Inicio Blog

Cafayate, tierra de colores y sabores

0
Cafayate

Cafayate, tierra de colores y sabores

Por Federico Petrocco, especial para Revista Latitud

El noroeste argentino es uno de los circuitos más populares del turismo mochilero argentino. Esta región, llamada también la Puna, se caracteriza por sus coloridas formaciones geológicas talladas por el clima durante millones de años. Es una tierra de apariencia árida, desértica aunque a su vez, y paradójicamente, abundante en vida silvestre. 

En este camino de inigualable belleza existe un paraje que obliga al viajero a detenerse, a realizar un descanso y dejar que fluya la perspectiva. Se trata de la ciudad de Cafayate, aunque más que una ciudad, parece un pueblo grande. Este pequeño lugar salteño de casas bajas y perros callejeros tiene la calidez del propio hogar. Sus habitantes viven la vida al ritmo de la naturaleza, el tiempo ahí parece no transcurrir. Es un lugar en donde la hora de la siesta es sagrada, al igual que la vuelta por la plaza después del ocaso.

Es también una tierra de sabores, que combina a la perfección la gastronomía norteña con los renombrados vinos de los viñedos que la rodean.

Cafayate

Como es frecuente en estos lugares la manufactura predomina sobre lo industrial, y todo lo que vemos tiene la evidente huella de lo artesanal.

El turismo en Cafayate es la segunda actividad más importante, después de la producción vitivinícola. Por esto y como en todo paraje turístico, es abundante la oferta hotelera. Existen alojamientos de todo tipo en Cafayate, desde importantes hoteles boutique hasta hostales de camas compartidas; estos últimos son los predominantes.

Cafayate

Cafayate no es una ciudad muy grande pero si tiene un poco de todo para hacer. Los restaurantes y las peñas son de lo que más se puede encontrar, ya que la gastronomía norteña es de fama internacional; los más preparados para el turismo están ubicados en las calles circundantes de la plaza central. Cabe aclarar en este punto que la comida en Cafayate no sólo es deliciosa, sino muy económica también. Casi todos los sabores del noroeste argentino son dignos de ser probados, aunque hay algunos que no deben dejarse pasar. Las empanadas salteñas, los tamales y las humitas son el ABC de la comida Cafayateña. No se puede decir que se conoció esta región sin haber probado estos tres sabores básicos. Si la estadía es larga y la actividad es intensa se puede optar por un plato un poco más energético, como el locro, el guiso de lentejas o la cazuela de llama.

Cafayate

Cualquiera sea el sabor que se pruebe, combinados con un buen vino local y la zamba tradicional del norte hacen que cualquier viajero pueda sentir fácilmente la esencia cultural propia del altiplano, como si fuera un local.

Una curiosidad de Cafayate son sus heladerías que, por algún motivo que no pude llegar a comprender, abundan en la ciudad. No son las mejores, ni se comparan con la calidad que se puede encontrar por ejemplo, en Buenos Aires, pero tienen sabores que en otro lugar no es posible conseguir, como el helado de vino malbec, el torrontés o el de yerba mate. 

Fuera de este circuito gastronómico el resto de las actividades de Cafayate se limitan a los talleres de artesanías y sus respectivas ferias de venta. 

Como la mayoría de los destinos turísticos  de Argentina, el principal atractivo de Cafayate es la naturaleza que la rodea. 

Estos paisajes desérticos tallados por los elementos son tan particulares que en ocasiones nos remontan a un mundo lejano, ajeno a la tierra. 

La quebrada de las conchas es el motivo principal de la visita de los viajeros a Cafayate y el mejor ejemplo de esto también. 

Esta reserva natural es parte de los Valles Calchaquíes y se extiende a lo largo de la ruta 68, en la parte que corresponde a los municipios de Cafayate, Guachipas y La Viña.

Esta quebrada de inimaginable belleza se destaca por sus colores, fruto de la variedad de riquezas minerales que sus cerros tienen. Predomina el rojo, en contraste con el verde intenso de la vegetación local, sin embargo se pueden encontrar sectores de piedra amarilla, azulada, verde, violeta o naranja. En ocasiones incluso un mismo cerro puede llegar a tener todos estos colores juntos. 

Cafayate

La quebrada completa es de una enorme calidad paisajística y vale la pena recorrerla con detenimiento a lo largo de un día entero. 

Ya sea por la composición de colores que ofrecen o por sus características geomorfológicas algunas formaciones se destacan particularmente del resto. 

El anfiteatro y la garganta del diablo son las paradas obligadas de cada tour por la quebrada. Son dos sectores que, al permitir el acceso a los quiebres de las sierras, permiten encontrar la verdadera dimensión de lo que se está viendo.

Por otro lado, hay otras formaciones que se destacan por la similitud de su forma a objetos o sujetos ordinarios. El sapo, los castillos, las ventanas y el fraile son las que se encuentran marcadas y, en consecuencia, las más fáciles de encontrar. Sin embargo, sus formas curvas y delicadas permiten encontrar tantas formaciones como la propia imaginación lo permita. 

El último sector que quiero destacar en este recorrido, aunque no por esto menos importante, es la Yesera. En ella se pueden apreciar todos los colores minerales juntos en la misma composición. Esta paleta de colores se puede apreciar a simple vista desde la ruta 68, pero si se quiere investigar más a fondo se puede incursionar en un sendero que en unos 5 kilómetros entre la ida y la vuelta nos llevará a las entrañas de la quebrada. 

Cafayate

El recorrido por la porción principal de la quebrada es de aproximadamente 30 kilómetros. Se puede abarcar esta distancia en tour, auto privado o bicicleta. Si se cuenta con el tiempo disponible y un estado de salud adecuado es posible realizarlo también a pie. 

Del otro lado de la ciudad, camino a la ruta 40, se encuentra la otra zona natural destacada del patrimonio Cafayateño, las cascadas del Río Colorado. Esta región es mucho menos conocida que la quebrada, pero de la misma calidad. 

Cafayate

Entre los locales, a este trekking se lo conoce como las 7 cascadas del Río Colorado. Son literalmente 7 cascadas que se recorren en una aventura de escaladas y acantilados por el interior de un cerro que parte desde El Divisadero. 

Si bien el recorrido es de intensidad moderada y casi cualquier persona lo puede hacer, es recomendable contratar un guía local que acompañe la travesía, ya que el sendero no está del todo marcado y mucho menos señalizado. 

El Trekking completo abarca aproximadamente unos 6 kilómetros, que pueden llegar a demandar unas 5 horas a un ritmo tranquilo. Este trekking es de lo más entretenido, ya que durante su recorrido ofrece ascensos por piedras enormes, rutas que pasan por cuevas y hasta acantilados que se asimilan a la escalada. 

Cafayate

Bodegas

Cafayate es la zona con el mayor número de bodegas de la provincia de Salta y una de las principales regiones para este cultivo en Argentina, después de la región de Cuyo. Aquí se cultivan casi todas las cepas de vid que hay en el mercado argentino, pero sólo una tiene la exclusividad a nivel internacional, el torrontés.

Casi todas estas bodegas ofrecen, además de producción de vino para la exportación, la posibilidad de visitarlas para recorrer las instalaciones y degustar sus productos.

Las más populares son El Esteco, Vasija Secreta, Etchart y Piattelli. Las visitas suelen ser similares en todas. Se recorren los viñedos con un guía que nos cuenta las características de la región y como esto beneficia a este tipo de cultivo. Luego se recorren las instalaciones interiores donde se procesa y conserva el vino. Por último se degusta de una variedad de vinos, acompañados de unos consejos que nos ayudan a su apreciación.

Cafayate

Ésta es una actividad que no lleva más de unas horas, ideal para combinarla con un día de descanso intermedio en el corrido de la quebrada.

Si visitar una bodega no fue suficiente para satisfacer nuestro hambre de conocimiento, podremos complementar con el museo de la vid y el vino, que queda en la ciudad.

Este ofrece un recorrido que explica de manera más general y didáctica la historia de la región, la ciudad y el cultivo.

Cafayate

Esta pequeña guía no trata de ofrecer una explicación minuciosa de Cafayate y su turismo, sino que pretende mostrar a grandes rasgos que se puede encontrar en esta región de la Puna Argentina.

Desde mi humilde opinión el Noroeste Argentino es la esencia misma de lo bueno que Argentina tiene como identidad. Dentro de este circuito árido de folklore y colorida naturaleza se puede sentir en primera persona la verdadera personalidad de esta alejada porción del mundo.

 

Amarante, la ciudad de los penes

0

Ciudad de los penes

Por Ania Hess, especial para Revista Latitud

Me encanta Portugal, me gusta explorar cada pequeño lugar de este hermoso país. Siempre me sorprende lo diferente que es en comparación con su par de la Península Ibérica, España. Los portugueses no se parecen en nada a los españoles,  sus diferencias son diametrales. Si tuviera que comparar Portugal con otro país… Podría decir que me recuerda más a Italia, sobre todo por su amor por la pastelería. 

Mi viaje por el norte de Portugal comienza en la pequeña pero muy pintoresca ciudad de Amarante. Conocida por sus bellos monumentos y sus inusuales costumbres.

Amarante

San Gonzalo

Amarante tuvo probablemente su origen en los pueblos primitivos que habitaron la sierra de Aboboreira – habitada desde la edad de piedra, con fundadores desconocidos. La primera mención del pueblo dice que originalmente se llamaba Turdetanos y que fue fundado en el 360 ac. La población empezó a adquirir importancia y visibilidad tras la llegada al pueblo de San Gonzalo, un santo nacido en Tagilde, Guimarães, que se estableció aquí tras su peregrinación por Roma y Jerusalén. Llegó a Amarante a vivir de manera solitaria, dedicándose de lleno a la evangelización. Poco a poco, una grave enfermedad fue deteriorando su salud, hasta fallecer el 10 de enero de 1260, de ahí la fecha de celebración del lugar. 

La ciudad se encuentra a poco más de 50 km al este de Oporto. Llama inmediatamente la atención el impresionante río Támega y el puente del siglo XVIII, Ponte de Sao Goncalo – Puente de San Gonzalo. 

Amarante

Se cuenta que el puente lleva el nombre de San Gonzalo porque en 1250, él fue quien ordenó la construcción de un paso entre las dos orillas. Un puente que se derrumbó en el siglo XVIII a causa de las inundaciones, que fue restaurado y, entretanto, ha sido testigo de dramáticos episodios de la historia. Fue aquí donde el ejército portugués resistió al invasor napoleónico, que acabó ocupando e incendiando la ciudad (1809). Allí también tuvo lugar un enfrentamiento decisivo de su guerra civil, 25 años después.

Amarante es una ciudad que, como cualquier otra de la zona, merece ser visitada. Tiene muchos edificios históricos relevantes, pero por sobre todo, se destaca por su peculiar pastelería. 

Amarante

Un bollo con forma de pene

¿Cómo es posible que un pastel con forma de pene se haya convertido en el símbolo e incluso en la mascota de una ciudad católica ultraconservadora? 

Este santo que mencioné antes introdujo una costumbre en la ciudad, que se celebra hasta hoy y que hace sonreír a algunos y avergonzar a otros.

El origen exacto de la tradición está rodeado de misterio, pero se rumorea que San Gonzalo, que ya era considerado en aquella época el patrón de los casamenteros y la fertilidad, solía regalar pasteles con forma de pene a las mujeres solteras para atraer el amor y la fertilidad. Sin embargo, no se sabe si los cocinó él mismo o alguien lo hizo en su nombre. Lo más importante es que la tradición sobrevivió y hasta hoy se mantiene esta costumbre.

Amarante

Las galletas en mayoría se venden el primer sábado y domingo de junio, cuando se celebra la Fiesta de San Gonzalo en uno de los mercados portugueses más coloridos. También es entonces cuando los hombres por tradiciona ofrecen a sus novias estas fálicas galletas. 

La tumba de Gonzalo, al que el Vaticano llama beato y el pueblo elevó a santo, se encuentra en la bonita iglesia del convento – Igreja de São Gonçalo. Este templo se construyó en el emplazamiento de la antigua ermita de San Gonzalo. Junto al altar hay una capilla con su tumba y una estatua suya a la que se le atribuye ser milagrosa. Obviamente, su imagen vive allí y es objeto de especial atención de las solteronas. Según la leyenda cualquier vieja doncella que se acerque a la tumba y tire de una cuerda encontrará a su marido en un año. Otra leyenda dice que hay que tocar la estatua para encontrar un marido, y otra leyenda dice que hay que hacer ambas cosas y recitar un poema específico:

San Gonzalo de Amarante 

Cásate conmigo que puedes 

Ya tengo telarañas 

En lo que sabe….

Los característicos pasteles no sólo se venden durante la fiesta de San Gonzalo. Se pueden encontrar en muchas panaderías de la ciudad durante todo el año. Pueden tener hasta un metro de largo, rellenos de crema o clásicos. Curiosamente, durante la dictadura portuguesa de António de Oliveira Salazar, iniciada en 1926, los pasteles se consideraron obscenos y se prohibió su elaboración. Los habitantes de Amarante, que no querían abandonar la tradición, siguieron creando dulces en secreto e intercambiándolos a puerta cerrada. Cuando la dictadura cayó en 1974 como resultado de la revolución, los bollos volvieron a ser libres de tentar en los puestos de la calle y han permanecido así hasta hoy.

Amarante

Por desgracia, durante mi estancia en Amarante hizo un calor terrible. Cansada de las altas temperaturas y del rastreo de penes, me equipé con dos pasteles. Me senté a la sombra de un árbol en una cafetería justo enfrente de la iglesia y pedí un famoso vino de esta región Minho: el Vinho Verde, un vino joven de aguja «verde». Con mi vino en mano comí 2 de esos bollos, con la esperanza de que la felicidad en el amor no me abandone NUNCA.

 

La iglesia de San Eustaquio en Vivorata, Buenos Aires

0
Eustaquio

Eustaquio

Por Alejandro Vergez, especial para Revista Latitud

Sobre un costado de la ruta, se deja ver una pequeña porción de la cúpula de una construcción de estilo gótico.
Al saltar la tranquera, se clavan los borcegos sobre la tierra húmeda, los pocos y tibios rayos de sol no lograron secar el rocío matinal.
A medida que avanzo, voy acomodando parámetros y haciendo obturaciones. El gorjeo y constante aleteo de las palomas al notar mi presencia, realmente me sobresalta. 

Eustaquio

Eustaquio

 

Las nubes corren y el cielo se oscurece, quedando grisáceo.
Pasando el arco de entrada de la iglesia, se torna difícil poder acostumbrarse a la mínima luz y es grande el desconcierto
que produce el nauseabundo olor a excremento de las aves.
Los pisos crujen, las paredes hieden, la escalera tiembla, y la única seguridad por momentos es que el cielo está allá arriba, sin poder ocultarse a través de los techos derruidos y derrumbados.
Una vez relevado todo el lugar, recién pude disfrutar las últimas luces del día y tomar dimensión de la situación vivida. Literalmente, a cada paso, una foto…

EustaquioEl modo de encarar este trabajo fue novedoso y gratificante para mí, porque quedó totalmente capturado el sentir y la primera impresión.
Una real toma directa en cada click.
Luego me enteraría que pisé maderas con una antigüedad de 109 años, que la iglesia fue levantada por la viuda en honor al dueño de la estancia, que se trasladó la cripta con los ataúdes del matrimonio luego de una gran inundación. Y que finalmente, a partir de allí se produjo el abandono total de la construcción.

Eustaquio

EustaquioIglesia San Eustaquio (1911)
Estancia La Micaela
Vivorata – Bs As

Facebook Alejandro Vergez
Instagram @luz_clara_fotografia

Revista- Edición Julio 2021

0
Julio 2021

Somos Latitud

La revista Latitud es un proyecto que nace en Buenos Aires, Argentina, hace casi 1 año atrás.
Comenzamos con una idea concreta pero poco clara sobre una comunidad de viajeros.
Con el uso y el paso de los meses fue convirtiéndose en lo que es hoy en día, un canal abierto para que los viajeros experimentados compartan su historia con quienes están comenzando a armar la suya.

Si bien los que hacemos el formato, recopilación y promoción de esto somos nosotros, Enzo y Fede, son los viajeros, nuestros colaboradores, quienes le dan vida. Ellos son lo que además, marcan el horizonte hacia donde dirigirnos.
Este es el primer ejemplar de lo que esperamos sea el puntapié inicial de un perpetuo medio de comunicación, abierto y constante en nuestra comunidad de viajeros.
Se lo dedicamos con mucho afecto a todos los que, sin ningún interés más que el de ayudar, llevan adelante cada una de nuestras notas.

Federico Petrocco

PASE LO QUE PASE

Que lindo que es viajar, a pesar de todo, siempre viajar. Son buenos momentos, risas, anécdotas para contar y sobre todo aprendizaje; pero…¿Saben que es lo más importante? Reirse, reirse de uno mismo, disfrutar cada momento, y que nunca te complique lo que pase; las cosas malas pasan siempre, pero está en tu actitud pasarla bien a pesar de ello o pasarla mal. Elegimos pasarla bien, aunque suene cliché, la vida es una sola. Aprendimos que los “malos momentos” existen para luego tener “jugosas” anécdotas que contar. Todo lo que sucedió nos enriqueció, desde fortalecer nuestro sentido del humor hasta aprender mecánica del automotor.

Matias Derisio

Please wait while flipbook is loading. For more related info, FAQs and issues please refer to DearFlip WordPress Flipbook Plugin Help documentation.

Descubre Toledo: La otra capital de España

1
Toledo

DESCUBRE TOLEDO: LA OTRA CAPITAL DE ESPAÑA

Por Laura del Rey Rincón, especial para Revista Latitud

España fue uno de los países más visitados del mundo en 2019. justo antes de que la pandemia de COVID-19 sacudiera nuestras vidas, se situó en el segundo puesto del ranking mundial solo por detrás de Francia y superando a destinos populares como China, Italia o Estados Unidos. 

Si viajas a España puedes encontrar playas de arena kilométricas, islas volcánicas, un patrimonio cultural importantísimo resultado de siglos de historia y mezcla de culturas, naturaleza a raudales, ciudades modernas y cosmopolitas. Pero la realidad es que en muchas ocasiones el turismo se centra en la costa y las ciudades más conocidas y el interior del país queda olvidado y reducido al turismo nacional.

El interior de España lo conforman regiones y ciudades con muchísimo potencial turístico, por eso en este artículo voy a hablar de Toledo, capital de la comunidad autónoma de Castilla La Mancha. Esta ciudad en el centro del país se encuentra a solo una hora en coche de Madrid, está llena de cultura y patrimonio, no en vano su casco histórico fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1986. Así que hazle un hueco en tu visita por España y dedícale por lo menos un par de días. ¿Quieres saber por qué? Continúa leyendo.

Un poco de historia

Toledo fue capital de España durante el s. XVI hasta que en 1561 se produjo el traslado de la Corte a Madrid. Se la conoce como “La ciudad de las tres culturas” porque en su momento convivieron pacíficamente cristianos, judíos y mulsulmanes. Esta convivencia de culturas sigue estando presente en la actualidad ya que si paseas por su casco antiguo te encontrarás en una misma calle una iglesia, una sinagoga y una mezquita. Gracias a este periodo de convivencia se pudo crear la Escuela de Traductores de Toledo, muy importante porque consiguieron traducir en el s. XIV multitud de textos de carácter científico y astronómico a diversas lenguas, que permitieron hacer avances en el conocimiento que se tenía en aquel momento de estos campos. 

Toledo

Toledo monumental

El casco histórico de la ciudad está lleno de monumentos y edificios, cada uno con una historia diferente. El más representativo es el Alcázar, declarado Bien de Interés Cultural. Es una enorme fortificación de carácter civil y militar que se encuentra en la parte alta de la ciudad. Ha pasado por asaltos, guerras y asedios a lo largo de los siglos y actualmente alberga el Museo del Ejército y la Biblioteca de Castilla La Mancha.

Pero además de esto hay mucho más que ver en Toledo: por ejemplo, su Catedral es enorme, de todas las ciudades que he visitado creo que es la que más me ha impactado. No os podéis perder tampoco la Sinagoga de Santa María la Blanca, sencilla pero abrumadora, plagada de columnas blancas construidas estratégicamente para deleitar a quien la visita con un juego de perspectivas. La Mezquita del Cristo de la Luz, con unos jardines pequeños pero preciosos y las calles del Barrio de la judería son también visitas imprescindibles de la ciudad. Sin embargo, mi sitio favorito de los grandes monumentos es el Monasterio de San Juan de los Reyes, con un patio interior ajardinado tan bonito como el de la Alhambra de Granada, aunque más reducido.

Cualquiera que viva en Toledo te dirá que debes pasar un par de noches en la ciudad y esto es porque de noche la ciudad no pierde ni un ápice de vida. Por el contrario, durante la noche hay mucho ambiente, está llena de gente y resulta preciosa de un modo diferente a si se la visitas de día. Toledo cuida muchísimo la iluminación de sus monumentos más emblemáticos y esto te permite observar cada construcción desde otra perspectiva. Un par de noches al año, la ciudad organiza las Noches Toledanas donde los monumentos principales abren hasta medianoche de manera gratuita. Yo tuve la suerte de poder entrar a la Catedral y fue algo casi mágico. 

Toledo es una ciudad sencilla y amable para el turista. Existen multitud de tours guiados diurnos y nocturnos para conocer su historia con paquetes por demás convenientes. Un ejemplo de esto es la pulsera turística, que te permite acceder a todos los monumentos principales por un precio muy económico durante 48 horas.

Toledo

La gastronomía

Como cada ciudad de España, Toledo tiene una gastronomía particular y rica en productos locales. Fue nombrada capital gastronómica en 2016 por la Federación de Periodistas de Turismo, por su combinación entre patrimonio, cultura y cocina. Así que si la visitáis podéis estar seguros de que la comida será parte importante del viaje. 

Entre los platos más típicos destacan las perdices estofadas y las migas de pastor, aunque su plato por excelencia son las carcamusas, un plato que lleva carne de cerdo guisada con verduras en una salsa de tomate y que se sirve de manera tradicional en una cazuela de barro. Si hablamos de dulces, no dejéis pasar la oportunidad de probar los mazapanes de Toledo, nada empalagosos, con sabor a almendra de verdad y no solo a azúcar, una maravilla de la reposteria manchega.

Como curiosidad relacionada con la gastronomía os cuento que en Toledo se publicó el primer tratado de cocina en lengua castellana, el Libro de Guisados de Ruperto de Nola, en el año 1529. Esta publicación coincidió con la estancia del Emperador Carlos V en la ciudad.

Toledo

Los alrededores

Si decides quedarte más días en la provincia de Toledo y dedicarle algo de tiempo a conocer los alrededores y lugares cercanos no te arrepentirás. La región cuenta con pueblos muy bonitos como Consuegra o Tembleque. Lo que más llama la atención de Tembleque es su plaza mayor en forma de U que recuerda a los antiguos corrales de comedias. Mientras que Consuegra alberga uno de los conjuntos de molinos de viento tradicionales mejor conservados de España. Se piensa que este último es uno de los que aparece en la obra literaria española más célebre de todos los tiempos: Don Quijote de La Mancha. En un capítulo el protagonista trata de luchar contra unos gigantes con aspas que son en realidad molinos de viento.

Si prefieres la naturaleza no te puedes perder el Parque Nacional de Cabañeros, un espacio protegido dedicado a la conservación del Bosque Mediterráneo. Es necesario madrugar y estar en silencio para poder observar y disfrutar de la fauna del parque en todo su esplendor. Sus habitantes más numerosos son los ciervos, los jabalíes y los zorros.

Toledo y el cine

Toledo está muy presente en las grandes superproducciones de Hollywood, mucho más de lo que la gente pueda imaginar y es que resulta que en Toledo existe una tradición histórica: el acero. En la ciudad se pueden encontrar muchísimas armerías con espadas de todo tipo, cuchillos, navajas… El buen hacer de los artesanos y la merecida fama han hecho que Hollywood cuente con Toledo para fabricar algunas de las espadas que aparecen en películas tan conocidas como Gladiator, El Hobbit o El Señor de los Anillos.

Todas estas razones y muchas más hacen de Toledo una ciudad muy especial. Aunque no sea la ciudad más conocida de España, creo que bien merece una visita en un viaje por el país. Es una ciudad llena de historia, mezcla de culturas y tradiciones que han pervivido a lo largo de los siglos y cuenta con una gastronomía espectacular que seguro no dejará indiferente a nadie. No os la perdáis. 

Toledo

La luz de Cáceres, Ciudad Medieval

5
LUZDECACERES.PUERTADELRICOOARCODELCRISTO
LUZ DE CÁCERES. PUERTA DEL RICO O ARCO DEL CRISTO

LA LUZ DE CÁCERES, CIUDAD MEDIEVAL

Por Juan de la Cruz Gutiérrez Gómez, especial para Revista Latitud

Me lleno de luz de Cáceres en la tarde, me lleno de tarde en la luz de Cáceres, me lleno de Cáceres en y con su luz… 

Siempre esa luz, inmensa, intensa, diversa, genuina. Todas ellas hermosas. Muy hermosas. En el sentimiento y en los adentros más profundos del paseante…

Siempre caminando contigo Cáceres, entre bellas luces de eternidad. Las que mamé en el domicilio familiar, por las campas niñas y escolares, las que mamé trasegando, curioso, inquieto y avisado, por todos los recovecos de Cáceres Sobre todo aquellos que se concitan y envuelven por esas callejuelas y plazoletas en el marco de la ciudad que conocíamos como Parte Antigua y Vieja ¡Qué ironías de la vida, denominar y tildar de Antigua y Vieja, a una ciudad envuelta entre adarves, iglesias, palacios, beaterios, casas señoriales, casas fortaleza, hoy Patrimonio de la Humanidad, por el realce de su conjunto medieval y renacentista!

Un sin parar de encantos, con la guía del pasado La Muralla árabe, el Adarve de la Estrella, la Plaza de Santa María, la Casa Mudéjar, de arquitectura toledana, la Cuesta de la Compañía, el Aljibe, el Palacio de las Veletas, sobre la Alcazaba almohade, la Puerta del Postigo, torres defensivas cristianas y árabes, la de los Púlpitos, la de la Yerba, la Mochada, La Enfermería de San Antonio, el Baluarte de los Pozos, el Arco del Cristo, que rezuma el sabor de la romana muralla, el Foro de los Balbos, donde se alzaba una de las puertas cuando la vieja Norba Caesarina, el Hospital de los Caballeros, el Balcón de los Fueros, la Casa del Judío Rico, la iglesia de San Mateo, alzada sobre una mezquita, campanas que espantan a un vuelo asustadizo y acelerado a cernícalos y vencejos, el conventual de San Pablo con monjas en clausura y voto de afanes contemplativos de castidad, pobreza y obediencia, por vida, entre oraciones, trabajo, silencio y cánticos gregorianos, un desfile de casas hidalgas cacereñas, la Judería, entre estrechos callejones sefardíes, y su barrio, San Antonio de la Quebrada, con ermita sobre una sinagoga, donde una deslumbrante luz reverbera en sus casitas encaladas, calles con nombres como Amargura, de la Gloria, del Mono, Callejón del Gallo, la Calleja del Moral, Rincón de la Monja, tantos otros tan silenciosamente recogidos y tan deslumbrantes, amplias plazas, estrechas y angostas callejuelas Algunas empedradas a manos de moros de la morería 

LALUZDECACERES.BALUARTEDELOSPOZOS
LA LUZ DE CACERES. BALUARTE DE LOS POZOS

Y, también, entre fachadas platerescas, góticas, renacentistas, portadas adinteladas, otras adoveladas, con sillares almohadillados, retablos barrocos, espadañas, matacanes, arpilleras, escudos esculpidos en cantería, unos; en alabastro, otros, blasones heráldicos de familias nobiliarias, con torres, águilas, flores de lis, estrellas, osos, soles, becerras, perales, garzas, yelmos, escudos episcopales, muros de mampostería, almenas picudas, barbacanas, balcones esquinados, ramas de olivo, llamativas gárgolas, ventanas ojivales, gemelas otras, también enrejadas con hierro forjado, ajimeces cacereños, faroles, con preciosa luz que amarillea la noche, nobles medallones, alfices, saeteras, coronas voladas, conchas de peregrinos, leyendas pétreas por los siglos Esta es la casa de los Golfines, “Sé tu Señor para nosotros torre de fortaleza y se renovará como la del águila, nuestra juventud”, “Vanitas vanitatum et omnia vanitas” (1), “Aeterna memoriam iustorum” (2), “Ave María”, “Non habemus hic civitatem manentum sed futuram inquiribus” (3), hornacinas como la de la Puerta del Río, con un Cristo crucificado o la de San Francisco Javier, bóvedas de rosca, patios herrerianos, mudéjares, renacentistas, toscanos, con claustros porticados, policromados artesonados, una salpicadura de jardines, salas de linajes, tapices, cuadros de siglos, pinturas renacentistas al fresco en paredes palaciegas, chimeneas de ladrillos, capillas de devoción, numerosas, sepulcros artísticos, distinguidos, que velan una infinidad de testimonios y retazos y silencios en la configuración de la historia cacereña, zaguanes… También silencio, para almacenar la riqueza del pensamiento ante tanta generosidad de los dioses y las gentes de esta tierra. Detrás de esa ciudad histórico-artística, alarifes árabes, maestros albañiles, canteros, vidrieros, miniaturistas, orfebres, forjadores, imagineros, pintores, escultores, plateros, regidores, linajes, intelectuales, nobles, devotos… 

Piérdete, caminante, mejor en la noche de luz de esta primavera, y comprenderás el sortilegio histórico-artístico de Cáceres y su recreación, que han renacido con el tiempo. Una Ciudad Medieval de lujo y fantasía. 

LA LUZ DE CÁCERES, PALACIO EPISCOPAL A LA IZQUIERDA Y PALACIO DE HERNANDO DE OVANDO ENFRENTE.

Luces aquellas que mamé, con tanto amor, cuando el tiempo bachiller en las aulas del Instituto, en los intermitentes paseos arriba y abajo entre la Plaza Mayor y la calle Pintores hasta San Juan, o Cánovas, y viceversa, hasta el final de la Plaza Las que mamé en la calma del amanecer, asomando las primeras luces, en el recreo del sosiego cuando los pasos transcienden por los surcos del anochecer, en el paseo, casi de puntillas, en medio de las noches cacereñas con una lluvia de poemas empedernidos entre haces de sueños, de leyendas, de misterios, de aventuras, de peleas y batallas con espadas cristianas de hierro y con curvas cimitarras musulmanas, de amores, de silencios, de soledades, de reflexiones, de miradas con estampas iluminadas, solo, con la luz de Cáceres… También, claro, cuando el alma se serena. Uno, entonces, dibuja la mirada conquistada ante la radiografía, sublime, de Cáceres.

Me lleno del sabor de Cáceres, una vez más, en todas sus esencias, como siempre, como ayer, como hoy, como mañana. Lo juro en lo más sagrado de mi conciencia, en esta tarde primaveral, abrazándome al trasluz de la ventana, queriendo alcanzar a tocar la luz de Cáceres. Un haz de tonalidades con pinceladas azules, naranjas, malvas, grisáceas, oscuras, blanquecinas, amarillentas, doradas intensas, cuando el sol quema, que tocas el granito y pareciera ardiente en tardes de estío…

Colores que se dan cita constantemente, una y otra vez, con ese pálpito de quien busca la luz de Cáceres como fuente de vida, de quien encuentra el candor anímico y espiritual como manantial de luz de la propia luz de Cáceres, de quien anda, marcha, pasea, camina o se detiene con la mano, con la vista, con el corazón embargado y asidos a la luz de Cáceres, de quien lo hace exultante por la fuerza de los rayos de la propia luz, real, preciosa siempre, bajo el haz donde se siente Cáceres, aún con los ojos cerrados, qué digo, guiados, alumbrados por la luz que se impregna sobre la ciudad…

LUZDECACERES.ADARVEDENOCHE101.jpg
LUZ DE CACERES. ADARVE DE NOCHE

Te preguntas ¿Qué sucede? Sencillamente, que te vas contagiando por la magia, sorprendente, de la luz de Cáceres, toda ella, esparcida hacia todas partes como un ramillete de haces gigantescos de luz, tal como antes nunca habías percibido…

¡Qué magia la que se encuentra más allá, al otro lado del telón de esa escenografía de la realidad y hechizo, sublime, que se engalana por todos los rincones de la ciudad eterna cacereña! Por uno y otro tiempo histórico, en uno y otro lugar, a una y otra hora, en uno y otro rincón, en una y otra estación del tiempo, por uno y otro esquinazo, por todos sus caminos y surcos, en todas las direcciones, con la compañía de la lluvia, con sol radiante, cobijados entre sombras, envueltos entre nieblas, con calores, con fríos, con el misterio del encanto sorprendente a cada paso, siempre, a cada palmo, con la luz de Cáceres. Una luz hechizante, fascinante, radiante 

Adéntrate más, entonces, amigo caminante, por la hondura de Cáceres, y avanza de la fuente de luz a las piedras monumentales. Tal vez no puedas expresar más palabra que la que sugieren e imantan los ojos abrillantados 

Ya te encuentras de pleno ante la luz histórico-monumental, artística, excelsa, privilegiada de esta ciudad. Nunca se irá de tu memoria este hallazgo de luz y piedras, tal cual se configura la Ciudad Medieval de Cáceres, rehabilitada y realzada, como jamás pudiera imaginarse para mayor gloria.

LUZDECACERES.GOLFINESYSANTAMARIA
LUZ DE CÁCERES. PALACIO DE LOS GOLFINES DE ABAJO E IGLESIA DE SANTA MARIA

Con la riqueza que impresiona siempre la luz cacereña. Ayer, en los cauces de la Historia y su legado entre raíces judaicas, de la morisma y de la cristiandad; hoy, avanzando desde Cáceres, serpenteando por sus callejuelas y plazoletas, y hacia la esencia de Cáceres, su recinto amurallado, soberbio de esplendor; mañana, como un cielo infinito de luces Siempre, en Cáceres, el rito y el ritmo de su luz perpetua…!

Déjate ir, pues, hacia donde te lleve caprichosamente la vista, hacia donde te guíen los ojos, allá por donde te conduzca la mirada, hacia donde te dirija el corazón, por donde te pilote el sentimiento y el alma. Una puerta abierta de par en par, siempre, de esa eternidad que fluye por el conducto de nuestras venas desde que nos nacen y alumbran en Cáceres. Incrústate en la plenitud de esas venas de idiosincrasia cacereña. Te lo aconsejo. Pasearás, entonces, con esa serenidad emocionante y sugerente que induce el sabor y el saber entre las entrañas de lo cacereño.  

Si me permites, no te pierdas un solo rincón, ni un segmento tan siquiera de rayo de luz, ni una sola de sus piedras, ni tampoco un solo palmo de sus muros, hasta lo alto, que se dan cita como el tercer conjunto histórico monumental europeo. Accede y penetra por toda la geografía del callejero, aprovecha esa inmensidad de luz, escucha el concierto del silencio y el encanto, de la admiración, penetrante, de la noche cacereña, entre esas piedras gigantes, y sitúate, entonces, en aquel Cáceres en el punto de encuentro con la Edad Media y el Renacimiento.

LUZDECACERES.PALACIOTOLEDOMOCTEZUMA
LUZ DE CÁCERES. PALACIO TOLEDO MOCTEZUMA

¡Ahí es nada! Ese paseo, con el reloj de las prisas arrinconado en el mayor olvido. Que no te importen los segundos, los minutos, las horas de ese tiempo en el recorrido entre las paredes de la ciudad monumental cacereña. Medítalo, resulta todo un privilegio, ahora que avanzas paso a paso, con las múltiples combinaciones de los colores que se funden con las infinitas pinceladas que emanan de la luz de Cáceres. ¡A cual más bella de todas! Una acuarela, la del recinto amurallado, compuesta con la armonía del equilibrio histórico y artístico, insuperable, sobre un marco único, y donde hay que detenerse en el segmento de cada pincelada, a cada instante, por el impulso, las tonalidades y las perfecciones de luz Un aura coral de muy cuidados y espontáneos trazos y rasgos de luces. Pinceladas abrillantadas con los colores, apasionados, cálidos, de la luz, ¡qué luz!, de Cáceres…

Uno se enamora de la luz de Cáceres como una estampa sagrada de vida en los adentros del viajero por ese conjunto abierto de calles y plazas. En lo más profundo del corazón. Toda una luz con sus juegos de magia, infinita y diversa, variopinta y hermosa de toda hermosura, como los campos, los horizontes, los cielos, los parajes, los paisajes y los prismas sacrosantos de todos y cada uno de los miles de rayos, que convergen y zigzaguean cada segundo, bajo el prisma multicolor de las bellezas, de los misterios, de la fascinación por todas las siluetas cacereñas pintadas, desde siempre y, sin embargo, a cada instante, por el esplendor de la luz

Ahí radica el secreto del enigma, amigo viajero: La combinación de la hermosura de la luz de siempre, plasmada sobre los lienzos y bordada sobre los tapices de Cáceres, donde la luz surge cada instante, como un manantial, por el amplio y luminoso conjunto histórico-monumental

LUZDECACERES.PUERTADELRICOOARCODELCRISTO
LUZ DE CÁCERES. PUERTA DEL RIO O ARCO DEL CRISTO

Cáceres es luz, sobre todo luz, siempre luz. O, mejor, Luz, con mayúscula. Genuina, plenamente cacereña, más bella que la propia belleza, que se pespuntea por todos los segmentos que parten, vuelan por los aires, creciendo en las alturas y que se expanden hacia todos los confines… Y la estampa, allá en lo alto, multiplicándose con todo un eco de luces de intensidad, de puntitos –cual estrellas– de eternidad que transitan sobre el escenario de los aires iluminando, quién sabe, tantos y tantos rincones con la luz, única, de Cáceres

Entonces verás en esa Ruta de la Luz de Cáceres, numerosos haces de luz que brillan y de qué forma tan majestuosa y bella… ¡Cómo se distingue, entonces, la luz, la luz especial, con sabor de Cáceres…!

¡Qué brillo de luz en, de y sobre Cáceres…! Tanta y tan excelsa, mi querida ciudad, que todos los cacereños la llevamos grabada de por vida en nuestro corazón, como se le alberga a los visitantes en su interior. Una luz que se conforma, a la vez, como toda la luz de Cáceres, que nos ilumina desde lo más profundo de nuestro ser y para siempre

               en el esplendor de las esencias de tu alma,

               en el esplendor de las esencias de mi alma,

               en el caminar de los pasos entre la belleza

               que se abre por los horizontes y campas,

               en el hechizo de esas estampas serenas,

               y tan plenas, ay, de excelencia cacereña,

               que enamora de pasión, cálida y eterna,

              con las caricias de su luz entre murallas.

Quiero dormirme, una vez más, mecido por el abrazo de tus rayos de luz, Cáceres, con tu imagen

               hermosa siempre, sublime, tan sagrada,

               con los rasgueos y acordes de la guitarra

               de este pobre juglar, en la dulce serenata

               por la senda de tus callejuelas y tus plazas; 

               cuando arrobado en la noche, luz y calma,

               entona un melodía de amor, una balada, 

               ante tus portones, balcones y ventanas,

               que retumba desde una tan bella atalaya,

               con el coro del silencio en la madrugada,

               hasta lo más alto de Cáceres, la Montaña.

               ¡Mi querida, preciosa y eterna estampa,

               Cáceres siempre, en la luz de mi alma!

LUZ DE CACERES. NOCHE
LUZ DE CACERES, NOCHE

CACERES

    La ciudad de Cáceres, con más de dos mil años de antigüedad, es Patrimonio de la Humanidad, por la UNESCO, desde 1986, y Tercer Conjunto Monumental de Europa. El mismo se conforma como uno de los  conjuntos urbanos medievales más hermosos del mundo, y cuenta con una amplia muestra de palacios, iglesias, adarves, plazoletas, callejuelas, casas nobles, conventos, torres defensivas, miradores, abriéndose, desde siempre a la luz, al colorido, al turismo, a la fascinación más sorprendente, para admiración de visitantes.

    Fundada por Cayo Norbano Flaco bajo el nombre de Norba Caesarina, tras el paso de los visigodos, fue conquistada  a los musulmanes por el rey Alfonso IX en el año 1229. Una amplia secuencia de argumentos y de estampas tal como consta y queda enmarcada en las páginas de la historia de Cáceres.

    La ciudad cuenta, hoy, con 96.467 habitantes, dispone de campus universitario, Escuela Oficial de Idiomas, Escuela de Bellas Artes, Conservatorio Profesional de Música…

    Cáceres también forma parte de las Redes Caminos de Sefarad, por la Vía de la Plata, que transita por Cáceres en su recorrido de la calzada romana entre Gijón y Sevilla. 

    El turismo, en base al hechizo de su Ciudad Histórico-Artística-Monumental representa  uno de los principales ejes de la economía. Motivo por el que la ciudad dispone de una amplia y moderna red de hoteles, restaurantes con platos típicos de la tierra, como migas, chanfaina y caldereta, guiso de cordero, así como establecimientos de venta de productos típicos, como son sus afamados jamones, chorizos y patateras, productos derivados del cerdo ibérico, quesos, como la Torta del Casar, dulces artesanales de repostería entre los que sobresalen las perrunillas, los mantecados, los pestiños, las floretas, las roscas de alfajor, y buenos caldos, tanto tintos como blancos.

LUZDECACERES.SANTUARIO
LUZ DE CACERES, SANTUARIO DE LA VIRGEN DE LA MONTAÑA

  Es de señalar que la Semana Santa de Cáceres, se alberga con una bellísima y extraordinaria sensibilidad, en su imaginería, como son los casos de Jesús Nazareno y el Cristo Negro, de mediados del siglo XIV y otros, en la hondura de sus desfiles procesionales y en sus recorridos. Fundamentalmente los que discurren por el escenario histórico-monumental cacereño, que se encuentran plagados de una profunda devoción y hermosura.

    Entre los principales eventos que se dan cita en Cáceres, Capital Española de la Gastronomía en 2015, se pueden señalar la celebración anual del Festival Womad, de música étnica, con intérpretes de diferentes partes del mundo y con variados escenarios por el Casco Histórico, el Otoño Musical, el Certamen de Teatro Clásico, el Mercado Medieval de las Tres Culturas…

    Y siempre, claro es, el brillo, la magia y el esplendor de la Luz de la Ciudad Medieval de Cáceres… 

1: “Vanidad de vanidades y siempre vanidad”.

2: “La memoria de los justos es eterna”.

2: “No tenemos aquí ciudad permanente sino que buscamos la futura”.

NOTA: Las fotografías han sido facilitadas por el Portal Oficial de Turismo de Cáceres y Tomás González.

Juan De la Cruz Gutiérrez Gómez
Juan De la Cruz Gutiérrez Gómez,  Escritor, Investigador y Periodista

Birmingham, ciudad de los jóvenes

0
Birmingham

Birmingham, ciudad de los jóvenes

Hay lugares en el mundo que parecen tan ordinarios y tan poco especiales que nos hacen pensar que ni siquiera vale la pena visitarlos, mucho menos para permanecer allí durante un periodo de tiempo más largo. Birmingham es sin duda una de estas ciudades.

Cuando decimos Inglaterra… Lo único que nos viene a la mente es la maravillosa y majestuosa Londres con el Big Ben, el Palacio de Buckingham o el London Eye y, por supuesto, la mundialmente famosa y mágica Portobello Street.

He decidido esta vez dejar Londres para otro momento para dar lugar a una ciudad de Inglaterra que merece igual atención, aunque esté subestimada por los extranjeros. Esa ciudad es Birmingham, en el condado metropolitano de West Midlands. Ciudad de más o menos 1000 años de antigüedad, de donde provienen James Watt, Ozzy Osbourne o la famosa banda UB40.

La ciudad que vio crecer a Tolkien desde sus 4 años y que además fue el paisaje del pueblo y sus alrededores quien lo inspiró para las sagas de «El Señor de los Anillos» y «El Hobbit».

Dicen que el nombre de Birmingham proviene de los seguidores de los Ingas de Birm que en el año 700 d.C. formaron el pueblo Birm-ing-ham.

Birmingham

Es además una ciudad rica en deporte, parques y en la cultura de los conciertos. 

Birmingham tiene una rica historia como centro del deporte, ya que el concepto original de la Liga Inglesa de Fútbol y el tenis son oriundos de esa ciudad. Su club de fútbol más exitoso, el Aston Villa, ha ganado 7 títulos de liga y es uno de los 5 únicos clubes ingleses de la historia que ha ganado la Copa de Europa.

Birmingham también es la verdadera cuna del tenis donde se disputaron los primeros partidos oficiales de este deporte de raqueta en la década de 1850.

La ciudad acoge más de 50 festivales al año, como el Moseley Folk Festival, el Flat Pack Film Festival, el Fierce Art Festival y el enorme Birmingham International Jazz Festival.

También es interesante señalar que la biblioteca de Birmingham es la mayor biblioteca regional de Europa, ya que aporta 8 millones de libros al año. Tal es su importancia que en 2014 2,4 millones de personas visitaron la visitaron, lo que la convierte en la décima atracción turística del Reino Unido. 

El Museo y Galería de Arte de Birmingham alberga la mayor colección de arte prerrafaelista del mundo, así como una de las mayores colecciones de metalistería y cerámica de Europa.

Birmingham también alberga cinco universidades que educan a más de 70.000 estudiantes. Su área metropolitana es una de las más jóvenes de Europa, con casi el 40% de su población menor de 25 años. 

Birmingham tiene 1,1 millones de habitantes con una de las mayor diversidad cultural del Reino Unido. Tiene la mayor proporción de parques de todas las ciudades europeas. Sutton Park, uno de los grandes parques urbanos de Europa, es una Reserva Natural Nacional en la que los visitantes pueden disfrutar de brezales, marismas y bosques.

La ciudad cuenta con unos 600 parques que abarcan 8.000 acres, es una de las ciudades más verdes del Reino Unido y tiene más espacios abiertos que París.

Birmingham también fue aclamada como la «Ciudad de los Mil Comerciantes» tras obtener el estatus de ciudad en 1889, gracias al número de empresas que decidieron instalarse en la zona y el Birmingham’s Bullring, que es uno de los mayores centros comerciales de Europa y ha sido además un importante centro urbano desde la Edad Media.

Birmingham

No mucha gente sabe que Birmingham tiene casi 50 kilómetros de canales, mucho más que Venecia y mucho menos que es la cuna del chocolate. Cadbury empezó a producirlo en Bull Street en 1824. Allí se cree que la novela «Charlie y la fábrica de chocolate» inspirada en las experiencias de Roald Dahl de Cadbury’s.

El New York Times incluyó a Birmingham entre los 20 mejores lugares para visitar hace unos años, algo con lo que coincido en su totalidad. Esta ciudad tiene algo que te atrae y no te permite olvidarlo. Fui una vez y nunca pude dejar de volver… en resumen, pasé allí largos meses de mi vida, que nunca olvidaré y siempre echaré de menos.

Birmingham, la ciudad de ROCK

Si se preguntara a cualquier persona por la ciudad más relacionada con la música en Gran Bretaña, la mayoría no dudaría en nombrar Liverpool, donde los Beatles iniciaron su carrera. Mientras tanto, Birmingham debería ser considerada la verdadera capital de los talentos. Aquí nacieron las estrellas del rock y del heavy metal que cambiaron la historia de la música popular. No sin razón, la ciudad está considerada como la cuna del heavy metal. Black Sabbath y Judas Priest son de Birmingham.

También es donde debutó la música reggae británica con grupos como Steel Pulse, UB40 y Musical Youth. Así que vale la pena hacer un viaje tras los pasos de los artistas cuya música cambió el panorama del rock mundial para siempre. La lista de estrellas que nacieron y empezaron su carrera en Birmingham es impresionante.

Birmingham

Blaze Bayley, antiguo vocalista de Iron Maiden y Wolfsbane, Geezer Butler, Tony Iommi, Tony Martin y Ozzy Ozbourne de Black Sabbath, Ali y Robin Campbell de UB40, Roland Gift de Fine Young Cannibals, Mark «Barney» Greenway de Napalm Death, Rob Halford de Judast Priest, Roy Wood y Jeff Lynne de Electric Light Orchestra, Nick Mason de Pink Floyd, Christine McVie de Fleetwood Mac, Carl Palmer de Emerson, Lake & Palmer, Dave Pegg de Jethro Tull, Michael Pinder de The Moody Blues y los famosos Taylor Brothers de Duran Duran.

En mi opinión, el ambiente del rock se siente a cada paso y en cada bar. En ningún lugar de Inglaterra me sentí tan musical como en Birmingham. La música es una parte muy importante de mi vida, por eso es que Birmingham está tan cerca de mí.

Por supuesto, además de la música, Birmingham merece la atención en muchos otros aspectos.

Romántico

Los que prefieran seguir el rastro de los monumentos históricos tampoco quedarán decepcionados. En la capital de las West Midlands, merece la pena visitar el famoso Jewellery Quarter. Los visitantes quedarán encantados con esta exposición de joyas y, por supuesto, con las renombradas joyerías, de las que hay quinientas. También puede hacer un viaje romántico por las vías fluviales, especialmente para admirar la arquitectura de los muelles. Para los amantes de las artes sagradas, están la catedral de San Chad, del siglo XIX, que es ahora el centro de la diócesis de Birmingham, la catedral de San Felipe, considerada uno de los monumentos más preciosos de Gran Bretaña, la iglesia de San Pablo, construida en el siglo XVIII según un diseño de Roger Eykyn de Wolverhampton, y la iglesia de San Martín, que data del siglo XIII.

Hoy en día, el centro de Birmingham, con sus viejos canales y monumentos de antiguas fábricas, tiene un aspecto sorprendente. Caminé por esta parte de la ciudad durante días y ni siquiera el frío me molestó.

La ciudad está llena de restaurantes, cafés y pubs, la mayoría de ellos relacionados con la historia de la ciudad en cuanto a su diseño y carácter. Por ejemplo, en uno de ellos hay un pub y B&B llamado The Old Crown, cuya historia se remonta al siglo XIV, y el propietario guarda antiguos documentos fiscales para demostrarlo.

El Centro Comercial Bull Ring es un edificio de aspecto extraño. Parece una nave extraterrestre, extrañamente integrada en la arquitectura de la ciudad. 

Birmingham

Birmingham es una ciudad moderna con un ritmo de crecimiento muy acelerado y como suele ser en estos casos, también también tiene un lado oscuro. Es cierto que algunos de los barrios más antiguos y degradados de la ciudad recuerdan a Gotham, pero este es el problema de todas las grandes metrópolis. Incluso en Bristol, Londres o Barcelona hay barrios a los que es mejor no ir cuando oscurece.

También es interesante señalar que hay 30 lugares en el mundo que se llaman Birmingham y el mismo nombre recibe también uno de los cráteres de la Luna.

El coche más bonito del mundo, de la marca Jaguar, se fabrica en Birmingham.

Birmingham fue la primera ciudad del mundo en iluminar sus calles con gas, esta instalación fue inventada por William Murdock.

La ciudad cuenta con la mayor fuente de Europa, llamada The Floozie, en el jacuzzi.

Justo antes de Navidad, se instala un enorme mercado navideño en las calles de la ciudad. Es el mayor mercado navideño que he visto nunca. Toda la ciudad huele a vino caliente y a salchichas alemanas, mi ambiente favorito. 

La comida es la más sencilla del mundo

Me encanta comer en Birmingham. Sé que no es la cocina más sana del mundo, pero su sabor es insustituible y no se compara con ningún otro. Jacket potatoes, son una papas rellenas y asadas muy típicas de allí. Su particularidad con respecto a las patatas rellenas es que éstas se comen con piel (por eso lo de chaqueta), las hace más crujientes. Por lo demás, se cortan por la mitad, se salpimientan y se untan simplemente con mantequilla o se rellenan con una especie de queso y cebolla frita o también alubia blanca. 

Otro plato local absolutamente delicioso es el pescado rebozado con patatas fritas con vinagre (Fish and Chips). Típico, pero absolutamente maravilloso. Simple, pero sabroso e insustituible.

Durante mi estancia allí viví en un pequeño pueblo a las afueras llamado New Oscott. Había un pub dirigido por un húngaro muy agradable que hacía la mejor versión que haya probado de este último plato. Lo he pedido en muchos lugares del mundo, pero ninguno pudo superarlo. Pienso yo que no importa cuántas veces o en cuántos años vuelva… esos fish and chips nunca dejarán de sorprenderme.

Birmingham

Hace muchos años, me encantaba volver a mi habitación de los conciertos a las 4 de la mañana y pasarme por el bar este y pedir una ración enorme que alimentara a varias personas. Me metía en mi pequeña habitación del piso que compartía con otras personas… y con buena música de rock inglés me lo comía lentamente despacio mientras esperaba el amanecer.  

Hay ciudades a las que sólo vas una vez y hay ciudades a las que vuelves una y otra vez. Para mí, Birmingham es una ciudad de las que puedo pasar constantemente una y otra vez… Voy a menudo y nunca me canso de ella. Esta ciudad nunca dejará de sorprenderme y os deseo lo mismo si la visitáis.

Birmingham

 Leyenda del Lácar

0
 Leyenda del Lacar

 Leyenda del Lácar

Por Javier Rivas, especial para Revista Latitud

Nos vamos imaginariamente hasta el Lago Lácar en la provincia de Neuquén que se encuentra en un profundo valle. Su parte no inundada al este se denomina Vega de Maipú, donde se halla la ciudad costera de San Martín de los Andes.

Como la mayoría de los lagos patagónicos, es de origen glaciar. El nombre Lácar tiene varios significados posibles, ambos del mapudungun. Lacar significa «ciudad muerta», y la destrucción de esta antigua urbe sucedió de acuerdo a lo que relata la siguiente leyenda:

Vivía en esos lugares, ya hace muchísimo tiempo, una tribu cuyo cacique era de muy malos hábitos. No respetaba las tradiciones recibidas de sus mayores, era cruel y sanguinario, hacía matar o torturar al que le desobedeciese en lo más mínimo. Muchos indígenas de su tribu siguieron sus malos ejemplos y la violencia, las discordias y las malas costumbres se esparcieron por todo el pueblo.

 Leyenda del Lacar

Nguenechén, uno de los seres espirituales Ngen más importantes del pueblo mapuche, decidió borrar de la tierra tanta perversidad. Mandó a su propio hijo disfrazado de mendigo a pedir ayuda al cacique. Éste, en vez de darle lo que pedía, se enojó porque un extranjero anduviera mendigando en sus dominios, e inmediatamente ordenó que lo empalaran, es decir, que lo ensartaran en un palo afilado para matarlo.

Pero ante el asombro de sus verdugos, cuando iban a ejecutar la atroz sentencia, el hijo de Dios se convirtió en arroyo, y rápidamente se alejó a través de la ciudad. Estaban aún con la boca abierta ante ese milagro, cuando escucharon una fuerte voz que gritó desde lo alto: «Tus maldades serán tu propio castigo». En lugar de arrepentirse ante esos acontecimientos, el cacique se enfureció más aún, pero al llegar a su ruca encontró a su propio hijo muerto. Enteradas de todo esto los machis, los chamanes mapuche, convocaron a Nguillatún para pedir perdón a Nguenechén y que cesara la inundación, pues una copiosa lluvia se abatió sobre la ciudad desde la desaparición del mendigo e iba a inundar todo el valle.

 Leyenda del Lacar

El cacique, que no era creyente, no sólo se mofó de las ceremonias religiosas, sino que hizo matar a los purrufes (bailarines). También destruyó el rehue (altar), cortando las ramas de canelo – árbol sagrado que preside las ceremonias – y para demostrar más su insolencia, bajó la bandera blanca con la que se pedía que cesara la lluvia e izó una negra; que es para pedir que llueva.

Y así fue como el continuo diluvio hizo crecer el pequeño arroyuelo hasta convertirlo en un gran río y sus aguas arrasaron la ciudad, quedando las casas, animales y personas sepultadas bajo el lago que en ese lugar se formó. El insensato cacique fue condenado a navegar, montado en un tronco, sobre las aguas del lago por toda la eternidad. Aún hoy sigue tan despiadado como entonces y durante las tormentas que suelen producirse en el lago, destruye cuanto encuentra a su paso: peces, animales o personas. Por eso cuando las olas se encrespan y los vientos braman en sus costas, todos tienen miedo y se alejan.

 Leyenda del Lacar

 

El encuentro más esperado

3
senderolacuanaca-cerroamarillo-portalcañadonpinturas-parquepatagonia-melisa-quintero-9893
sendero la guanaca-cerro amarillo-portal cañadón pinturas-parque Patagonia-melisa quintero

El encuentro más esperado

Por Melisa Quintero para Revista Latitud

En noviembre de 2020, decidí comenzar una nueva aventura: mudarme para comenzar una nueva vida y trabajo. Desde ese momento estoy trabajando en la Fundación Rewilding Argentina, en el proyecto de Parque Patagonia, al noroeste de Santa Cruz. Esto me trajo entonces, a tomar esta decisión que no tiene una explicación racional, si no como decía el querido Don Juan: elegí el camino que tenía corazón.

senderolacuanaca-cerroamarillo-portalcañadonpinturas-parquepatagonia-melisa-quintero-9893
Yo, en la cumbre del Cerro Amarillo, con una panorámica del Cañadón del Río Pinturas detrás.

Para quien no conoce, el Parque Patagonia es un destino – ¡de los pocos destinos! – que aún queda virgen, salvaje y auténtico. El paso del ser humano lo ha castigado de diversas maneras, sin embargo la naturaleza prevalece y logra llamar siempre la atención por encima de todo.

¿Dónde queda el Parque Patagonia? Cómo decía antes, en el noroeste de Santa Cruz, donde el brillo dorado de los coirones te encandila la vista, cuando transitas la mítica y tan nombrada Ruta 40. Seguidamente, seguro estás pensando: ¿así que por ahí? ¡Pero en la estepa no hay nada!… una repetitiva frase que no me canso de oír, por quienes aún no se dejaron sorprender por estas bellezas, o pasaron muy fugazmente.

Lo cierto, es que este lugar tiene muchísimo para darnos, y esto recién comienza.

Este parque dispone de dos portales, el Portal La Ascensión sobre Ruta Provincial 43, a 17 km de Los Antiguos y a 40 km de la localidad de Perito Moreno (¡no confundir con el Glaciar ni con el Parque Nacional!), y el Portal Cañadón Pinturas, sobre la ruta nacional 40 a 56 km de Perito Moreno.

Durante mis primeros meses como exploradora y recién llegada a este lugar, me aventuré a conocer el Portal Cañadón Pinturas, que es donde me toca principalmente trabajar y permanecer. Pero en mis francos, me doy el privilegio de conocer el otro Portal, con el maravilloso anfitrión que posee que no es ni más ni menos que el Lago Buenos Aires, el segundo lago más grande de Latinoamérica luego del Titicaca.

lago buenos aires-portal la ascensión- parque Patagonia argentina-melisa quintero
lago buenos aires-portal la ascensión- parque Patagonia argentina-melisa quintero

Así es que comienza esta aventura que hoy me propongo contarles, esperando que venga a romper sus miedos y ayudarlos a trascender fronteras. 

Bajo una calurosa tarde de marzo, me propuse conocer la tan renombrada meseta del lago Buenos Aires, una formación geológica volcánica imponente que es básicamente el corazón de todo este circuito. Siempre veremos alguna de sus caras desde las diferentes rutas que la circundan, su cara norte, desde la Ruta provincial 43, la del este desde la ruta nacional 40 y su cara oeste y sur desde la ruta escénica 41. Así se rodea esta mole de 3000 km2. 

Para llegar hasta el objetivo final, este borde de la meseta llamado “Proa” por su peculiar morfología, es necesario caminar unos cuantos kilómetros, realizándolos en tramos en los que podemos pernoctar en los refugios o puestos.

mesetadellagobuenosaires
meseta del lago buenos aires-los antiguos-santa cruz-parque nacional Patagonia-melisa quintero

Llegué al atardecer, entonces, al último puesto: El Rincón. Venía asomando la luna, iluminando los primeros pasos de esta breve pero intensa caminata de 4 km finales. Aproximadamente se demoran 2hs, desde este último puesto hasta la parte superior de la meseta.

mesetadellagobuenosaires
meseta del lago buenos aires

Ya de noche, y con un excelente y cálido tiempo, alcancé la última trepada, avistando muy cerca la cumbre. Equipada con mi bolsa de dormir, comida y claro mi equipo fotográfico, me esperaba una exitosa noche de fotos y un amanecer reflejado en el lago me sorprendería desde mi bolsa de dormir a la intemperie. Pero mientras venía saboreando todo esto en el camino, algo en movimiento en esta subida, hizo que detenga la marcha. Prendí la linterna, (tenía una excelente visibilidad gracias a la luna, mas allá de ser ya de noche) y me sorprendieron dos ojos naranjas. Un guanaco estaba allí, como recibiéndome en la cumbre.

Realmente logró asustarme, y de alguna forma creo que yo a él. Su “relincho” para alertar a la manada del inminente y posible peligro rebotó a lo ancho y largo de todos los cañadones y rocones que había alrededor. Para mis adentros pensé: qué mal lo que estás haciendo, si hay algún amiguito felino cerca, no sólo te va a venir a buscar a vos, si no que también a mí. Unos 10 metros, nos separaban de este individuo como contrincantes enfrentados. Permaneció tan inmóvil, que hasta me di el lujo de tomarle estas fotos:

meseta del lago buenos aires
meseta del lago buenos aires

Avancé un poco más, y huyó despavorido hacia el que era mi destino también, la cima de la meseta. Apagué nuevamente la linterna, y seguí hasta la cumbre.

Cuando llegué, maravillada por lo que veían mis ojos, dejé mi mochila y empecé a imaginar posibles lugares donde tiraría mi bolsa de dormir para un sueño reparador e ideal, luego de fotografiar y caminar toda la noche.

Me tomé una foto, en el clásico cartel que anuncia que estamos arriba la meseta, y que en esa área la elevación es de + 1400 msnm.

mesetadellagobuenosaires
meseta del lago buenos aires

Ya satisfecha con la foto, hacia el sur de la meseta y a unos metros veo una hermosa laguna con un color turquesa único que la luna iluminaba. Dije: iré ya ahí, me imaginaba una hermosa foto. Prendí la linterna, para ver qué más habría, y una sorpresa detuvo el pulso de mi corazón: alguien estaba esperando detrás de una rocas. Alguien no humano. Alguien cuyo brillo reflejaban ojos verdes.

Mis piernas temblaron, tenía la cámara montada en el trípode delante de mí y casi que eso me dio una seguridad que no sé si hubiera tenido en caso contrario. El tiempo se congeló, por mi cuerpo pasaba frío, incertidumbre. Por mis venas adrenalina pura.

Así que ahí estábamos… la luna, yo, y él: un hermoso Puma, en un encuentro espectacular, único y casi romántico. Sin velas, pero con la luz de este bello astro reflejado. Me puse rápidamente a pensar, qué haría ante tal situación. ¿Saldría corriendo? ¿Escaparía lentamente? Nada de eso. El universo me estaba regalando un momento irrepetible, que desde ahí ya no podría borrar nunca más. Sabía que esto sucedería, y que sería de esta manera: sola, y en la noche. ¡Pues ambos coincidimos en estos hábitos! Yo salgo a cazar fotos de estrellas, él sale a cazar presas.

Por un instante me sentí sola, pues claro porque lo estaba, pero que su energía me protegía de alguna forma. Entrelazamos las miradas, unos 10 minutos. Decidí intentar sacarle fotos, pese a las condiciones adversas de su breve lejanía (50, 60 metros) mi lente angular que hacía que sólo lo vea como un punto en la inmensidad y mi dificultad para poder enfocarlo ante la adrenalina, la oscuridad, etc.

mesetadellagobuenosaires
meseta del lago buenos aires

Hasta no ver la foto, aún estaba en duda. Fue un gran momento cuando hice zoom a la imagen, y dice en voz alta: TERRIBLE PUMA. Lo poco que podía ver ahí, era inconmensurable. Una verdadera belleza natural.

Intenté varios disparos más, hasta que tomé la decisión de agacharme para buscar en la mochila un lente más largo, y así quizás lograr tenerlo más cerca. Cuando gatillé a mano alzada, sin trípode, vi en la foto que estaba queriendo asomarse, como saliéndose de la posición. 

mesetadellagobuenosaires
meseta del lago Buenos Aires

Me dio la pauta de que ya no tenía que seguir ahí, o tal vez se transformaría en una provocación para él, y yo para nada quería perturbarlo. Guardé la cámara, tomé la otra con el trípode, y caminé lentamente hacia atrás, hasta el borde y comenzar la bajada. Una vez descendiendo, miré hacia tras, y corrí. Corrí tanto pude, no perdiendo la vista a mis espaldas.

En esos volteos hacia atrás, pisé mal una piedra y me fui de trompa contra el suelo, en bajada, y con la cámara y el trípode en la mano. ¡Qué mal lugar y momento para caer! Me levanté rápidamente y seguí. Llegué hasta la parte más llana nuevamente, y ahí pude respirar.

En ese exhalar e inhalar, con sed, hambre, emoción, mis ojos brotaban lágrimas a borbotones. La energía, la felicidad, la adrenalina y el orgullo desbordaban de mi corazón. Estaba sola, no tenía a quien contarle. De más está decir, que mi plan de dormir a la intemperie con la bolsa (vivak) se vió interrumpido por el episodio que ya conocemos, pero caminé durante el resto de la noche, conmovida bajo la luz de la luna que aún alumbraba, y me puse a escribir con la poca batería que aún me quedaba este relato que hoy les estoy contando.

Un maravilloso encuentro en donde me entregué, me enfrenté a mis miedos, sola, de noche con este ser increíble.

El lema de Parque Patagonia, es “Que lo salvaje te descubra”. Y vaya que sí, me descubrió, esa magia se apoderó de mí, y mi corazón se volvió también, un poco más desatado y silvestre.

Teverga, Viajando por la Prehistoria

0
Parque-de-la-Prehistoria--es-parte-de-Parque-Natural-de-las-Ubiñas-La-Mesa
Parque de la Prehistoria-es parte del Parque Natural de las Ubiñas La Mesa

Viajando por la Prehistoria

Por Paula Toporowicz especial para Revista Latitud

Viajar es aprender y se aprende mucho más viajando en el tiempo. Esta vez el vehículo mágico  no será la memoria, ni los libros o las lápidas, porque de este periodo de la vida humana solo pueden hablar las piedras. Nos referimos a los hombres de la edad de piedra; aquí podemos encontrar un rastro de ellos, aprender de su arte, desmontar los mitos populares sobre su aspecto, sus modos de vida y de paso divertirnos.  

Aunque el paleolítico superior es el periodo más largo experimentado por la humanidad sigue siendo enigmático, incomprensible y lejano a nuestro entender. Hay muchas historias de la edad de la piedra por contar en el Parque  de la Prehistoria de Teverga.

El paisaje que acompaña a este viaje al pasado es inmejorable. Montañoso, verde, evocador, parece un lugar perfecto para un campamento  paleolítico. 

El-Parque-de-la-Prehistoria-se-compone-de-3-edificios-integrados-en-la-naturaleza
El Parque de la Prehistoria se compone de 3 edificios integrados en la naturaleza

Está ubicado en el frondoso valle de San Pedro y atravesado por el río homónimo, en pleno Parque Natural de las Ubinas-La Mesa. Este predio de veinticinco hectáreas esconde  tres edificios parcialmente subterráneos y perfectamente integrados con el entorno: la Recepción, la Galería y la Cueva de Cuevas.  

Tras pasar por la taquilla y el espacio de servicios (tienda y cafetería con terraza con unas vistas impresionantes) un sendero introduce al viajero hasta la entrada del museo. Allí, en la Galería, se exponen paneles de réplicas rupestres, vitrinas, dibujos, mapas, audiovisuales,  arte  mueble y herramientas. La ambientación acústica permite escuchar sonidos de otro mundo, de cuando la gente en busca de lo sobrenatural no alzaba la vista al cielo sino miraba hacia las entrañas de la tierra, hacia el mundo subterráneo.

Este extenso contenido museístico ayuda a retroceder miles de años al Paleolítico Superior Europeo, entre 40.000 y 10.000 años antes del presente, intentando responder a las preguntas que todos nos hacemos acerca de los artistas cavernarios: que pintaban, cómo lo hacían, cuándo, quiénes y por qué razón.

Las respuestas a esas preguntas llegan gracias a reproducciones facsimilares de pinturas a tamaño real, ejecutadas con idénticos materiales que las originales. Muchos de esos paneles no están disponibles para el público solo se puede  ver en forma de facsímil, como el panel de los caballos de Chauvet , la escena del pozo de Lascaux de Francia, el panel de los signos de la Cueva de Llonín  o los bisontes de Covaciella .  Al final del recorrido encontramos también una réplica magistral del policromado techo de Altamira. Contemplando la llamada «capilla Sixtina del arte paleolítico» nos preparamos para una experiencia aún más impactante, La Cueva de Cuevas 

 

El mundo  subterráneo

Si la galería les pareció interesante, el siguiente edificio llamado «La Cueva de Cuevas» será toda una sorpresa. Nos arrastra al pasado con un ambiente húmedo y destemplado para dar la sensación de caverna, lo más real posible. La expectación aumenta mientras el visitante desciende por el suelo rocoso a un nivel inferior a la superficie. Caminando por debajo de la tierra se llega a los paneles de las pinturas  prehistóricas que aparecen asomando desde la penumbra .

Esta neo cueva incluye tres  réplicas exactas de arte rupestre paleolítico divididas en 3 espacios  subterráneos: un fragmento del Panel de los Policromos de Tito Bustillo (Ribadesella Asturias)  el Panel del Salón Negro en la cueva francesa de Niaux y el Camarín de la Peña de Candamo, del  municipio ubicado en el centro del Principado. El soporte es piedra caliza y los pigmentos son idénticos a los originales. 

La visita en la Cueva de Cuevas , ese viaje entre Asturias y Francia a través de  varias épocas paleolíticas, puede ser una experiencia estética y puramente entretenida  ya que el recurso no es  algo exclusivamente  dedicado a los  eruditos ni especialistas. Para entender  este espacio plenamente lo  imprescindible es acudir con una visita guiada cuyo objetivo es provocar una reflexión más profunda.

Cueva Huerta
Cueva Huerta -Teverga

Al volver a la superficie nos preguntamos ¿Cómo es posible que hace 20 mil años la gente pudiera organizarse para llevar a cabo semejante proyecto? como por ejemplo el Camarín de Candamo. La acción organizada e  ideológicamente coherente, la división de tareas, el esfuerzo colectivo y la entrega a una causa  más grande que lo individual, indican quizás que se tratase de un santuario o espacio ritual, originado en el mundo lejano de las ideas de las cuales no  quedó ni rastro . 

Porque no pintaban los astros, ni ríos paisajes ni árboles? Quien sabe, a lo mejor los paneles pintados es un intento de auto reconocimiento como seres humanos, una tribu, una guía de experiencias compartidas para sobrevivir en la edad de hielo. 

Desconcentrados repetimos detrás del  gran prehistoriador André Leroi-Gourhan la frase expuesta en la sala final de exposición permanente: “Cuando contemplamos las figuras  paleolíticas…se  descubre…un mundo a la vez fácil de comprender, pero hermético por culpa de todo lo que hay que renunciar a entender” 

El paleolítico como tú

Los talleres de arqueología experimental acogen a todas las mentes inquietas deseosas de explorar. Durante esas actividades basadas en la ciencia auxiliar de la arqueología uno intenta obtener la respuesta a la pregunta ¿Cómo exactamente se hizo esto? Examinando objetos  como un cuchillo de asta o un  hacha de sílex el participante intenta descubrir para qué sirve, cuáles son los pasos de elaboración y cómo lo pudieron aplicar los ancestros a su tarea diaria.

Jugando con los pigmentos, tocando las pieles, o reponiendo con sus propias manos la lámpara  paleolítica con el tuétano recién sacado del hueso  entramos en  contacto  más directo con la prehistoria. Una experiencia explica más que mil imágenes. Lo confirman los  veraniegos taller es de caza, los favoritos del público, demostrando en práctica que  la única posibilidad de entender  el manejo del propulsor prehistórico  es  tenerlo en mano lanzando una azagaya al cielo. 

Los talleres son variados y la oferta actualizada  se encuentra en la página web del Parque de la Prehistoria. Las  réplicas  expuestas  en  La Cueva son un  ejemplo exquisito  de  varias  técnicas  paleolíticas, pero hay un elemento iconográfico constantemente presente: la Figura del caballo salvaje.  

taller didactico Supervivencia en la Prehistoria
taller didáctico Supervivencia en la Prehistoria

Caminando entre “las bestias”

El que fue modelo de los artistas prehistóricos sobrevivió la edad de hielo y junto a otras especies vinculadas al mundo del cuaternario se puede  observar en los cercados del Parque de la Prehistoria. 

Una de las sorpresas más grandes de este lugar es la insólita particularidad de  poder contemplar  vivos los animales más representados en el arte rupestre. Los caballos Przewalski  (Takhi -”el espíritu” en las lenguas de las tribus de Asia central) hoy en día escasean como especie y en estado salvaje viven solo en Mongolia, sin embargo 20.000 años atrás poblaban Europa.

Sus perfiles con características crines cortas y  grandes cabezas con la quijada marcada, que aparecen fielmente retratados en  tantas obras prehistóricas, se han convertido en símbolo del arte paleolítico en sí. Pero  si existe una imagen  aún más emblemática del paleolítico  en la cultura popular es el Bisonte. Exótico, impresionante, el mamífero europeo más grande del continente reside en el Parque de la Prehistoria  disfrutando  el entorno favorable.

Bovino de Heck es la replica biologica del antepasado del ganado actual -

Las  vacas y caballos  de Goering

La historia del otro inquilino de los cercados del Parque está también estrictamente vinculada con la convulsa primera mitad del siglo XX en Europa. Directamente, muchos autores se refieren a los llamados Uros de Heck como la “Vaca nazi”. 

Los uros eran los antepasados salvajes del ganado actual. Mucho más potentes que las vacas, agresivos y escurridizos habitaban los  extensos bosques de  Europa central y oriental. El último Uro registrado en la época histórica fue una hembra abatida en el antiguo bosque de  Jaktorow  en Polonia en 1627. 

La posterior “resucitación” de la especie fue fruto de la locura nacionalista que reinaba en Alemania de entre guerras. Los hermanos Heck  siguiendo directivas de altos mandos de las estructuras políticas crearon esta especie en los años 30 deseando resucitar el animal extinto y  encarnar así mismo la grandeza del Tercer Reich .Lo que lograron es una réplica biológica, una raza con la apariencia  del ejemplar extinto.  En aquellos tiempos no existía la ingeniería genética así que simplemente invirtieron el proceso de domesticación, apareando entre sí variantes del ganado los rasgos más ancestrales del mundo.

Ciervos-del-Parque-de-la-Prehistoria
Ciervos del Parque de la Prehistoria – Teverga

Completan la visita del paseo por los exteriores del Parque los ciervos y gamos, siendo estos últimos los que más entusiasman a los niños.  Les encantan los “bambis” que se acercan al público curiosos y tan confiados dejan observarse desde muy poca distancia. Los gamos relegados a la región mediterránea tras la glaciación es lo único que queda del  uno de los más impresionantes representantes de la megafauna: El Alce Irlandes-Megaloceros. 

Los  tesoros  ocultos  en  los valles del Oso

Es la hora de reanudar el viaje. El viajero puede continuar la ruta por la Senda Del Oso que enlaza con el Parque de la Prehistoria justo en el área de los cercados. 

Es la prolongación del muy conocido sendero, poseedor de todos los encantos de la zona apreciables a lo largo de una sola ruta: pintorescos pueblos de piedra, flora y fauna autóctona, vertiginosas  valles, caudalosos ríos. ..El origen de esta senda de 22 kilómetros, fue el antiguo tren minero utilizado para transportar carbón desde Proaza y Teverga hasta Trubia. 

El recorrido se puede realizar andando o en bicicleta. Desde el Parque de la Prehistoria hay  dos posibles direcciones para partir. La primera, será descender hacia el pueblo de San Martin, pasando por La plaza con muy bella Colegiata del siglo XI y visitar las famosas momias de Teverga que se corresponden con los cadáveres de dos aristócratas de la Casa Miranda: fallecidos finales del siglo XVII. 

Después se puede seguir hasta Proaza y pasar por el cercado osero para conocer los ejemplares del Oso Pardo Cantábrico 

Senda del Oso
Senda del Oso – Teverga

De Cueva a Cueva

Sin embargo, si alguien opta por la dirección opuesta seguirá  subiendo hacia Puerto Ventana. A la altura de aproximadamente 4 km  encima del Parque encontrará un extraordinario tesoro, el monumento Natural Cueva Huerta. Sus bonitas galerías llenas de maravillas geológicas se extienden sobre 14,5 kilómetros. 

bicicletas en la senda del oso - hotel rural alesga
Senda del Oso. Proaza. Teverga. Fundacion Oso de Asturias. Las Ubiñas- La Mesa Natural Park. Camin Real de la Mesa. Asturias.

Información  General  Parque de la Prehistoria

Dónde: San Salvador de Alesga s/n, Teverga (Asturias).

http://www.parquedelaprehistoria.es

https://www.youtube.com/watch?v=TzZ2bW2B61U

https://www.youtube.com/watch?time_continue=17&v=jV2r1Lt5XmY&feature=emb_title

Recursos de la zona:

 Horarios para las visitas guiadas de La Colegiata

De Septiembre a Junio de 2021
sábados y Domingos:
· Mañanas a las  podrá visitar con cita previa

Resto de días:
Visitas sólo con cita previa

Precio 1,50 €.
Persona responsable: 696 816 915 (Rosa)

Visitas guiadas en la Cueva Huerta

Se recomienda reservar las visitas. Fuera de temporada también realizamos visitas concertadas para grupos cualquier día de la semana.

Horarios Verano 11:00 | 12:00 | 13:00 | 16:00 | 17:00 | 18:00 Lunes cerrado

Resto del año solo fines de semana 11:00 | 12:00 | 13:00 | 14:00

https://www.deporventura.es/actividad-cueva-huerta/