Estambul: El eje del turismo Turco

Estambul

Si existe una ciudad en el mundo que puede hacerse fama de haber visto pasar la historia completa de occidente, esa es Estambul, el eje del turismo turco.
Una Urbe Mágica, como de otros tiempos, que mezcla la modernidad de Europa con el exotismo de una cultura diferente, la musulmana.
Es una ciudad puente entre dos mundos, y es que literalmente se encuentra geográficamente una parte en Europa y la otra en Asia.
En la actualidad es la de mayor relevancia histórica y turística de Turquía, pues Estambul fue testigo del levantamiento y la caída de los imperios más importantes de esta parte del mundo, desde los Troyanos y antes también, pasando por los Persas, Romanos, Bizantinos y hasta el impero Otomano.

La Mezquita de Ortaköy- Estambul
La Mezquita de Ortaköy- Estambul

La magia que tiene Estambul en sus calles no tiene comparación con ninguna otra ciudad Europea que haya tenido la suerte de conocer. Puede ser por el impacto visual, que produce la combinación de tantas estructuras antiguas de mármol y piedra con los multicolores artesanales que se ven por todos lados, o el millar de aromas intensos que surgen de cada rincón, los sonidos de los cuervos, barcos y mezquitas que llaman al rezo, o la amabilidad de la población local, gente que sí sabe sobre ser buen anfitrión. Puede ser también que la mezcla de todas estas situaciones sea la que arrebata los sentidos y sumerge al viajero en una situación muy distinta a las que acostumbra.

Moverse al ritmo de Estambul

El tema del transporte de Estambul merecería un capítulo aparte, porque esta ciudad lo tiene todo. Buses, metro, trenes, ferries, taxis y hasta un funicular, todos integrados al mismo sistema con circuitos eficientes y precios más que accesibles.
Sólo tenemos que conseguir una tarjeta de trasporte (la Istanbul kart) que tiene un costo de 6 liras por única vez, más el crédito que queramos cargarle. La tarjeta sirve para todos los transportes, incluso los ferries.

Calle lateral a la entrada del Gran Bazar
Calle lateral a la entrada del Gran Bazar

Llegar hasta la ciudad es otra cosa. El nuevo aeropuerto internacional de Estambul es considerablemente más grande que el anterior Ataturk, sin embargo no se encuentra todavía inaugurado en su totalidad. Por esto es que por ahora el único transporte, además del taxi, que conecta con la ciudad, es el bus. Sale 16 liras y el tramo dura entre 45 minutos y 1:30 horas, dependiendo del tránsito. El que va hasta el casco histórico es el IST-20, que sale cada media hora.

¿Dónde es mejor quedarse?

Estambul es una ciuda suficientemente grande y demasiado turística. Los hoteles abundan en cantidad y calidad, con precios que van desde los 15 USD hasta más de 500 USD por una noche.
Las principales zonas turísticas, y en consecuencia las mejores para alojarse, son Sultanahmet (el casco histórico), Taksim (la zona comercial y de entretenimiento) y Koroy (la más bohemia)
Si tuviera que recomendar una, diría que Taksim sería la mejor opción, ya que los precios de los servicios de comida y compras son considerablemente más económicos que en las otras dos.

 

bazar de las especias
bazar de las especias

La Magia que tiene Estambul en sus calles no tiene comparación con Ninguna otra ciudad Europea

Lo que no te podés perder

Al igual que otras grandes capitales imperiales del mundo, como Roma o El Cairo por nombrar algunas, Estambul tiene historia en cada uno de sus rincones. Es difícil visitar la antigua Constantinopla sin dejar algo interesante de lado. Por esto recomiendo para recorrerla, dedicar un tiempo previo al viaje para organizarse los días por zonas y así tener tiempo de conocer los puntos de interés y a la vez poder descubrir cada una de sus calles.

Mapa de Estambul

 

Sultanahmet

La Gran Mezquita Azul : Conocida también como la mezquita del Sultán Ahmed,  es uno de los monumentos más impresionantes del mundo. Se encuentra en el corazón del casco histórico justo en frente del Museo de Santa Sofia. Se puede ingresar como turista siempre y cuando se respeten las pautas de vestimenta de los templos del Islam. La entrada es libre y gratuita salvo en horarios de rezo, donde solamente pueden ingresar los creyentes.

Santa Sofia: Construida en el año 537 dc durante el imperio Bizantino, fue y sigue el edificio más emblemático de Estambul. Desde sus inicios hasta la fecha fue modificando su función. Lo que hoy en día es el Museo de AyaSofya, fue en otros tiempos una iglesia ortodoxa griega, católica y hasta un mezquita musulmana. La entrada cuesta 100 liras. 

Palacio de Topkapi: Fue la residencia del Sultán, su familia y el centro administrativo del Imperio otomano desde 1465 hasta 1853. Hoy como museo presenta una interminable colección de objetos pertenecientes al periodo del sultanato que van desde artículos de cocina hasta joyas invaluables. Para recorrerlo completo se requiere por lo menos dedicar medio día y también la compra de dos entradas, una general que cuesta 72 liras más otra para el Harem de 42 liras.

Cisterna Basílica: Fue la principal reserva de agua durante el imperio Bizantino y posteriormente el Otomano. Se construyó en poco tiempo, en el año 532, siendo hasta la actualidad la más grande descubierta de Estambul. Se ingresa por una pequeña casa a unos 100 metros del museo Ayasofya con una entrada que cuesta solo 30 liras.

El Gran Bazar: Como su nombre lo indica es uno de los Bazares mas grandes del mundo. Se puede decir que este bazar es en si una pequeña ciudad ya que tiene en su interior más de 58 calles con 4.000 tiendas, que principalmente venden joyería, cerámicas, cueros, antigüedades y textiles. Hay algún que otro café también donde sentarse a descansar. NOTA: si tienen que cambiar dinero las casas de cambio del Bazar tiene el mejor precio.

Museo Arqueológico de Estambul: Su colección narra la historia de la región y de Occidente desde el año 5000 ac hasta el imperio otomano. Sus reliquias principales son dos, el Sarcófago de Alejandro el Grande y  la tabla del Tratado de Qadesh. Se ingresa por el lateral del Parque Gülhane, que vale la pena conocer de pasada. La entrada cuesta 50 liras.

Museo de Santa Sofia- Sultanahmet
Museo de Santa Sofia- Sultanahmet

Eminönü y Sirkeci

Terminal de Trenes: A finales del siglo 19 fue una de las más importantes estaciones de Europa, conocida también como la estación inicial del famoso Orient Express. Hoy cumple esa misma función pero con trenes regionales e internacionales. En el nivel del subsuelo se encuentra también la línea principal de metro, el único que cruza por debajo del Cuerno de Oro.

Bazar de las Especias: Se lo conoce también como bazar egipcio. Es una versión pequeña del gran Bazar, aunque dedicado casi en exclusividad a las compras gastronómicas (especias, dulces, café y demás). Es interesante también recorrer los mercados de los alrededores, que son tanto o más grandes que el bazar en si, una suerte de bazar informal.

Mezquita de Suleiman: A mi criterio, es la mezquita más impresionante de Estambul. Fue construida en el año 1558 por orden del Sultán Suleiman, conocido como «el magnífico». Al igual que otras mezquitas no se puede ingresar calzado ni con los hombros descubiertos. La menor parte de esta mezquita son las vistas del Cuerno de Oro y la costa del otro lado desde la altura.

Acueducto de Valente: Es un clásico acueducto Romano del año 368 dc. Del total de 1 kilómetro que tuvo durante su apogeo solo conservan hoy 600 metros.

Desde Karaköy hasta Taksim

Barrio de Karaköy: Es el barrio bohemio de la zona turística de Estambul, sus calles son con tanto desnivel que por momentos se convierten en escaleras. Los edificios de la era Otomana alojan principalmente hoy tiendas de instrumentos musicales, cafés, souvenirs y boutiques de diseñadores independientes.

Torre de Galata: Esta torre Medieval de casi 67 metros es la imagen de postal de la ciudad de Estambul. Se encuentra en el corazón del Barrio de Karaköy rodeada de cafés y pastelerías. Se puede ascender, aunque las colas suelen ser largas y la vista no tiene nada de exclusiva. Por las noches, como a las 20 horas, se presenta un espectáculo de luces y sonidos proyectado sobre su estructura.

Avenida Istiklal: Conocida también como avenida de la Independencia es una de las avenidas más famosas de la ciudad, concurrida por casi 3 millones de personas en un día de fin de semana. Comienza en la Plaza Taksim, la principal del lado moderno de Estambul, y nos lleva por un recorrido de casi 2 kilómetros de comercios y restaurantes hasta la parte más alta del barrio de Karaköy. Durante su recorrido veremos pasar un tranvía histórico de principios del siglo pasado.

Beşiktaş y Alrededores

El Palacio de Dolmabahçe: Fue construido a mediados del año 1800 para remplazar en sus funciones al antiguo palacio de Topkapi. La zona del Palacio abarca 45000 m² y posee 285 habitaciones, 46 salones, 6 hamam y 68 cuartos de baño. La entrada completa cuesta 120 liras que incluye el complejo del palacio y la residencia del sultán.

La mezquita de Ortaköy: Esta pequeña mezquita del año 1854 no se destaca tanto por su arquitectura sino más bien por su localización. Se encuentra a orillas del mar, de lado al puente del Bosforo, la principal conexión entre el lado europeo y el Asiático de la ciudad. En sus alrededores podremos encontrar casi con exclusividad restaurantes, cafés y una pequeña estación fluvial de donde salen ferries que cruzan al lado asiático.

Barrio de Beşiktaş: Es un colorido barrio de paseo de fin de semana. Poco conocido entre los turistas pero sí muy popular entre los locales. Beşiktaş es uno de los lugares con más vida de toda Estambul, sus calles, siempre concurridas, están llenas de bares, cafeterías y tiendas.

torre de Galata
torre de Galata

Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here