Caminata a San Isidro, Salta

Caminata a San Isidro – Salta

Por Lara Sanchez especial para Revista Latitud

Un 18 de marzo de 2019 emprendí una aventura que sin saber iba a ser de las más lindas de mi vida. Llevaba más de 10 días de un viaje que había soñado tiempo atrás. Me encontraba en Iruya, un mágico pueblo Salteño, junto con hermosos compañeros que había conocido en las provincias recorridas hasta entonces.

En nuestro emocionante recorrido por el pueblo y posterior ascenso al “Mirador del Cóndor”, más exactamente en el momento en que apreciábamos la maravillosa vista desde su cima, nos encontramos con otros viajeros que casualmente querían hacer la misma excursión que nosotros. Ellos también habían escuchado nombrar la “Caminata acompañada del río hacia San Isidro”. Era una experiencia que prometía ser ampliamente enriquecedora y la cual pactamos hacer juntos.

Caminata a San Isidro

Al día siguiente 13 personas nos reunimos en la capilla del pueblo de Iruya para dar inicio a nuestra travesía. Serían 8 km en 3 horas y atravesaríamos 15 cruces de río (a pie) antes de llegar a San Isidro. El día estaba nublado y nos arriesgábamos a no poder volver de la misma manera, ya que podría crecer el caudal del río si la lluvia empezaba a caer. Aún así, decidimos emprender la tan ansiada aventura.

Desde Iruya ofrecen hacer la excursión en camioneta o a caballo, yo recomiendo hacerlo caminando ya que vale aún más la experiencia del trayecto.

Caminata a San Isidro

Al partir bajamos del pueblo al lecho del río Iruya y allí nos encontramos con dos opciones. Una sería seguir el camino al costado del río y la otra subir a la montaña para seguir un sendero. Para ambas opciones se recomienda llevar una mochila con abundante agua, alimento y protección solar. En el caso de elegir la opción del río, una muda de ropa y calzado también, porque durante este trayecto es imposible no mojarse.

Todo el camino es en forma de zigzag, ir saltando entre piedras y cruzar el río unas cuantas veces es una parte fundamental de la travesía. La mejor manera de orientarse es seguir los postes del tendido eléctrico que a su vez siguen el mismo camino del río hasta la entrada al pueblo.

Entre risas, charlas, un paisaje rodeado de colores y montañas, algunas resbaladas y caídas, llegamos a destino. Unos largos escalones nos anunciaban que debíamos subirlos para disfrutar de ese extraordinario lugar.

Caminata a San Isidro

San Isidro es un pintoresco pueblo del departamento de Iruya que, al igual que esta, parecen estar suspendidos en la montaña. Es un lugar detenido en el tiempo, sin señal ni conexión a internet pero en plena conexión con la naturaleza y, por supuesto, con uno mismo.

Además de hacer un recorrido por el pueblo, visitar el cementerio en las alturas y subir al mirador, se puede almorzar en alguno de los comedores y degustar comida típica de la zona. El guiso de quínoa, las empanadas salteñas, los tamales y el locro son de las mejores opciones.

Luego de todo esto se puede emprender el regreso nuevamente por el río o la montaña, o de lo contrario, quedarse a pasar la noche, ya que muchos lugareños alquilan habitaciones para turistas.

Caminata a San Isidro

Este último fue mi caso. Habiendo quedado maravillada con este lugar tan especial y su gente, decidí quedarme a pasar una noche en “Lo de Teresa” y regresar por el río al día siguiente. Fue una de las mejores decisiones que tomé, gracias a eso tuve la dicha de contemplar una de las noches más estrelladas que vi en mi vida.

Durante todo el transcurso de esta experiencia entendí que paradójicamente la desconexión también es conexión.

Como llegar a Iruya en Autobús:

Desde Humahuaca: Con la empresa de colectivos “Transporte Iruya” o “Panamericano» con un recorrido aproximado de 3 horas.

Desde San Salvador de Jujuy, Tilcara, Purmamarca: Con la empresa “Panamericano”.

Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here