Salta, paisajes de Marte.

SALTA, paisajes de Marte.

Especial de Pablo y Lara para Revista Latitud

Si te mencionamos “TOLAR GRANDE” ¿Qué se te viene a la mente? ¿Sabés en qué provincia queda?
Nosotros no teníamos idea, hasta que un día lo vimos con nuestros propios ojos y pasó a ser uno de nuestros favoritos de Argentina. 

Tolar Grande es un pueblo de unos 150 habitantes aproximadamente; se ubica en la provincia de Salta, muy cerquita de la cordillera de los andes a tan sólo 60 km, rodeado de montañas, volcanes, desiertos y salares. Quedó en el tiempo, cuando el ferrocarril dejó de circular, como muchos pueblos de Argentina.  

Nosotros hicimos este tour en tres días / dos noches. 

¿Cómo llegar?

El acceso se toma desde San Antonio de los cobres, a 200 km para ser precisos, en un camino de tierra, piedra y sal. Decimos 200km y seguramente te imaginás que es cerca, pero no lo es  ya que el camino es todo de ripio. 

Es un camino largo, y más si lo hacés en auto, como nosotros. Tardamos 5:30 hs en llegar, pero no recomendamos un auto convencional. Lo ideal como mínimo es ir en una Duster o similar, si es una 4×4 grande mucho mejor.
Es un camino donde sólo unos pocos camiones y 4×4 hacen el trayecto (trabajadores de la minera que hay).

Los paisajes que hay en el camino son increíbles, desde las montañas áridas con llamas correteando por las laderas, cañones gigantescos de tierra marrón y vastos espacios de desierto.

Tolar_grande_aquidepasoII
foto de aquidepaso.com para Revista Latitud

Los salares

En total cruzamos 3 salares en el camino, algunos más chicos como el de Pocitos que es atraviesa por la mitad (literal es así) y otros más grandes como el Salar de Arizaro bien pegado Tolar Grande (que también tiene su salar).

El paisaje no deja de sorprenderte. Al costado de estos salares en algunos sectores se forman lagunas de agua, propias del salar, como si fueran ojos azules.

A mitad de camino, empieza a oscurecer el paisaje tornándose anaranjado y rojizo.
La tierra roja, el polvo liviano ¡no lo vamos a olvidar nunca! Quedamos completamente rojos de tanto polvo que entraba todo el tiempo al auto, era hasta dificultoso respirar.

El Desierto del Diablo (ya se imaginan el porqué del nombre) es increíble. 

Fue uno de los momentos más emocionantes y aterradores del viaje. Al finalizar este desierto, hay que cruzar las 7 curvas. Una subida a 35° con 7 curvas cerradas, con el precipicio de costado y sin ver mucho por delante y por el polvo. 

¡Nos sentimos como en un rally!  No te vamos a mentir que no sentimos miedo, porque la verdad que sí, nos sentimos un poco solos en la ruta pero fuimos con mucha precaución.

Luego de pasar el Salar del Diablo, llega el último tramo. Subir una montaña con una ruta bastante larga extensa por suerte porque es recta. Y finalmente en bajada se empieza a visualizar el salar de Arizaro y el pueblo a lo lejos.

Tolar Grande – Salta

Cuando llegamos a Tolar, teníamos mucha emoción y mucho cansancio. 

El pueblo nos recibió con agua caliente y electricidad. Hace poco que cuentan con estos servicios; viven de la sal y algunos yacimientos minerales. La minera de Candá-Usa es la más nueva que se instaló para extraer oro y le da trabajo a la zona.

Hay varias alternativas de alojamientos familiares, nos quedamos en el hospedaje “Comedor y Hospedaje San Cayetano”. Una señora muy amable nos recibió en su alojamiento por $400 por persona la noche, en una habitación para 3 muy linda, con 2 baños y su comedor.
La comida costaba $120 con entrada, plato y postre, más bebida.

¿Qué ver?

Ojos de mar

Así se llaman a esos agujeros de agua sobre el salar. Son un espectáculo los colores que tiene, y la claridad del agua. Éste particularmente tiene realizado estudios científicos, donde se encontraron unas cianobacterias llamadas estromatolitos (micro organismos), que dieron origen a la vida hace 3500 millones de años.

El cono de Arita

En el 2019 se inició una votación de las 25 bellezas naturales de Argentina, el cual el Cono de Arita tuvo participación, pero no ganó.

A 80 km del pueblo, tomamos el auto y nuevamente al camino de ripio serrucho para atravesar el salar de Arizaro. Demoramos 1:30 hs de viaje hasta llegar a esta peculiar montaña de tierra y sal. Te preguntarías ¿Qué hace esa montaña de 25 metros en el medio de un salar completamente llano?

Tolar_grande_aquidepasoIII
Foto de aquidepaso.com para Revista Latitud


Bueno, la explicación es que, en algún momento de actividad volcánica, estuvo a punto de hacer erupción, pero eso no sucedió o al menos no dejó rastros. No nos olvidemos que a muy pocos kilómetros hay 5 volcanes, como el Lullaillaco, donde se encontraron las 3 famosas momias incas, el niño, la doncella, y la niña del rayo, que se encuentran en un museo en Salta capital.

Otros puntos de visita son las Dunas de arena, se puede hacer sandboard, y subir para tener una vista panorámica de la zona.

Hay un observatorio importante también, que tal vez con permiso se puede pasar.
La mina abandonada La Casualidad (no llegamos a ir) ya que está bastante más abajo del cono de Arita.

Así damos por finalizado nuestro recorrido en este paraíso de otro planeta. Esperamos puedas viajar a Tolar Grande en Salta y disfrutar de esos paisajes maravillosos que también nos brinda nuestro país. 

Un saludo, 

Pablo & Lara 

Tolar_grande_aquidepaso salta
Foto de aquidepaso.com para Revista Latitud

 

Web: https://aquidepaso.com/

Instagram: https://www.instagram.com/aqui.depaso/

Facebook: https://www.facebook.com/aquiidepaso

Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here