Mi experiencia Argentina, crónica de un mexicano

Mi experiencia Argentina

Crónica de un mexicano

¿Qué puedo decirles de Argentina? Puedo decirles que es un país de extraordinarios contrastes, de paisajes majestuosos y de una amalgama cultural fascinante. ¿Qué les puedo decir de los argentinos? Puedo decirles muchas cosas, pero lo que más me gusta de ellos es que son intensamente apasionados. El pueblo argentino es uno lleno de aspiraciones, lleno de ímpetu y como la mayoría de nuestros países latinoamericanos, lleno de promesas sin cumplir.

Como mexicano, antes de mi viaje sabía poco de la República Argentina, pero había dos cosas que sí sabía y que me llamaban poderosamente la atención: Evita y Maradona.

Mi experiencia Argentina
Mi experiencia Argentina, crónica de un mexicano

El primero me parece un fenómeno social muy interesante. A 60 y tantos años de su muerte, en amplios sectores de la población, Evita -la reina de los descamisados-, sigue siendo venerada y admirada, a pesar de que la evidencia histórica distancie mucho el mito de la realidad. Estaba casi seguro de que como sucede en México con los héroes patrios, el mito era impulsado por el Estado. ¿Y saben que? Estaba equivocado. El mito se sostiene y se alimenta a sí mismo. Puedo dar fe de que la figura de Evita sigue presente y sigue teniendo defensores y detractores. Yo como extranjero no tengo una opinión en un sentido o en otro, creo que como en todo, los extremos siempre son malos y la verdad radica en alguna parte de entre los dos polos.

Mi experiencia Argentina
Mi experiencia Argentina, crónica de un mexicano

En el caso de Maradona y como futbolero que soy, no me sorprende particularmente la admiración de una afición hacia un deportista (especialmente por uno que a veces parecía tocado por Dios), después de todo en las sociedades modernas los héroes no son guerreros que vencen enemigos en el campo de batalla, sino deportistas que ganan en los campos de juego, artistas que triunfan en los estadios -o influencers que se viralizan en las redes sociales. Lo sorprendente del caso Maradona es la devoción, el fanatismo extremo, que disculpa incluso las más grandes fallas de carácter. Grande Diego!!!

Mi experiencia Argentina
Mi experiencia Argentina, crónica de un mexicano

Y bueno, ¿a qué conclusión llegué después de mi viaje? Creo, y es mi humilde opinión, que los argentinos buscan incesantemente algo que admirar, algo que los inspire a ser mejores, algo que los sublime. No tiene que ser perfecto, basta con que sea… grande. Pero Argentina es mucho más que la suma de sus partes. Argentina es mucho más que Evita, que Maradona y que el papa Francisco. Es mucho más que Buenos Aires, que las Pampas y que Tierra de Fuego. Argentina es mucho más que Boca, Racing o River. Mucho más que Córdoba, Santa Cruz o Salta.

Mi experiencia Argentina
Mi experiencia Argentina, crónica de un mexicano

Es mucho más que su Tango, su cortadito con media luna (café con leche y un cuernito, para los mexicanos) o su riquísima carne. Para el viajero -y quizá también para los argentinos mismos- es como si fueran muchos países en uno. ¿Cómo lo hacen? Como pueden ser tan distintos y tan indudablemente… tan intensamente argentinos a la vez? No lo se, pero no me importa. Lo que importa es que me traje recuerdos extraordinarios de los lugares, de la gente y de la cultura. ¡Grande Argentina!!!

Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here