El día que la tierra se detuvo

EL DÍA QUE LA TIERRA SE DETUVO

Por Jazmín Haberman especial para Revista Latitud

Un día la tierra se detuvo simulando ser una película o una historia de ciencia ficción.

Todo comenzó en diciembre del 2019. Un virus invisible paralizó el mundo, nos puso en pausa y automáticamente tuvimos que frenar, parar, nos dejó totalmente inmovilizados. Nos hizo pensar, reflexionar, nos preguntamos muchísimas cosas acerca de la vida que llevamos. 

¿Por qué nos llenamos de actividades? ¿Hacia dónde corremos tanto? ¿Por qué vivimos siempre a mil revoluciones? ¿Por qué nunca tenemos tiempo?  ¿A dónde queremos llegar? ¿Soy feliz con mi profesión, con mi carrera, con mi trabajo? ¿Qué me gustaría hacer? Son muchas de las preguntas que nos hacemos. 

Luego nos damos cuenta de lo que si tenemos, comenzamos a valorar lo que sí importa. Extrañamos a la familia, a los amigos, compañeros de trabajo, de estudio, le damos valor a los pequeños hechos.

Kuala Lumpur, Malasia
Kuala Lumpur, Malasia

Nos reinventamos, descubrimos cosas nuevas que no conocíamos o que por falta de tiempo no pudimos hacer. Desarrollamos nuestros talentos, aprendemos, modificamos la modalidad de trabajar, de estudiar, hasta de comprar.

Leemos, cantamos, escribimos, bailamos, hacemos ejercicio, vemos series, películas, cocinamos, realizamos recetas nuevas, hacemos video llamadas o simplemente descansamos, porque cada uno vive la cuarentena a su manera, a pesar de estar solo o acompañado.

Reímos, lloramos, nos aburrimos y nos divertimos. Nos preguntamos ¿cuánto va a durar? ¿El mundo va a cambiar? O, ¿ya cambió? ¿Nos enfrentaremos a un mundo nuevo?

Esta situación va a pasar, no sabemos cuándo pero pasará. Seguramente nos dejará una lección, una enseñanza, nos volverá más conscientes, más responsables, más unidos y fuertes. 

Santorini, Grecia
Santorini, Grecia

Valora este tiempo, valora esta pausa. Próximamente volveremos a viajar y cuando estemos en ese viaje apreciaremos más que nunca estar ahí, en ese lugar. 

Por lo tanto, tengamos en cuenta que el próximo viaje que elijamos no lo olvidaremos nunca más en nuestras vidas. 

 

Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here