de guanacos para tener un espectáculo completo.

las calles del norte