7 días en Egipto: Caminando entre dioses y faraones

7 días descubriendo la fascinante civilización egipcia

Caminando entre dioses y faraones

Por Bea y David especial para Revista Latitud

Egipto, es un país que llama tanto la atención por su historia y belleza, donde se puede disfrutar conociendo en primera persona del esplendor vivido en la antigüedad.

Tiene, por otro lado, fama de ser un destino peligroso. Nosotros éramos de los que creían eso, pero después de vivirlo solo podemos deciros que es uno de esos destinos que debéis visitar por lo menos una vez en la vida. 

Os animamos a que descubráis la información que brindamos, para decidir cuándo planear este viaje, que os teletransportará al pasado.

Para nuestra aventura elegimos contratar con una agencia un paquete de crucero por el Nilo, con algunas variaciones a la hora de visitar Abu Simbel.  Además preferimos tener dos días libres para deambular a nuestro aire por El Cairo, con un guía privado. De este modo pudimos encontrar el equilibrio perfecto para nuestro viaje, una parte organizada y la otra libre. 

Antes de seguir relatando nuestra aventura os diremos que la mejor época para visitarlo es desde mediados de marzo hasta mediados de mayo, ya que los meses de verano son muy calurosos y secos, y los meses de invierno algo fríos, sobre todo por la noche.

Por otro lado para visitar el país es necesario la obtención de un visado (25 dólares), que se puede solicitar desde el país de origen en la página de www.es.ivisa.com y recogerlo en el aeropuerto.

Mirador de las 3 Pirámides, El Cairo
Mirador de las 3 Pirámides, El Cairo, Egipto

¿Preparados para conocer nuestras aventuras durante 7 días?

Día 1: BARCELONA-LUXOR

Esta aventura por Egipto comenzó en el aeropuerto de El Cairo donde aterrizamos procedentes de Barcelona después de 4 horas de vuelo. Allí nos esperaba una persona de la agencia para hacernos entrega del visado.  

Recomendamos cambiar euros en el aeropuerto, allí encontramos el mejor cambio de todo el viaje.

Volvimos a coger un avión que nos llevó a la ciudad de Luxor. Ahí nos esperaba otra persona con el resto de los  viajeros para llevarnos al barco anclado en el río Nilo.

Al día siguiente descubriríamos las maravillas que nos tenía preparadas la mítica Luxor.

Día 2: LUXOR

El despertador sonó a las 6 a.m. y sin rastro de pereza saltamos de la cama para ver amanecer, mientras navegamos por el Nilo. 

Valle de los Reyes

Desde allí nos dirigimos en autobús hasta la primera parada, el majestuoso Valle de los Reyes.  En este lugar fueron enterrados la mayoría de los faraones del Reino Nuevo Egipcio.

Es importante saber que las tumbas están enumeradas según el orden por el que fueron descubiertas siendo la última la del famoso Tutankhamon que es la número 62.

Primero vimos la tumba de Ramsés IV, que es la más espectacular por su estado de conservación. Después visitamos la tumba de Ramsés IX, donde se destacan sus espectaculares pinturas y grabados. Por último la tumba de Merenptah, diferente a las anteriores ya que se accede por una larga pendiente hasta llegar a un espectacular sarcófago con muchos detalles.

La entrada es de 240EGP (13,29EUR) incluye visita a 3 tumbas, las más importantes tienen un precio adicional. Por ejemplo la de Tutankamón 250EGP (13,85EUR).

Templo de Hatshepsut

Seguimos camino rumbo hacia el Templo funerario de Hatshepsut, ubicado en el Valle de las Reinas. Rinde culto a una de las primeras faraonas del antiguo Egipto de nombre Hatshepsut, la cual reinó durante más de dos décadas.

El templo se divisaba a una distancia considerable, camuflándose con el color de la montaña pero sobresaltando en su belleza.

Visitando el lugar pudimos entender su importancia, disfrutando de sus plataformas escalonadas, sus pórticos con pilares y vivos relieves, todo ello contrastando con un telón de fondo desértico que suma aún más encanto a la visita.

Aconsejamos llevar agua y protección solar porque el sol en esta visita es muy fuerte y agotador

La entrada es de 140EGP (7,76EUR) para todo el complejo (no había más tumbas abiertas al público). 

Colosos de Memnón

La tercer parada de este día seria en los Colosos de Memnón, que después de 3400 años siguen alzándose al sur de la necrópolis de Tebas. 

Se trata de dos gigantescas estatuas gemelas de 18 metros de altura, sentadas en un trono, con la mano reposando en sus piernas. Estas guardan la entrada del templo funerario del mismo faraón al que representan: Amenhotep III.

Su acceso es GRATUITO.

Templo de Luxor, Egipto
Templo de Luxor, Egipto

Templo de Luxor

Ya de nuevo en la orilla oriental, visitamos el Templo de Luxor, situado en el corazón de la antigua Tebas. Fue construido por varios faraones entre los que destacan Amenhotep III (construcción interior del templo) y Ramsés I (recinto exterior, fachada y obeliscos), de este último se pueden contemplar dos grandes esfinges en su entrada.

El templo está dedicado al dios del viento Amón-Ra (Viento-Sol) y lo más curioso es que está conectado con el Templo de Karnak (a 3km de distancia) por una avenida de esfinges. En la antigüedad esta tenía 600 esfinges, pero en la actualidad solo se pueden ver en el principio de la avenida que da acceso a cada templo.

Entrada 140EGP (7,76EUR)

Templo de Karnak

La última visita de este intenso día fue al Templo de Karnak (dedicado al dios Amón), considerado el complejo religioso más importante en la antigüedad y el más grande en la actualidad.

Cada columna, cada grabado, cada estatua, cada obelisco hace que podamos entender la magnitud de lo que estábamos presenciando, imaginándonos lo relevante que era en la antigüedad.

Recomendamos visitar los rincones alejados e indagar por toda su extensión, tiene muchas sorpresas que ofrecer y por supuesto sus columnas son impresionantes.

Entrada 150EGP (8,31EUR)

Al finalizar la visita nos trasladaron en autobús al barco para continuar la navegación hacia Edfu. 

Os aconsejamos que subáis a la cubierta del barco para que podáis disfrutar de las curiosas maniobras para pasar por la esclusa de Esna.

Día 3: EDFU-KOM OMBO

Templo de Edfu

Amanecimos después de una noche tranquila de navegación por las aguas del Nilo. Ni bien anclamos en el puerto nos esperaba un caos de barcos, viajeros y muchos egipcios esperando para llevarnos a todos hasta el templo de Edfu.

Una vez recompuestos de nuestro incómodo viaje por las calles llenas de coches y gente, en donde parecía peligrar nuestra vida, pudimos disfrutar de la visita al templo.

Este templo está dedicado al dios halcón, Horus, protector del alto Egipto y destructor de Seth, famoso por ser el iniciador de la civilización egipcia.

Nos sorprendió su estado de conservación y pudimos engancharnos con la fabulosa historia de la leyenda de Osiris, ya que este templo es uno de los 4 donde acontece.

Lo más destacable son sus grabados que detallan la apasionante historia, sin olvidar una imponente fachada presidida por dos halcones, que da acceso a una gran sala sostenida por columnas decoradas con espectaculares relieves.

Entrada 180EGP (9,90EUR)

Templo de Edfu, Egipto
Templo de Edfu, Egipto

Al finalizar la visita volvimos al barco para retomar la navegación dirección al templo de Kom Ombo.

Templo de Kom Ombo

Nos encantó llegar al templo por la tarde y visitarlo con la caída del sol, la luz a esa hora era preciosa.

Este templo rinde culto en su parte sur al dios Sobek (cabeza de cocodrilo y cuerpo de humano) creador del Nilo y en la norte a Horus el viejo (hombre con cabeza de halcón).

Para nosotros la parte más bonita es su fachada formada por 3 grandes columnas que representan la flor de loto. Lo más espectacular de todo son sus grabados, donde están representados todos los dioses con cabezas de animales.

A la salida del templo no olvidéis visitar la capilla de Hator, en ella puedes ver momias de cocodrilos muy bien conservadas!!

Entrada 140EGP (7,70EUR) Incluye la visita al museo de momias de cocodrilos.

Volvimos al barco para disfrutar de nuestra última noche a bordo, navegaríamos hasta Asuán.

Día 4: PHILAE-ABU SIMBEL

Comenzamos el día de Egipto con muchas ganas, porque habíamos leído y escuchado grandes experiencias que estábamos ansiosos por vivir. Nosotros acordamos con la agencia cambiar el orden de visitas del día, haciendo primero la visita al templo de Philae y llegar a Abu Simbel para el mediodía y así poder disfrutar a solas de este maravilloso lugar ¿Creéis que nos funcionó? Ya os adelanto que sí!!!

La primera actividad que hicimos para despedirnos de las aguas del Nilo fue un paseo en faluca, una típica embarcación pesquera. Un paseo agradable, confortable y cargado de canciones típicas del pueblo Nubio.

Después del paseo nos recogió un coche que nos llevó a un muelle desde ahí subimos a una barca a motor para llegar al precioso Templo de Philae. 

Templo de Philae

Philae tiene un enclave único, se encuentra en una isla por la que puedes observar el templo mientras la bordéas navegando. Es indescriptible su belleza, para nosotros es uno de los más bonitos, lleno de rincones muy bien cuidados.

Este templo, dedicado a la diosa Isis, podríamos describirlo como un templo con mucha historia y contraste dentro de un marco privilegiado.

ENTRADA 180EGP (9,90EUR)

Al finalizar la visita se pasa por un muelle con una pasarela, en él hay vendedores de figuras hechas con minerales en tonos verdes. Os aconsejamos que si os gusta alguna regateéis hasta conseguir un precio justo, ya que nosotros no pudimos encontrar en ninguna de las otras zonas que visitamos y ya os digo que nos quedamos con ganas de una!!!

Sin tiempo que perder nos montamos de nuevo en el coche con destino Abu Simbel. Es un viaje de unas 3 horas cruzando el desierto, no hay nada, tan solo una estación de servicio en la que se hace una breve parada y en donde se pueden ver espejismos (el calor es asfixiante). 

Abu Simbel, Egipto
Abu Simbel, Egipto

Abu Simbel

Llegamos al mediodía con muchos nervios por conocer esta maravilla de lugar. Aún recordamos las palabras de nuestro guía cuando nos dijo si estábamos preparados para sentir un calor agotador, pero que seríamos recompensados con una de las mejores visitas de nuestro viaje por Egipto.

Cuando nos encontrábamos delante de él no podíamos hablar, todo era increíble: la luz, el enclave, el lugar lleno de tranquilidad y una belleza que nos dejó impactados.

Este espectacular santuario está dedicado a Ramsés II, aunque el complejo también veneraba a otros dioses y faraones.

Es indescriptible lo que sentimos al bajar la colina y alzar la vista hacia su fachada. Ver a sus 4 colosos sentados en un trono fue el momento más emotivo del viaje.

Si la fachada nos dejó perplejos, su interior no nos causó menor asombro, tratándose de uno de los hipogeos más bellos construidos en la tierra del Nilo.

Mientras avanzábamos y nos acercábamos al santuario, las salas van disminuyendo su tamaño, creando la sensación de que nos dirigíamos a un lugar íntimo, místico…

Un dato curioso es que cada 21 de octubre y de febrero (según algunos expertos las fechas de nacimiento y coronación de Ramsés II) los primeros rayos de sol atraviesan el templo hasta llegar al santuario e iluminan 3 de las estatuas a excepción de la de Ptah por su condición de rey del inframundo. Nos impresionó este despliegue de ingenio y de conocimientos astronómicos de los antiguos egipcios.

Dentro del mismo complejo pudimos visitar el Templo de Nefertari, construido por Ramsés II en honor a su mujer y dedicado a la diosa Hathor.

ENTRADA 240EGP (13,14EUR) +15EUR por hacer fotos en su interior.

Algo más de Abu Simbel

Otro atractivo que recomendamos de Abu Simbel es su espectáculo de luz y sonido al anochecer. Te hace viajar al pasado y conocer los secretos que se guardan en el con imágenes que llenan sus fachadas a todo color.

Nosotros al querer realizar la actividad nocturna y cambiar el orden de las visitas del día tuvimos que pasar la noche en el pueblo donde se encuentra el santuario.

Día 5: ASUAN-EL CAIRO

Nos levantamos y disfrutamos de los últimos instantes en el hotel para volver de nuevo por la carretera que cruza el desierto desde Abu Simbel hasta Asuán.  Desde allí cogimos un vuelo hacia nuestro último destino de Egipto, El Cairo.

Llegamos a media tarde al aeropuerto y desde allí nos trasladaron al Hotel. Casi sin dejar las maletas salimos a sus jardines para poder contemplar las increíbles vistas a las pirámides de Keops y Kefren.

Para terminar el día y dejarnos con ganas de más para el siguiente día, fuimos a cenar a la terraza de un restaurante cercano con las pirámides como telón de fondo.

Día 6: EL CAIRO

Madrugamos, un día más muy emocionados porque visitaríamos la única de las siete maravillas del mundo antiguo que sigue en pie. Sin más preámbulos fuimos directos al recinto de las pirámides de Guiza y la esfinge. 

Al acceder al recinto ya sientes que te falta el aire porque puedes tener una maravillosa vista de la gran pirámide de Keops.  Es una sensación muy excitante, no parece real tenerla tan cerca e incluso poder tocarla.

Siguiendo el camino asfaltado a unos cuantos metros se encuentra la pirámide de Kefrén, la única que en su vértice conserva su revestimiento original de caliza.

Esfinge y pirámide de Kefrén, Egipto
Esfinge y pirámide de Kefrén, Egipto

Pirámides y Esfinge

Nosotros decidimos visitar su interior ya que el aforo no está tan limitado, la entrada es más barata  y su interior es similar a Keops. Se ingresa por un estrecho túnel de 1,20 metros de altura en descenso, que conduce a la cámara funeraria donde se encuentra el sarcófago que contenía la momia.

Para visitar la pirámide de Micerinos fuimos en autobús, aunque se puede ir andando pero el trayecto es algo pesado debido al calor. Micerinos es la pirámide más pequeña pero esconde unas grandes vistas ya que está acompañada de otras tres pirámides de menor tamaño denominadas pirámides de las reinas. 

Si queréis la famosa fotografía con las tres pirámides de Guiza de fondo debéis de ir a un mirador que se encuentra siguiendo la carretera asfaltada. 

Si tenéis oportunidad es aconsejable realizar las visitas a la inversa comenzando por visitar el mirador con vistas a las tres pirámides, ya que encontraréis menos afluencia de gente.

La última visita al recinto de las pirámides fue a la conocida Esfinge. Es una visita breve pero intensa ya que tienes unas grandes vistas de ella con las pirámides de fondo y además puedes disfrutar de su perfil desde una distancia más cercana.

Entrada meseta Guiza  200EGP (10,69EUR) y Entrada Kefren  100EGP (5,34EUR)  

Saqqara

Nuestra inquietud por descubrir El Cairo y sus alrededores nos llevó a contratar un guía que nos llevó a Saqqara, necrópolis principal de la ciudad de Menfis a 25km de El Cairo.

En este recinto lo que llama la atención nada más al llegar es la pirámide escalonada de Djoser. 

Además aquí se encuentra la pirámide de Unas, para nosotros una de las más bonitas y sorprendentes por sus grabados y jeroglíficos. En su cámara funeraria sus paredes esconden un gran secreto, si se ven con la luz eléctrica veremos los típicos jeroglíficos, en cambio si las vemos con la luz apagada y una linterna incidiendo en ellas  se pueden apreciar figuras en relieve… También en unas de sus paredes podemos ver escrito un fragmento del libro de los muertos y otra gran particularidad es que las paredes siguen guardando sus colores originales.

Por otro lado hicimos dos visitas muy interesantes, la primera a la mastaba de Ptahhotep y su hijo Akhethotep y la segunda de Ty.

Entrada Saqqara 180EGP (9,90EUR)

Dahshur

Sin descanso en nuestra aventura nos dirigimos a Dahshur, a unos 12 km de Saqqara y 40km de El Cairo. Es muy poco visitada por los turistas, nosotros tuvimos que decir que veníamos de la embajada y nos alojábamos en el barrio Dooki (pequeña mentira piadosa).

Fue una visita diferente a las anteriores por la soledad que sentimos en medio del desierto bajo la inmensidad de estas pirámides.

Allí pudimos visitar la Pirámide Acodada y la Pirámide Roja. Esta última para nosotros la más divertida y alocada, debido a la sensación de aventura que produce adentrarse en ella.

Entrada Dahshur 60EGP (3,20EUR)

Después del intenso día y las emociones que vivimos acabamos por la noche en un espectáculo de música y danza egipcia en Wekalet El Ghouri Arts center.

Como última recomendación os podemos mencionar dos sitios para comer que nos gustaron con comida típica egipcia, Restaurante El Ezba y una cadena de comida llamada Gad.

Día 7: El Cairo

En nuestro último día en Egipto descubrimos El Cairo antiguo. Decidimos visitar mezquitas que no fuesen muy turísticas y mantuviesen su esencia tradicional.

Dukki y Copto

Para ello nos dirigimos al barrio Dukki, allí visitamos la mezquita del sultán Hassan, con sus altos techos y un patio exterior utilizado para la oración.

Justo al lado se encuentra la mezquita de Rifa’i, donde está enterrado el nieto de Mahoma y el zar de Persia. En general esta mezquita es muy bonita y llena de grandes rincones que vas descubriendo conforme avanzas por sus puertas.

Acabamos la visita y nos adentramos en las calles de El Cairo donde vimos la vida cotidiana y algunos mercados, hasta llegar a la mezquita de Ibn Tulun.

Lo más sorprendente de esta mezquita son las vistas que nos proporciona de la capital de Egipto.

Seguidamente nos dirigimos al Barrio Copto, fue una visita rápida porque en este barrio se producen altercados con los cristianos.

Visitamos una sinagoga y una iglesia copta, la cual se construyó encima de la cueva donde se escondió la Sagrada Familia (María, José, Niño Jesús).

Mezquita IbnTulun, El Cairo
Mezquita IbnTulun, El Cairo, Egipto

Museo de Arte Egipcio

Sin tiempo para descansar fuimos a una visita muy esperada, el Museo de Arte Egipcio de El Cairo, situado al lado de la famosa Plaza Tahrir o de la liberación.

En el museo hay una colección de diferentes tipos de arte, imposible de recorrer con detalle debido a su magnitud. Nosotros nos centramos en las obras más famosas como el alcalde, la única figura de Keops, el escriba y momias increíblemente conservadas como la de Yuya y Thuya.

Lo más destacable de todo el museo es el famoso tesoro de Tutankamón, donde se encuentra su impresionante máscara.

Entrada Museo de Arte egipcio 200EGP (10,69EUR)

Lo demás…

En este día la visita que más nos impactó fue a la denominada Ciudad de los vivos y los muertos (cementerio musulmán). Vimos en primera persona como familias con escasos recursos usan las habitaciones funerarias como vivienda.

Fue una visita muy dura pero necesaria para tener una visión realista sobre la vida de mucha gente en El Cairo.

Para acabar el día visitamos el laberíntico y famoso mercado de Jan el-Jalili. Lugar ideal para tomar un té en el Café de Fishawi (Café los Espejos) y realizar las últimas compras.

En nuestra opinión donde encontramos los mejores precios en papiros, bisutería y figuras de todo tipo.

Nos despedimos de este maravilloso país con un paseo nocturno por El Cairo antiguo hasta la puerta de Bab Zuwayla.

Reflexión final

Al día de hoy recordamos Egipto y aún sentimos nostalgia. Es inevitable sentir la necesidad de conocer con más tiempo este increíble país. Sientes desde que el sol sale hasta que se esconde que estás rodeado de un aura fascinante en la que nos mezclamos entre los templos y el caos.

En breve inaugurarán el nuevo museo de Arte Egipcio por lo tanto ya tenemos una buena excusa para visitarlo. 

Cada escenario es especial como lo es su historia milenaria. Por esto animamos a todos a conocerlo, la belleza y lo especial de este lugar es irrepetible.

Dejaros de prejuicios y mitos, Egipto es un país seguro que merece ser conocido. La inmensa mayoría de sus habitantes os acogerán con los brazos abiertos y guardaréis un recuerdo inolvidable durante toda la vida.

 

Comentarios

  1. Hola Pedro gracias por el comentario, el viaje de 7 días completo fue de 1205€. Incluia todas las entradas detalladas en el articulo, estancia, comidas, crucero por el Nilo , guía privado durante 2 días en El Cairo, hoteles, visado, propinas…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here